May 18 2010
877 lecturas

Sociedad

Alto a la tortura de los presos políticos en Colombia

Surysur.*

El golpe, el aislamiento, la mala comida, la inmovilidad, la violación,  en fin, por si mismas aunque aberrantes no son tortura; la tortura es un método —que desde luego utiliza esos medios— para quebrar al torturado y a la sociedad advirtiéndole que es fácil hospedarse en el estrecho silencio de los alaridos; la tortura es una amenaza y todos son sus destinatarios.
Se solicita solidaridad activa con los miles de presos políticos colombianos, y exigir que cesen las torturas sin nombre

El mensaje es breve:
"La vida del doctor Carlos Alfonso Figueroa Parra, preso político  colombiano, aquejado de cáncer y en total estado de abandono por parte de las autoridades responsables, demanda nuestra acción  inmediata, nuestra adhesión solidaria. Suscribamos la carta adjunta y remitámosla al  c. Wldarico Flórez-Peña, Abogado Defensor de DD.HH (uldaricoflores@yahoo.com.co)  quien la hará llegar, con la premura del caso, a las autoridades que tienen  bajo su responsabilidad darle el curso que la ley, la justicia y los derechos humanos demandan. 
"Fuerte abrazo,
" Igor Calvo. Miembro de base. FNRP. Honduras".     

Los hechos

1- El Juzgado Sexto Penal del Circuito adjunto de Ibagué el pasado 24 de Noviembre de 2009, tuteló los derechos fundamentales referentes a la integridad personal, la vida, en lo referente a la salud y seguridad social del señor Carlos Alfonso Figueroa Parra.

2- Ordenó también al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC)  que en el termino de las 40 horas siguientes a la notificación de esta providencia, autorice y coordine los traslados necesarios para el cumplimiento integral pre-clínico, clínico,  quirúrgico y farmacéutico, según lo requerido por los médicos tratantes especialistas.

3- El 14 de Enero el Dr. Carlos Alfonso Figueroa Parra interpuso incidente de desacato, ya que hasta esa fecha no se ha había dado cumplimiento al fallo aludido.

4- La Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos elevo el pasado 5 de noviembre de 2009 un derecho de petición ante el Director del INPEC, solicitando el traslado del citado interno a la Penitenciaría Nacional de la Picota teniendo en cuenta el grave estado de salud del ciudadano Dr. Carlos Alfonso Figueroa Parra.

5- A la fecha, de la ACCION URGENTE solicitada, ninguna autoridad de las requeridas por el Juzgado Sexto Penal del Circuito adjunto de Ibagué ha procedido de conformidad al fallo de tutela ni al incidente de desacato.

(…)

La carta a firmar es la siguiente:

Señora Directora
Dra. Imelda López Solórzano
Peniteciaría Central de Colombia
La PicotaL

E.S.D.
Ref.  Caso Carlos Alfonso Figueroa Parra
Tutela N° 2009-00431-00
Contra: INPEC y Caprecom EPS

Asunto: Cumplimiento de fallo

Apreciada señora Directora:
Respetuosamente nos dirigimos a usted, conductora y responsable del antedicho establecimiento penitenciario, para –mediante este escrito- ponerla al corriente de los hechos y solicitar, en nombre de la ley, la justicia y la solidaridad humanas, acceda a tomar acción, de acuerdo al dictado de su conciencia:

Hechos

1- El Juzgado Sexto Penal del Circuito adjunto de Ibagué el pasado 24 de Noviembre de 2009, tuteló los derechos fundamentales referentes a la integridad personal, la vida, en lo referente a la salud y seguridad social del señor Carlos Alfonso Figueroa Parra.

2- Ordenó también al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario- INPEC-  que en el termino de las 40 horas siguientes a la notificación de esta providencia, autorice y coordine los traslados necesarios para el cumplimiento integral pre-clínico, clínico,  quirúrgico y farmacéutico, según lo requerido por los médicos tratantes especialistas.

3- El 14 de Enero el Dr. Carlos Alfonso Figueroa Parra interpuso incidente de desacato, ya que hasta esa fecha no se ha había dado cumplimiento al fallo aludido.

4- La Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos elevo el pasado 5 de noviembre de 2009 un derecho de petición ante el Director del INPEC, solicitando el traslado del citado interno a la Penitenciaría Nacional de la Picota teniendo en cuenta el grave estado de salud del ciudadano Dr. Carlos Alfonso Figueroa Parra.

5- A la fecha, de la acción urgente solicitada, ninguna autoridad de las requeridas por el Juzgado Sexto Penal del Circuito adjunto de Ibagué ha procedido de conformidad al fallo de tutela ni al incidente de desacato.

Solicitudes

1 -Solicitamos a la señora Directora de la Penitenciaría Central la Picota que en el término de la distancia se dé cumplimiento al fallo de tutela.

2-  Solicitamos al Director del INPEC, que cumpla con el fallo de tutela y proceda a ordenar el traslado a la cárcel de la Picota, Bogotá,  del Dr. Carlos Alfonso Figueroa Parra. 

3- De igual modo al Caprecom EPS dé cumplimiento al tratamiento integral preclínico, clínico, farmacéutico y quirúrgico que el caso amerita, según lo indicado por los médicos especialistas tratantes del interno.

4- Hacemos responsable al Estado Colombiano de la vida e integridad física del ciudadano Carlos Alfonso Figueroa Parra, dado que se viene atentando     contra los derechos fundamentales que son inherentes a todo ser humano.

Notificaciones

1- Al señor Director del INPEC, (C.R.) Carlos Alberto Barragán Galindo en la calle 26 N° 27-48 teléfono 2347474 Bogotá, Colombia. Correo electrónico: direccion@inpec.gov.co.

2- A la señora Directora de la penitenciaria central la picota Dra. Imelda López Solórzano la vía usme kilometro 5 teléfonos 7390688 de Bogotá, Colombia. Correo electrónico: direccion.epspicota@inpec.gov.co

3-  Al Director de Caprecom EPS en la dirección Carrera 69 N° 47-34 teléfono   PBX 2943333 Ext. 167 2943995. Bogotá,Colombia.

4. Para conocimiento y fines que estime pertinentes remitimos copia de la presente a Brigada Jurídica “Eduardo Umaña Mendoza” brigadajuridicaeum@yahoo.com.co. Calle 13 No.6-21 Oficina 403 Bogotá Colombia.

Esperando vuestra acción, en concordancia con la ley, la justicia y la humanidad, se suscriben de ustedes,

Suscriben, atentamente:

Lic. Igor Calvo. Miembro de base. FNRP. Honduras.
Dr. Winston  Orrillo. Catedrático de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, Perú.
Dra. Rosina Valcárcel, poeta, socióloga UNMSM, Lima, Perú. 
Dra. Marta Speroni, luchadora social. Bs. Aires, Argentina.
 
En www.kaosenlared.net

Addenda

Carlos Alfonso Figueroa Parra es un médico cirujano de 63 años, recluido desde julio del año pasado en la cárcel Picaleña en la ciudad de Ibagué. En un proceso arbitrario, es señalado de ser médico de las FARC-EP. Hasta hace menos de una semana, estuvo recluido en el patio correspondiente a los paramilitares, por lo que su vida estuvo siempre en inminente peligro. “Esto no es un avatar del destino, sino algo bien planificado de las autoridades carcelarias”, dice el médico en una carta dirigida a un amigo.

Sin embargo, el traslado no mejoró las condiciones de su seguridad,, pues ahora se encuentra en un patio para delincuentes sociales donde ya ha sido sentenciado a muerte. A pesar de su penosa enfermedad, cáncer de próstata con enquistamiento en otras partes del cuerpo, la atención médica que ha recibido es completamente nula. Figueroa Parra necesita con urgencia la asistencia humanitaria de alguna ONG defensora de los derechos humanos para que vigilen su caso.

Las violaciones no parecen de la vida real

El jueves 30 de abril se realizó en las instalaciones del Congreso de la República una audiencia sobre política criminal y sistema carcelario, donde se escucharon decenas de testimonios sobre las aberrantes violaciones a los derechos humanos fundamentales, tanto de prisioneras y prisioneros, como de sus familiares y defensores, denuncias que se realizaron en forma directa o en videos en la audiencia, auspiciada por la Comisión de Derechos Humanos del Congreso.

Una delegación del Principado de Asturias, estado español, de reciente visita en Colombia, encontró en sus observaciones a las cárceles La Picota y El Buen Pastor, de hombres y mujeres respectivamente, en Bogotá, casos de violaciones que “no parecen de la vida real”, según Rafael Palacios, vocero de la delegación.

“Las prisioneras y prisioneros políticos procuran aportar un grado de organización que les permite sobrevivir con dignidad en condiciones diseñadas para perder toda compostura humana”, dijo Palacios en rueda de prensa. Agregó que “en uno de los módulos de La Picota, los presos contaron que se les dio a escoger: o recibían a sus familias una vez a la semana en la propia celda, de 2,50 por 3 m, diseñada con dos camas para dos personas, pero donde se aglutinan cuatro o más presos, o esperaban a tener cada 45 días una visita más individualizada”.

Cárcel por casa a los colombianos

“Los presos escogieron la primera opción, por lo que en las celdas para dos se juntan cada semana, ocho o más personas, en una degradante situación donde la dignidad queda por los suelos”. Supremamente graves fueron los testimonios de grupos específicos de la población como los indígenas, afros, lesbianas, homosexuales y travestis, entre otros, en cuanto al maltrato que reciben en las prisiones.

“Al parecer, el gobierno se está preparando para darles a los colombianos cárcel por casa, pues es inaudito que haya enterrado más de 140 mil millones de pesos en la construcción de una cárcel en Ibagué y por el mismo estilo esté construyendo otras 50 cárceles en diferentes regiones del país. Con esa cantidad de dinero, se hubieran podido construir más de 15 millones de viviendas decentes para familias que carecen de ellas”, dice un aparte del informe acumulado por la delegación asturiana.

(Camilo Raigozo
Semanario Voz
citado en www.45-rpm.net)
.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario