Mar 6 2014
904 lecturas

Política

Chávez que yo conocí

El embajador en Chile de la República Bolivariana de Venezuela, Arévalo Méndez Romero, general de brigada (r), fue compañero de Hugo Chávez en la Academia Militar. En 1975 ambos egresaron en la segunda promoción Simón Bolívar, que ha hecho historia en ese país. Arévalo Méndez hizo además cursos en Brasil, fue profesor de la Academia Militar y cumplió diversas misiones militares en la zona fronteriza.

Chávez, que en 1999 inició su primer periodo presidencial, lo llamó para desempeñarse como su secretario privado. Más adelante el general Arévalo Méndez fue viceministro de Relaciones Exteriores y desempeñó también otros cargos hasta ser designado embajador en Chile.

A un año de la muerte de Chávez, su antiguo compañero de estudios lo recuerda: “Conocí al buen amigo Hugo Chávez en agosto de 1971, en ocasión de nuestro ingreso como cadetes a la Academia Militar de Venezuela, la ‘casa de los sueños azules’ como después él la denominaría. Lo de azul viene por el color del uniforme de gala de la institución. Es importante acotar que el pensamiento del cadete Hugo Chávezcomienza a elaborar, desde muy temprano, un ideario de libertad y, sobre todo, de justicia social en la misma Academia, a partir de la implantación del plan educativo Andrés Bello que culminaba en el otorgamiento de la licenciatura en ciencias y artes militares a los egresados.ven arevalo mendez

Por primera vez en la institución se estudiaban, desde una perspectiva racional, sin la carga mediatizadora de la Escuela de las América y la doctrina militar norteamericana, las teorías y concepciones de los modelos políticos, sociales y económicos de la época. Por primera vez se debatía en aulas militares venezolanas el marxismo, el socialismo, el capitalismo y se caracterizaban las corrientes geopolíticas mundiales dominantes. Pero también conocimos a un Bolívar diferente, la historia que no se nos contó en los liceos: la entrega del país y de nuestro futuro a los poderes fácticos energéticos mundiales”.

-¿En qué consiste -para Venezuela y América Latina- el legado político del presidente Chávez?
-“Tiene un significado de cambios radicales y profundos. Arroja sobre el pensamiento progresista latinoamericano la percepción de que las urgentes transformaciones, de todo orden, ya no solo son necesarias, sino también perfectamente posibles. Demostró que la desmoralización después de lo ocurrido con Jacobo Arbenz, Salvador Allende, Juan Velasco Alvarado, Omar Torrijos yJoao Goulart, entre otros, tenía amplias posibilidades de rectificaciones históricas”.
Usted trabajó directamente con Chávez, fue su secretario privado y conoció de cerca sus características como jefe de Estado y líder revolucionario. ¿Cuáles eran los métodos de trabajo de Chávez, cómo era su relación con sus colaboradores y con el pueblo?

“El comandante Chávez era un enamorado del método en la toma de decisiones que como jefe de Estado y líder de un proceso revolucionario histórico le correspondía ejecutar. Nada dejaba al azar; escuchaba atentamente lo que sus ministros y consejeros le planteaban; reflexionaba y, al mismo tiempo, elaboraba respuestas y contrarrespuestas.

Resalto como anécdotas hechos que presencié: cuando Bill Clinton lo llamó para exigirle que autorizara vuelos de aviones norteamericanos sobre nuestro territorio, o cuando un bufete contratista norteamericano le propuso un contrato para encargarse del lobby ante el Congreso y gobierno norteamericano para difundir una ‘buena imagen’ de su persona y su discurso en el mundo. Así también su reacción cuando ocurrió la tragedia del deslave en el Estado Vargas, rechazando enérgicamente el asentamiento de marines ‘cooperantes’ en nuestras costas.

Todavía recuerdo sus expresiones: ‘Que tropas gringas pisen la patria de Bolívar ya es una afrenta; la otra, es que después sólo con una guerra podríamos sacarlos’. Los rotundos y dignos rechazos del comandante a tan indecentes propuestas aún retumban en el palacio de Miraflores. Desde ese momento comenzó la guerra mediática y política. Y estábamos apenas en los años 1999-2000”.
 
Construyendo la integración

kircher y chavez, geopolitica-¿Qué rol juegan en el legado del comandante Chávez organismos de integración regional como Celac, Alba, Unasur, Petrocaribe, etc.?
“Creo que es tan lamentable como inevitable la desgracia y el infortunio histórico de los latinoamericanos en su relación con Estados Unidos. Digo infortunado porque todo cuanto hagamos, en cualquier grado, naturaleza y magnitud para integrarnos y unirnos, chocará por obvias y conocidas razones con los intereses económicos y geopolíticos del imperio norteamericano. Es que no somos compatibles: ni ellos ni nosotros vamos a cambiar ni ajustarnos a las pretensiones parciales. En esta lógica, la confrontación históricamente ha sido una constante, solo que ahora no protestamos por nuestros derechos arrodillados y suplicantes. Ahora confrontamos y asumimos los riesgos inherentes que se corren al desafiar a la bestia.

Pero por lo que apreciamos, vamos por un buen camino aunque minado y con trampas de sangre y muerte colocadas por el imperio norteamericano aliado a las elites criollas. Pero vemos luz en el horizonte. La férrea disposición de las mayorías populares está asumiendo su cuota de responsabilidad en esta tarea liberadora.
Así, entonces, todas las iniciativas de integración y unidad latinoamericano-caribeña encontrarán el rechazo, más o menos violento y antidemocrático de Washington, apoyando a las elites de nuestros países.

En el caso de Venezuela, el blanquismo eurocéntrico criollo se resiste a entregar el poder político, cultural y económico que detenta desde la Colonia. A la generación de Chávez, es decir, a Lula, Dilma, Maduro, Correa, Evo, Cristina, Néstor, Mujica, Ortega, Raúl, Lugo y otros, les correspondió fundar una institucionalidad popular para la unión. A algunos de ellos, y a otros, lescorresponde hoy dar continuidad a este proyecto y a la vez construir liderazgos de relevo”.

-¿Cuáles son los principios que orientan la política exterior de la República Bolivariana de Venezuela? ¿Cuáles son sus prioridades? ¿En qué forma se manifiesta su solidaridad con los pueblos de América Latina y el Caribe?
-“Nos orientamos por los principios de la solidaridad, la complementariedad y la cooperación auténtica, únicas opciones para hacer que prevalezcan y se hagan concretos nuestros propósitos de independencia, libertad y autodeterminación de los pueblos.

Nuestra solidaridad no es solo petróleo, ni siquiera es lo más relevante. A lo que damos mayor énfasis es al esfuerzo por concatenar y unir voluntades para la acción conjunta de pueblos, gobiernos y proyectos. Se equivocan, y soy indulgente si hablo de ‘equivocación’, quienes piensan y optan por la estrategia que imponen los dictados neoliberales de Breton Woods y del Consenso de Washington. Estos esquemas no nos sacarán del histórico atolladero social de la pobreza, la injusticia y la desigualdad en Latinoamérica. Por el contrario, el neoliberalismo agravó la tragedia.

La experiencia nos dice que seguir hipotecando hoy y a futuro nuestros recursos naturales, incluyendo el agua y las tierras, y seguir siendo meros exportadores de talentos profesionales yriquezas naturales por vía del desenfrenado y destructivo modelo extractivista, es una conducta suicida que nos acerca a un estadio de negación de opciones y oportunidades para las generaciones que vienen”.

Fuerzas Armadas Revolucionarias

-¿Qué rasgos de las FF.AA. venezolanas determinaron que ellas se incorporaran a una revolución socialista como la que inició Chávez?ven milicias
-“La Fuerza Armada Nacional Bolivariana, aún reconociendo la existencia hasta 2002 de pequeños bolsones de oficiales -no de tropas ni de suboficiales-, captados por el pensamiento de centros irradiadores del credo neoliberal y pronorteamericano, tales como Cedice, Fedecámaras e Iesa, o de centros dependientes de organizaciones nefastas como Usaid, NED, Fundación Ford, IRI, etc., no es la misma. La nuestra es una Fuerza Armada de extracción netamente popular; no hay afanes elitistas en la oficialidad.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana, ante las propuestas antiimperialista y anticapitalistas impulsadas por Chávez, dio un vuelco histórico. Y además, quedaba en cierta forma un recóndito sentimiento de responsabilidad por los hechos funestos del Caracazo del 27 y 28 de febrero de 1989”. (1)

¿Cuáles son las realizaciones sociales más importantes de la revolución bolivariana?
-“Ha sido una proeza lo realizado. A Chávez EE.UU. y las elites fascistas internas le dieron oportunidad y respiro para gobernar en forma semiabierta solo a partir del referéndum revocatorio de 2004. Nosotros encontramos el país, en 1999 -y estas son cifras de organismos de la ONU-, con 62% de pobreza y 24% de pobreza crítica. Existían vergonzosos indicadores de deserción escolar, muerte al nacer, mortalidad maternal, desnutrición generalizada e indicadores de corrupción e inseguridad elevados. Es decir, una catástrofe.

Hoy la realidad es otra, radicalmente distinta. Eso no lo niegan los organismos internacionales. Al contrario de lo que publican las organizaciones ‘no gubernamentales’ tarifadas por el Departamento de Estado. Por cierto, son ‘no gubernamentales’ respecto a los gobiernos de Izquierda latinoamericanos, a los que tratan de derrocar con saña y violencia. Pero en realidad son ‘gubernamentales’ por cuanto son financiadas por gobiernos como el norteamericano y algunos europeos”.
conómica,

Guerra económica, violencia opositora
-Venezuela tiene serias dificultades, al punto que el gobierno declaró enfrentar una “guerra económica” y luego, el 12 de febrero, se desencadenaron protestas violentas en varias ciudades del país. ¿Qué se está haciendo para derrotar esa violencia callejera?
-“Apelamos, en primer lugar, a las mayorías de las clases populares, que se mantengan en conducta democrática consonante, que observen el rostro del fascismo y que atiendan el llamado a defender la prosecución de un gobierno y un proyecto de paz, de emancipación, de inclusión y de reconocimiento al derecho de convivir aún con las diferencias.

Nunca en Venezuela las clases populares actuaron con la rabia y odio con que lo hacen las minorías, porque incluso, ante la rebeldía del 27 de febrero de 1989, los asesinados fueron los pobres, los negros, los morenos, los indígenas, incluso los blancos de origen europeo que decidieron incluirse en las clases populares. Ahora se repite la tragedia: muerte a los que tienen la razón.

VEN GUARIMBA 2014bTengo escepticismo acerca de la honestidad de las corrientes neoconservadoras del blanquismo eurocéntrico cuando dialogan con el gobierno. Han sido llamados a conversar, pero mientras dialogan, preparan el próximo zarpazo. El blanquismo eurocéntrico no tiene voz propia. Sus alegatos llegan en sobre lacrado desde Estados Unidos, Colombia, Noruega, España y Alemania”.

-¿Existen pruebas de que EE.UU. está apoyando a la oposición venezolana?
-“De la violencia y las muertes, sí, tenemos pruebas. La primera de ellas es que Estados Unidos reconoce su participación en los funestos hechos de 2002 y ahora del 12 de febrero y días subsiguientes. Emitieron un pliego deexigencias inaceptables para el gobierno bolivariano. Sin dar muchos rodeos analíticos, fue un apoyo y un llamado explícito a las huestes violentas para que continuaran agrediendo. Agreguemos la conducta delictual abierta y descarada de funcionarios diplomáticos norteamericanos.

Venezuela es un enigma indescifrable para Estados Unidos, y tal condición se multiplicó con la aparición de Chávez. No es solo nuestro petróleo el centro de interés de EE.UU. y de algunos gobiernos europeos. Es también el agua. Venezuela es el cuarto país en el mundo con reservas de gas, cuenta con grandes yacimientos de oro y, por añadidura reciente, de coltan. Además, laampliación del canal de Panamá aumenta el valor del posicionamiento estratégico de Venezuela, a la par de un proyecto político abiertamente antiimperialista con resonancia y reconocimiento mundial.

Las potencias imperiales fracasaron en Afganistán, Iraq, Libia y están fracasando en Siria y Egipto, países todos en regiones de alto valor energético. El acceso al petróleo y el gas se ha puesto dificultoso para las potencias occidentales. En sus libros contables anotan como propias las reservas venezolanas. Pero tendrían que invadir, puesto que ni por los votos ni con la iracundia del blanquismo eurocéntrico lo han conseguido, y todo indica que no pasarán.

Los venezolanos tenemos claras convicciones en defensa de la autodeterminación de los pueblos. Por eso no encajamos en el tablero del ajedrez imperial. Nos ha tocado nuevamente sufrir los embates del imperio, pero ahora lo hacemos frente en alto y rodilla en tierra”.

-¿Por qué persisten problemas como la delincuencia y corrupción que la campaña internacional contra Venezuela explota casi a diario?
-“¿Existe algún país en que no haya corrupción e inseguridad? El problema es que el gobierno nacional no compra el silencio de las empresas mediáticas, como ocurrió en los cuarenta años de dictadura neoconservadora. La corrupción en Venezuela no es peor que en otros países, y la inseguridad tampoco. Solo que los dueños de medios perdieron la tajada de la publicidadoficial, y por supuesto, ‘de esos polvos, estos lodos’.

A este día y hora, el petróleo sigue siendo nuestro. Nuevamente el pueblo, siempre paciente, derrotó al blanquismo eurocéntrico cuya desesperación lo lleva a la violencia. Sólo se aquietarán y razonarán cuando les amanezca la cruda realidad de que al igual como Chávez les quitó el petróleo, el presidente Nicolás Maduro les quitará los dólares.

Un nuevo sistema económico como el que se construye en Venezuela les obligará a producir o irse del país. No creo que arriesguen por esta segunda opción. Solo saben comerciar, no aprendieron a producir, y en otros países tendrían que saber producir”.
 
Nota

(1)  Masacre que costó miles de muertos y heridos. Sucedió a comienzos del segundo gobierno del socialdemócrata Carlos Andrés Pérez. Su política económica -orientada por el FMI- desató la protesta popular. El rechazo al Caracazo en el seno del ejército, a su vez, dio origen al movimiento clandestino encabezado por el teniente coronel Hugo Chávez que, el 4 de febrero de 1992, intentó derrocar a Pérez.

*Publicado en “Punto Final”, edición Nº 799, 7 de marzo, 2014

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario