Nov 2 2004
245 lecturas

Economía

América banana: noticias de elecciones

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Hace muchos años en Estados Unidos se acuñó -con acierto- el término “repúblicas bananeras” para aludir a la vida política en algunos -casi todos- los países centroamericanos gobernados por esos “hijos de puta” -la expresión es textual-, como calificó a los dictadores de esos países un alto personero del gobierno estadounidense de entonces, que agregó: “nuestros hijos de puta”.

Sinceramiento sexopolítico sólo comparable al de “relaciones carnales” acuñado en la Argentina del menemato en la última década del siglo XX.

Alguna vez se impuso en Brasil el Tropicalismo como tendencia y escuela de la música popular; hoy el sabor tropical -sin música- se impone en toda América. En la actualidad la resbalosa bananización es la orden del día.

Pruebas al canto

En Venezuela el presidente Hugo Chávez pudo celebrar una espectacular victoria electoral: seis de cada diez votantes sufragó por sus candidatos a gobernadores en los 22 estados que renovaban sus ejecutivos -y por los candidatos a concejales chavistas en los municipios-. Cuatro de cada 10, empero, eligieron votar por la oposición. No es todo.

El rector del poder electoral, Jorge Rodríguez, estimó la abstención “por encima de 55 por ciento del padrón de 14,2 millones de ciudadanos inscritos; es decir, votaron alrededor de 6,4 millones de electores y se abstuvieron 7,8 millones.

En el referendo de agosto participaron casi 10 millones de ciudadanos, para que el 59 por ciento ratificara a Chávez como presidente y 41 por ciento se manifestara por descabezarlo.

fotoEn Chile los partidos de la Concertación, en el gobierno, festejaron -encabezados por el presidente Ricardo Lagos- una victoria abrumadora en las elecciones municipales: obtienen más alcaldes que el pacto opositor y casi lo doblan en el número de regidores o concejales. Bajaron poco más de ocho puntos, eso sí, respecto de la última elección y no lograron la municipalidad de la capital. La oposición de derecha bajó poco más de un dos por ciento.

Avanzaron el partido Comunista y sus aliados -bordearon el 10 por ciento de los votos-; también resulta notorio -y notable- el retroceso electoral de los partidos Socialista y Por la Democracia y el nuevo perfil tipo aplanadora de la Democraciacristiana.

En Uruguay al “duopolio” político de Nacionales y Colorados lo hizo trizas el médico Tabaré Vásquez, que obtuvo más del 50 por ciento de los votos emitidos. “Un Gobierno de izquierda casi omnipotente, donde la oposición tendrá escasa oportunidad de ejercer su papel”, según el diario Últimas Noticias, quizá allanando el camino de esa oposición.

Lo pintoresco es que alguna autoridad del mecanismo electoral negó razones al Frente Amplio para festejar, hasta que el organismo electoral no de el resultado final, en una semana más.

En Estados Unidos los candidatos Kerry y Bush, que va por su reelección -a los que muchos analistas insisten en diferenciar, como si de cierto representaran intereses diferentes-, no sólo se disputan ganar partidarios en el colegio electoral (en la gran democracia los ciudadanos eligen, sin saber sus nombres, a quienes elegirán al presidente, les está vedado errar en forma directa), sino que seleccionaron equipos de juristas prestos a resolver un asunto político en los tribunales. Se habla sendos batallones de millares de abogados prestos a defender a sus jefes.

La otrora infinitamente poderosa United Fruit Co. -el reinado de las bananas en Centroamérica- alguna vez en el futuro podrá reivindicar que se la analice y juzgue como ente político. A su “trabajo”, en efecto, se debe eso de repúblicas bananeras. Característica que se universaliza con inusitada seriedad en el resto del continente -y con un amargo dejo de tragedia en otras partes del mundo-.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario