Nov 22 2005
244 lecturas

Sociedad

119 CORAZONES EN EL CORAZÓN DE EUROPA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

fotoCon una cargada agenda de emociones y actividades la periodista –que ya ha presentado este imprescindible trabajo de investigación en Suecia y Francia– llegó por algunas horas a la capital de la Europa comunitaria para encontrarse con familiares y amigos de los 119 detenidos desaparecidos que dejó la llamada Operación Colombo.

La Operación Colombo constituyó una suerte de ensayo general para la denominada Operacion Cóndor: agavillamiento de las dictaduras del Cono Sur a fines de la década de los setentas para liquidar a sus opositores. En este caso fueron 119 militantes de varios partidos políticos chilenos, mayoritariamente del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR), detenidos en Chile entre el 27 de mayo de 1974 y el 20 de febrero de 1975 y posteriormente asesinados.

foto
Los 119 fueron –además- objeto de una estrategia comunicacional de desinformación común en el Cono Sur, como se vio después durante la vigencia de la Operación Cóndor. A sólo semanas de sus arrestos los nombres de los 119 masacrados aparecieron en dos publicaciones foráneas (primero en Brasil y la Argentina) que informaron habían sido “ejecutados por sus propios camaradas” o “al confrontarse con fuerzas de la contrainsurgencia”.

La prensa chilena publicó con grandes titulares la muerte de los 119, en lo que respondía a un intento por descalificar a suss familiares y bajar la presión internacional sobre el ya espinoso asuntos de las violaciones a los derechos humanos que por esos días comenzaba a ocupar las agendas de los organismos internacionales.

foto
La presentación del libro –publicado por Cuadernos Septiembre– fue antecedida por el filme Escuadrones de la Muerte: la escuela francesa de la realizadora Marie-Monique Robin. En la sala de cine del Botanic se encontraban dos familiares directos de los 119, chilenos y latinoamericanos residentes, además de un gran número de belgas –especialmente jóvenes– interesados en la historia latinoamericana.

La autora relató a los asistentes, no sin emoción, las razones quemotivarom la realización de este trabajo: desde luego su compromiso con la recuperación de la memoria colectiva, pero sobre todo la deuda histórica de los medios de comunicación y de los periodistas en general con las familias de los desaparecidos.

La presentación del libro contó –además– con una sorpresa inesperada: la presencia de dos periodistas chilenos que participaban en la conferencia Axis for peace 2005, Francisca Cabieses, subdirectora de la revista Punto Final, y Ernesto Carmona, secretario ejecutivo de la Comisión de Atentados a Periodistas, organismo de la Federación Latinoamericana de Periodistas.

———————————–

Periodista chilena. Desde Bruselas, Europa.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario