Ene 16 2015
1455 lecturas

Sociedad

Estado Mundial de la Infancia 2015/2

Para que todos los niños tengan la misma oportunidad de aprovechar al máximo su potencial,  la innovación no debe beneficiar solamente a aquellos que mejor pueden costeársela; también debe satisfacer las necesidades y promover los derechos de quienes menos tienen, y no simplemente incrementar la abundancia de la que otros ya disfrutan.
A esto se le llama innovación para la equidad, y ya está sucediendo en los estudios de alta tecnología y en los laboratorios universitarios; en los gobiernos, en las empresas,  las organizaciones de desarrollo,  en los centros comunitarios y en todo el mundo. Los renovadores están recurriendo a fuentes no convencionales de conocimientos y de colaboración, transformando los procesos y las estructuras establecidas, y utilizando los recursos disponibles  de manera creativa para producir soluciones prácticas que ofrezcan una mayor calidad o un mayor impacto a un costo menor.
UNICEF y sus aliados en los gobiernos, empresas, organizaciones filantrópicas y el sistema de las Naciones Unidas han aprobado una serie de principios que orientan la innovación para la equidad:
-Tiene por objetivo llegar a los niños a quienes no llegan los enfoques tradicionales.
-Este diseñado con el usuario y para él, a fin de atender a las necesidades especificas de los niños y las familias marginadas y vulnerables, y con el precio justo para  que puedan beneficiarse.
-Está basado en los principios de los derechos del menor, que incluye el derecho a la no discriminación, mediante el cual todos  ellos  y sus familias tienen la misma oportunidad que los demás de disfrutar de bienes y servicios de alta calidad.ven canaimita
-Es participativo, es decir que cuenta con los niños, los jóvenes y sus comunidades como agentes de cambio.
-Está enraizado en las circunstancias sociales, culturales, económicas, institucionales y políticas locales, y se puede adaptar a contextos diferentes.
-Está basado en pruebas solidas y sujeto a un riguroso proceso de seguimiento, evaluación y revisión a fin de incrementar el beneficio para los niños y sus familias más necesitadas y vulnerables.
-Es sostenible dentro de las limitaciones financieras y ambientales de los países o las comunidades; no depende de subsidios ni de la degradación de los recursos naturales.
-Se puede reproducir para procurar beneficios a la mayor cantidad posible de personas en cada contexto específico. Dado que las circunstancias varían entre los entornos, no todo puede ser apropiado en todas partes.
-No tiene miedo al fracaso, porque el fracaso es a la vez una consecuencia natural de probar nuevas ideas y una parte fundamental de la creación de transformaciones exitosas.
La innovación para la equidad tiene por objetivo cambiar la vida de los  niños más necesitados, deben lograr un equilibrio diferente y más delicado entre aceptar el grado de riesgo que se necesita para lograr nuevas soluciones, y garantizar al mismo tiempo las esperanzas y el bienestar de  ellos.
El enfoque comienza y se orienta por hacerse preguntas durante todo el proceso, desde determinar los problemas a establecer  y ampliar las soluciones y evaluar sus consecuencias.

Participación de los jóvenesjovenes
En  todo el mundo, los niños y los jóvenes están disfrutando de oportunidades sin precedentes para conectarse con otros y compartir experiencias e información. Proyectos innovadores, algunos de ellos iniciados y ejecutados por los propios adolescentes, están contribuyendo a convertir en cambios esas conexiones. Los jóvenes están utilizando Internet y las tecnologías móviles para realizar  un seguimiento de las cuestiones que les preocupan y hablar directamente con los responsables de tomar decisiones. Los niños que viven y trabajan en la calle están encontrando recursos para ayudarse a sí mismos a planificar su futuro.
Mientras tanto, los adultos han empezando a darse cuenta de  que es importante escuchar a los pequeños. Los diseñadores de tecnologías reconocen que los aportes de los chiquillos son fundamentales para la fabricación de productos que se adapten realmente a lo que ellos  necesitan y requieren y aprovechan la imaginación y la creatividad de estos para ampliar el reino de lo posible. Los responsables de las iniciativas humanitarias, aunque más lentos en su respuesta, también están comenzando a consultar a los niños para procesos burocráticos complejos e intimidantes respondan mejor a sus necesidades.  Interrogar a los niños lo que quieren y lo que necesitan conduce simplemente a obtener mejores resultados.

Apoyo y educación de calidad
Los niños y adolescentes son productores naturales. También son muy conscientes y están profundamente preocupados  por los retos que confrontan sus comunidades. Alimentar su creatividad y su pensamiento crítico es clave para ayudarles a desarrollar su potencial y poder hacer frente a estos problemas. Del mismo modo, ampliar el acceso a una educación de calidad les proporciona conocimientos y aptitudes concretas en disciplinas como la ciencia y la ingeniería, que están en demanda en este mundo impulsado por la tecnología. Es especialmente importante que los pequeños a quienes la sociedad ha mantenido en una situación de desventaja –por cuestiones como el género, la discapacidad, la condición de minoría étnica o la pobreza- tengan las mismas oportunidades de aprender y participar.juguetes sencillos
En todo el mundo, los progresistas están ensayando enfoques no convencionales a la educación, como el uso de juguetes  sencillos para ilustrar los principios de la ciencia, o la creación de laboratorios de innovación para dar a los pequeños  un espacio en el que investigar con los modelos y las maquinas. Tales iniciativas imparten conocimientos y aptitudes fundamentales, al tiempo que ofrecen  la oportunidad de fomentar su confianza como pensadores y ejecutores y para solucionar problemas. Estas experiencias pueden cambiar la vida de ellos, y  estos a su vez, tienen el potencial de cambiar al mundo.
Los niños, las familias y las comunidades son agentes autónomos, y reconocerles como tales resulta fundamental para respetar sus derechos humanos y establecer soluciones que tengan éxito y se puedan mantener. Las empresas que surgen de la iniciativa de los miembros de la colectividad y proceden con su participación tienen más posibilidades de responder a sus necesidades de una manera aceptable y que tenga en cuenta los factores sociales, culturales y políticos locales que las personas de fuera tal vez no lleguen a percibir.
Hay numerosos proyectos  que están logrando resultados al centrarse en la participación y la iniciativa local. En algunos países, los programas de protección social estimulan la demanda de bienes y servicios al ofrecer dinero en efectivo a cambio de que se produzcan cambios en el comportamiento, como comprar alimentos más nutritivos y visitar al médico de forma a habitual. Una serie de evaluaciones rigurosas han demostrado que cuando se empodera a los padres para que inviertan en sus hijos, estos obtienen beneficios duraderos.

Esta lección ha sido confirmada también por las iniciativas humanitarias que se centran en la demanda, y que ofrecen directamente a los padres  los productos que necesitan  para ayudar a sus propios hijos. Cuando los científicos se asocian con las comunidades, el intercambio de conocimientos resultante enriquece a ambas partes y puede llevar a soluciones más efectivas. Y la propiedad y el empoderamiento de los miembros de la comunidad hacen que las intervenciones tengan más posibilidades de establecer un cambio que perdure.

Solucionespadres
Por mucho que la innovación consiste en eliminar las fronteras y volver a imaginar las posibilidades que nos rodean, también está en resolver los problemas dentro de las limitaciones del contexto local. Los  reformadores  solo pueden trabajar con lo que tienen, y en los países y las comunidades de bajos ingresos nunca hay lo suficiente.
Unas circunstancias limitadas pueden inspirar soluciones ingeniosas. Cuando no se puede llevar a los niños a la escuela porque los caminos están inundados, una flota de barcos con energía solar puede llevar el colegio a sus poblados. Cuando las bombas y los escombros hacen que el viaje al plantel sea peligroso, los mensajes de texto pueden ayudar a mantener seguro a los niños. Cuando los apagones frecuentes llevan a que las familias dependan de generadores que consuman un combustible costoso y emiten humos tóxicos, la orina –que es gratuita, segura y sostenible- puede proporcionar una alternativa.
Los parámetros varían de una nación a otra, y de una comunidad a otra. Los creadores locales son quienes mejor saben lo que es factible y lo que no. Toda una serie de factores intervienen para saber si una situación podría funcionar en un contexto concreto: desde las normas sociales y culturales a las características del medio ambiente y la infraestructura, o le nivel de la educación y las actitudes de la gente. Algo que marche de maravilla en un lugar puede fallar en otro. El alcance en que una innovación sea eficaz, aceptable y sostenible depende de lo bien que se adapte a las vidas y el entorno de los niños y las comunidades que la utilizan.

Los niños y las niñasninos y ninas
Cuando la meta es lograr un mundo en el que todos los niños consigan ejercer sus derechos humanos sin discriminación, ¿puede la innovación realmente eliminar los obstáculos que excluyen a muchos chiquillos de todo aquello que necesitan para sobrevivir y prosperar?
Puede, pero no es algo que se produzca por sí solo. De la manera en que el mundo funciona ahora mismo, los productos más espectaculares de la innovación –los artilugios de moda, los dispositivos médicos con tecnología de última generación, las nanotecnologías- benefician a personas cuyas necesidades básicas ya están satisfechas.
Algunos dicen que los beneficios de la transformación tendrán con el tiempo un efecto positivo para todos, pero esta no es una conclusión inevitable. Debido a que la creación tiende a dirigirse hacia las esferas que disfrutan de una ventaja relativa, tenemos que trabajar más duro para proporcionársela a los más desfavorecidos, ya sea por cuestiones de riqueza, género, raza, religión, capacidad o edad. Reorientar la innovación hacia una mayor igualdad y hacia las necesidades de los más pobres requiere un esfuerzo deliberado.
La innovación es algo más que las nuevas tecnologías; por muy innovadoras que sean, no van a cambiar por sí solas las vidas de los niños, las familias y las comunidades más pobres del mundo. Poner la mejora a trabajar en favor de un universo más justo implica abordar las leyes, la infraestructura, las instituciones, los valores culturales, las normas sociales, los mercados, el dinero y la gente, algo que a menudo significa poner en tela de juicio la situación imperante.
Una serie de iniciativas están apoyando la innovación en beneficio de los niños y las familias más pobres.
Las sinergias entre lo público y lo privado, lo mundial y lo local están ayudando a aumentar el impacto de los progresos locales y a superar los obstáculos que impiden a los niños más necesitados la realización de sus derechos.
En todo el mundo,  la innovación en favor de la infancia está creciendo, a menudo en los lugares más inesperados y cada vez más dirigida por los propios niños.

Bibliografia: UNICEF: Estado mundial de la infancia.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario