Ago 23 2005
252 lecturas

Cultura

2005, el año de la guerra por el PC familiar

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Su Excelencia Ricardo Lagos Escobar
Presidente de la República

Palacio de La Moneda
Santiago, Chile

Estimado Señor Presidente:

Junto con saludar el interés de su administración por implementar el programa social “Mi Primer PC”, cuya finalidad es poner la computación al alcance de las familias con menores ingresos de nuestro país, nos sentimos obligados como agrupación de usuarios a presentarle nuestra preocupación y reparos respecto a las condiciones en que hoy se ofrece esta iniciativa público-privada.

Es un hecho que tanto el precio de estos productos como sus condiciones de venta resultarían mucho más accesibles para la ciudadanía de reconsiderar cinco factores clave sobre los cuales el gobierno tiene una responsabilidad coordinadora fundamental que, a nuestro entender, ha sido descuidada.

Por ello, los abajo firmantes manifestamos públicamente que:

1. PRECIOS IGUALES O SUPERIORES
A LOS YA EXISTENTES EN EL MERCADO

Resulta incomprensible el respaldo del gobierno a un programa social que ofrece los mismos precios ya existentes en el mercado. Sin ir más lejos, hoy se puede adquirir en cualquier multitienda bajo la misma modalidad de crédito, equipos de características muy superiores a los ofrecidos por “Mi Primer PC” por sólo 30 mil pesos adicionales.

Por su parte, empresas especializadas en armado de computadores – cuya modalidad es la misma que los ensamblados bajo las marcas Olidata y Commodore – actualmente comercializan equipos nuevos a un costo muy inferior que los ofrecidos por la iniciativa. Eso, sin considerar las computadoras reacondicionadas cuyo valor es aún más conveniente.

Más aún. En un caso digno de considerar, hasta hace pocos días la empresa Dell ofrecía en Chile el notebook Inspiron 2200, cuyo costo sin IVA es de 399.990 pesos, casi 100 mil menos que el equipo portátil Olidata ofrecido por “Mi Primer PC”, con exactamente las mismas características de desempeño, sumando el sistema operativo Windows XP Home y el prestigio de esta firma norteamericana.

Por ello nos desilusiona que su administración no haya cautelado adecuadamente las condiciones de este programa, que llevan a engaño a las familias de ingresos más modestos en la creencia de que están accediendo a un PC económico. Y nos desilusiona todavía más cuando consideramos experiencias como la realizada en India hace dos semanas, donde se lanzó un programa similar en conjunto con la empresa HCL Infosystems, cuyos equipos nuevos tienen un costo inferior a los 130 mil pesos.

2. EL LICENCIAMIENTO DE SOFTWARE

ENCARECE INNECESARIAMENTE LOS EQUIPOS

Hacemos pública nuestra profunda extrañeza por la indiferencia de esta iniciativa social hacia el software de código abierto. Estos programas – desarrollados en forma desinteresada para su libre utilización – comprenden desde sistemas operativos hasta aplicaciones específicas, permitiendo no sólo el ahorro de millones de dólares por concepto de licencias, sino también el fomento a la industria local de software.

En el caso específico de Mi Primer PC, la inclusión de los paquetes de Microsoft Windows XP Starter Edition, Works 8 y Encarta 2005 Standard Edition, involucran una inversión adicional de al menos 50 mil pesos – un 20% del costo total del equipo – gasto que bien podría ser eliminado gracias a alternativas gratuitas de mayor funcionalidad comprobable, como Linux Ubuntu, OpenOffice y Mozilla Firefox.

La idoneidad de este software ha sido avalada por multitud de estudios independientes, mientras que su desempeño, estabilidad y facilidad de uso es bien conocida por los gobiernos y municipios de Noruega, Finlandia, Austria, Alemania, España, China y Brasil, entre otros, junto a grandes corporaciones como Daimler-Chrysler, Fiat, Panasonic o Toyota.

Sumado a que en Chile se están realizando experiencias como Edulinux – en conjunto entre el Ministerio de Educación y la Universidad de la Frontera – que beneficia a cientos de escuelas en nuestro país, resulta aún más inexplicable la adopción obligatoria del software de Microsoft.

Baste decir que ya en Malasia, al ofrecimiento opcional del sistema Windows XP Home durante el programa gubernamental ‘PC Gemilang’ entre 2003 y 2004, un 70% de los compradores prefirió la versión con Linux para obtener una reducción en el precio.

3. OPCIONES DE HARDWARE MÁS ECONÓMICAS
CON EL MISMO DESEMPEÑO

Asimismo, nos causa sorpresa la elección de Intel como proveedor único de hardware. Si bien la calidad de sus productos no está en tela de juicio, tampoco lo está el que se posicionan como los más caros del mercado, enfrentados a proveedores alternativos como AMD, Transmeta o VIA.

Resulta interesante el caso de AMD, cuyos insumos se han hecho muy populares en el mercado chileno gracias a sus precios atractivos y desempeño que – en algunos casos bien documentados – superan los de Intel.

Específicamente en el caso de los programas sociales, esta empresa posee la iniciativa 50×15 para países en desarrollo, que a través de un computador portátil de bajo costo denominado Personal Internet Communicator (PIC), provee funcionalidad de trabajo y estudio junto a conexión telefónica a Internet por apenas 250 dólares (137.500 pesos).

Por ello llamamos a su administración a explorar detalladamente otras opciones, que permitan abaratar costos sin sacrificar la calidad de los equipos.

4. ALTO COSTO DE LA CONEXIÓN A INTERNET EN CHILE

Resulta inapropiado por parte del gobierno congratularse por ofrecer un enlace a Internet banda ancha de baja gama a 11.900 pesos, en circunstancias que el propio subsecretario de telecomunicaciones, Christian Nicolai, llamó la atención en mayo sobre el alto costo de la conexión en Chile, con valores que duplican a sus símiles europeos e incluso superan los de nuestros vecinos en Argentina.

“No podemos esperar que una familia destine más del 15% de su ingreso a pagar este servicio”, fueron las palabras del Subsecretario en la ocasión, mismas que hoy se hacen contradictorias al considerar que esta ‘oferta’ pretende beneficiar a familias de los segmentos C3 y D.

En este sentido destacamos el ejemplo de Brasil, donde el programa “PC Conectado” articuló un acuerdo entre los principales proveedores – Telefónica de España, Telemar y Brasil Telecom – para servir conexiones vía módem telefónico por menos de tres dólares (cerca de 1.650 pesos), para 15 horas de navegación mensual.

De igual forma, llamamos al gobierno a asegurar los mecanismos para reducir el costo de la banda ancha en Chile para todos los usuarios, transformando lo que hoy es privilegio de apenas un 4.8% a 6% de la población, en un servicio masivo que impulse la integración digital.

5. DELEGAR EN MULTITIENDAS LA PRESTACIÓN
DE CRÉDITOS A LARGO PLAZO

Finalmente, nos parece una lamentable inconsecuencia por parte del gobierno el delegar la comercialización del programa “Mi Primer PC” mediante las mismas políticas de crédito aplicadas por las grandes tiendas a sus clientes.

Recordamos a usted, que estas instituciones fueron denunciadas ante la justicia en julio recién pasado precisamente por una entidad gubernamental como es el Sernac, debido a que siete de ellas – de las cuales cinco están incluidas en el programa “Mi Primer PC” – exceden el 3.44% de tasa máxima convencional autorizada para el cobro de intereses.

Confiar a estas empresas un programa social orientado a familias de segmentos C3 y D, que muchas veces no cuentan con información suficiente ni nociones básicas de economía doméstica, nos parece un despropósito mayúsculo que debiera ser corregido. Considere que se está promoviendo la adquisición de máquinas en plazos condenados a la obsolescencia: 36 meses de cuotas con un interés que eleva los precios de cada equipo entre un 42% y 61.2%.

Cabe preguntarse, ¿entonces quién resulta realmente beneficiado?

Estamos conscientes de que su administración posee los instrumentos necesarios para proveer mejores condiciones de compra a los usuarios y le llamamos a aplicarlos, como son los créditos blandos avalados por Corfo – aplicados en la educación, emprendimiento e innovación – fondos concursables y préstamos de interés social administrados por entidades como el Banco del Desarrollo o BancoEstado, por mencionar sólo algunos.

Por estas razones, le exhortamos a liderar responsablemente los programas sociales destinados a reducir la brecha digital que aqueja a nuestro país. Necesitamos que el gobierno cumpla un rol enérgico en la propuesta y diseño de políticas públicas, en vez de abandonar esta labor a las tendencias del mercado como demuestra la precariedad del programa “Mi Primer PC”.

Nuestro llamado no es sólo a la reflexión sino también propositivo. Muchas universidades de Chile y comunidades trabajan en el desarrollo local de software sobre sistema Linux, mismos que se encuentran disponibles para su implementación de forma gratuita. Destacan en este sentido el compromiso de instituciones como la Universidad de Chile, del Bío Bío, de Concepción, o de la Frontera, por sólo mencionar algunas.

En el caso que nos ocupa, la comunidad LinuxChillán acaba de lanzar una propuesta para dotar a los equipos de “Mi Primer PC” con una distribución Linux, especialmente adaptada a las necesidades de los usuarios novatos. Sumado a la creación del grupo Ubuntu Chile y otros nodos universitarios, resultan ser iniciativas que debieran ser analizadas con seriedad por el gobierno, prestándoles patrocinio acorde a sus proyecciones.

Finalmente, queremos compartir con usted la definición que el gobierno uruguayo hizo a comienzos de esta década sobre su papel en el fomento tecnológico, conformando una “estrategia nacional para el desarrollo de la sociedad de la información, convocando a todos los actores desde los centros de educación a los organismos públicos técnicos y de telecomunicaciones, para que junto a los empresarios del sector tengan en el gobierno a un ente articulador”.

Y hoy, el polo tecnológico regional en que se ha convertido Uruguay da cuenta de su visión y esfuerzo. Para nosotros, no debiera ser un imposible. De la totalidad de nosotros como nación depende.

Atentamente,

(Siguen varias decenas de firmas).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario