Sep 20 2011
399 lecturas

Sociedad

Aberrante politización de la justicia de EEUU

Imponen sobre-condena de tres años adicionales contra el cubano René González, tras haber cumplido pena de 15 años. El nuevo mandamiento judicial, denominado "libertad supervisada" —en este caso residir obligatoriamente en Estados Unidos— le impide reunirse con su familia o viajar a Cuba. ⎮ERNESTO CARMONA.*

La jueza estadounidense Joan Lenard impuso el 16 de septiembre una aberrante pena adicional de tres años de residencia forzada en EEUU a René González, el primero de los cinco cubanos presos  acusados de ejercer actividades ilegales en ese país, cumplirá el 7 de octubre la pena de 15 años de prisión, sentenciada en uno de los juicios políticos más perversos de la historia judicial de EEUU, instruido contra cinco luchadores anti-terroristas que salvaron incontables vidas humanas al infiltrar las redes mafiosas que operan en Miami.

Por haber nacido en EEUU, la jueza Lenard le impuso a González tres años de libertad supervisada, acatando una recomendación de la fiscal Caroline Heck Millar, la misma que se negó a encausar a Luis Posada Carriles como autor de actos criminales de terrorismo internacional de conocimiento público.

EEUU pretende impedir que González regrese de inmediato a reunirse con su familia en Cuba, después de cumplir hasta el último día de su injusta condena y sin haber recibido beneficio carcelario alguno, ni siquiera visitas regulares de su cónyuge como cualquier otro preso. Hace 7 meses su abogado invocó razones humanitarias al solicitar modificación de las condiciones de libertad condicional y que se le permitiera regresar a Cuba tras cumplir su condena.

El 25 de marzo, la fiscal Heck Miller solicitó a la jueza que no aceptara la moción de la defensa. Entre otras cuestiones, Lenard alegó que la Corte necesita tiempo para evaluar la conducta del condenado una vez puesto en libertad y verificar que no significa un peligro para EEUU.

El aberrante fallo indica que, una vez puesto en libertad, "se le prohíbe al acusado acercarse a o visitar lugares específicos donde se sabe que están o frecuentan individuos o grupos terroristas". La vergonzosa justicia estadounidense dejó un registro por escrito del reconocimiento de la impunidad otorgada por el gobierno de EEUU a los grupos terroristas de Miami, con la prohibición expresa de molestarlos y castigar a quienes se atrevan a denunciarlos, como hicieran René González y sus cuatro compañeros de causa.

González cumplirá su condena completa sin que se le haya descontado un solo día. Además, fue víctima de chantaje judicial invocando a su familia a cambio de no ir a juicio si colaboraba acusando a sus compañeros. La aberración de la seudo justicia de Miami alcanzó al límite de detener y deportar a su esposa Olga Salanueva, a quien se le ha negado visa para visitar a su esposo en prisión por más de una década.

El prejuicio asumido por el sistema judicial de Miami contra Los Cinco fue cuestionado por los tres jueces del Décimoprimer Circuito de Atlanta, que el 27 de agosto de 2005 reconocieron quiénes son los terroristas, a qué organizaciones pertenecen y dónde radican. Las organizaciones de solidaridad con los Cinco estiman que obligar a González a cumplir 3 años de libertad supervisada en la guarida de terroristas internacionales de Florida denunciados por él y compañeros de causa pone en serio riesgo su integridad física e incluso su vida.

El Comité Internacional de Solidaridad con los cinco cubanos llamó a denunciar en todo el mundo este nuevo castigo y a movilizar la voluntad mundial exigiéndole al gobierno de EEUU que permita a René González retornar a Cuba para reunirse con su esposa y su familia en cuanto sea puesto en libertad. Llamaron a escribirles a Barack Obama y al Fiscal General Eric Holder solicitando el regreso inmediato de González a su patria y su familia. Estos son los datos para escribir cartas a Obama:

President Barack Obama
The White House
1600 Pennsylvania Ave, NW
Washington, DC 20500
EE.UU.
Para llamar y dejar un mensaje para Barack Obama se debe discar en EEUU el 202-456-1111.
Desde fuera de EEUU, debe marcarse antes el código de salida internacional de cada país + 1 (código de EEUU) y el teléfono 202.456.1111.
Para dirigirse a Barack Obama por correo electrónico abrir la página web http://www.WhiteHouse.gov.contact

Para dirigirse al Departamento de Justicia y escribir al Fiscal General Eric Holder:

US Attorney General Eric Holder
U.S. Department of Justice
950 Pennsylvania Avenue, NW
Washington, DC 20530-0001

Para escribir un correo electrónico a Eric Holder: AskDOJ@usdoj.gov

* Periodista.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario