Ago 5 2006
299 lecturas

Economía

América. – LA GUERRA DE LOS OJOS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Una brigada médica estadounidense operó ojos sanos e infectó la vista de por lo menos 15 pacientes pobres de Nicaragua, en tanto hubo que extirparles los ojos infectados a tres de los afectados. Los hechos ocurrieron en abril de 2006, pero están conociéndose recién desde fines de julio por ocultamiento del hecho noticioso.

Esta semana se supo que el obrero nicaragüense Silverio Zamora (abajo, izq.), de 65 años, perdió la visión al ser operado del ojo sano por la brigada médica estadounidense Manos que Ayudan. El afectado hizo hace dos días la denuncia ante el periódico El Nuevo Diario de Nicaragua, en una crónica firmada por el periodista Máximo Rugada.
(www.elnuevodiario.com.ni).

Once campesinos pobres intervenidos por la brigada médica resultaron con graves infecciones en Estelí, Nicaragua, según un reporte de Melvin Martínez, del mismo periódico. “Algunos perderán un ojo y otros los dos, al parecer por contaminación de instrumentos con los que operaron”, señaló el diario .

Por lo menos a tres de 46 ancianos nicaragüenses operados de cataratas por los estadounidenses hubo que extirparles un ojo tras una grave infección detectada tardíamente, una semana después de la intervención, según despachos de Associated Press (AP) y France Press (AFP) citados por Radio La Primerísima.
(www.radiolaprimerisima.com).

El costo de la medicina “solidaria”
 La mayoría de los empobrecidos pacientes carecen de recursos, pero tuvieron que conseguir dinero prestado para trasladarse hasta el Centro Nacional de Oftalmología, donde investigan la negligencia médica y reciben la indignación de los afectados y sus familias. Zamora conserva escasa visión en un solo ojo, mientras el otro lo tiene completamente perdido.

 Oscar Cantero, también periodista nicaragüense, informó que los pacientes resultaron infectados cuando Manos que Ayudan realizó una jornada quirúrgica en el Hospital San Juan de Dios, de Estelí. Hoy, cientos de “beneficiados” son víctima de la incertidumbre, ante el temor de correr la misma suerte que sus compañeros.

foto

Zamora, originario del municipio San José de Achuapa, del departamento de León, declaró haber gastado ingentes cantidades en su traslado a Estelí. Dijo que ahora quedó totalmente inhabilitado, porque con el ojo que no le operaron puede ver muy poco. “Una hija mía hasta ha conseguido prestado dinero para costear los pasajes en taxi y la comida, y eso nadie se lo repone a uno”, dijo.

Higiene ausente y falta de respeto

 El trabajador asegura que advirtió a los médicos que ése no era el ojo que debían operar, pero no le hicieron caso. Fuentes del hospital de Estelí informaron que varias enfermeras también reclamaron a los médicos estadounidenses por no usar mascarillas ni aplicar una esterilización adecuada al equipo, pero los cirujanos tampoco les hicieron caso. Y afirman que, después de cada operación, los galenos sólo introducían por algunos minutos los instrumentos en agua caliente y luego continuaban con las operaciones. El Nuevo Diario supo que varios pacientes ni siquiera tenían expedientes médicos con su historia clínica.

El ministerio de Salud de Nicaragua inició una investigación el 30 de julio. “Investigamos el caso. Una de las medicinas que apareció estaba con fecha vencida”, dijo el doctor Norman Jirón, director de Regulación de Establecimientos de Salud del ministerio. El funcionario admitió que el ministerio autorizó el arribo de la brigada, pero dijo que “la responsabilidad penal o civil, tendrá que determinarla la justicia”.

 El oftalmólogo estadounidense George Birenbaum, integrante de la brigada, pidió información sobre el caso … desde EEUU. El doctor Jorge Alí López, delegado del ministerio en Estela, confirmó que al menos 15 de 35 operados de cataratas resultaron con infección postoperatoria. Agregó que la brigada médica estadounidense realizo 170 intervenciones de cirugía plástica, cirugías generales, ortopedia y oftalmología en pacientes de escasos recursos, sin dinero para tratarse con médicos particulares.

Por lo menos tres de 46 ancianos operados de cataratas ya perdieron la vista.  El doctor Jirón dijo que a tres pacientes se le extirpó uno de sus dos ojos por avanzada contaminación bacteriana. Además, confirmò que a los afectados se les administró medicinas vencidas.

 La brigada Manos que Ayudan llegó a Nicaragua desde de Arizona, EEUU, en un programa de asistencia iniciado en varios países del mundo hace ocho años. El grupo abandonó Nicaragua el 22 de abril. Los familiares de los ancianos afectados anunciaron demandas judiciales por daños y perjuicios.

Misión Milagro:

NUEVOS PACIENTES CHILENOS

Luego de un primer viaje –absolutamente gratuitos pa los enfermos y sus acompañántes– 66 nuevos pacientes chilenos son operados de cataratas y pterigión en el Hospital Central Universitario de Barquisimeto, en la segunda versión de la Misión Milagro. Los enfermos son atendidos por el programa solidario que se propone intervenir gratuitamente a 300.000 latinoamericanos anuales en Venezuela, y a otros tantos en Cuba, durante 10 años.

Un 70% de los beneficiarios son mujeres procedentes de comunidades pobres del Gran Santiago, Concepción, Temuco, La Serena y Ovalle. Durante el viaje, que concluye el 8 de agosto, los pacientes han estado al cuidado de los médicos chilenos Ana Tania Toro y Jorge Orellana, quienes prestan sus servicios gratuitos como voluntarios de la Misión.

El Embajador de Venezuela en Chile, Víctor Delgado Monsalve, se encuentra también en Barquisimeto para asistir eventuales necesidades de los pacientes, por ejemplo: proveerles de abundante té, la infusión que forma parte de la cultura alimentaria chilena pero es poco consumida en Venezuela, donde impera el café.

La sección Oftalmogía del hospital de Barquisimeto ha realizado 3.150 intervenciones desde el 1 de octubre de 2005, entre ellas 360 en pacientes de El Salvador, Nicaragua, República Dominicana, Ecuador y Bolivia, informó la doctora Linda Amaro, directora del centro médico y responsable del programa Milagro en Barquisimeto.

Una veintena de pacientes está siendo operada diariamente desde el martes 1 de agosto, después de sometérseles a minuciosos exámenes, análisis de sangre y orina, radiografías y otros estudios clínicos para determinar si están aptos para ser sometidos a las intervenciones que se prolongarán durante toda la semana.

Evitan pacientes de riesgo

Todavía no se ha presentado ningún caso en que algún paciente no pueda ser intervenido por complicaciones de alta presión ocular, hipertensión o diabetes con insulino-dependencia. Con este grupo de 66 personas, más los 94 pacientes intervenidos en mayo, la Misión Milagro restablecerá la visión a un total de 160 enfermos.

Todos los pacientes aceptaron el riesgo que implica cualquier intervención quirúrgica –así se efectúe en Santiago, Houston o Barquisimeto–. Los responsables del programa Milagro adoptaron medidas para evitar situaciones de riesgo como la que sufrió en mayo la chilena María Salomé, a quien se le declaró una alta presión ocular cuando se hallaba en el quirófano.

Norma Hernández, de La Granja, Santiago, fue intervenida el martes del segundo ojo, tras ser operada por primera vez en mayo. Diez de los pacientes de este segundo grupo ya fueron exitosamente operados de un solo ojo durante el viaje anterior. Herman Castillo, obrero de la construcción de Ovalle, regresó para subsanar problemas postoperatorios surgidos por descuido en la convalecencia, al reiniciar su pesado trabajo sin guardar el debido reposo.

El mismo avión que llegará de regreso a Chile al grupo traerá un nuevo contingente de pacientes el nueve de agosto, en otro vuelo especial de ConViasa, la línea aérea venezolana de bandera. Los nuevos pacientes comenzaron a evaluarse en Santiago a partir del 2 de agosto por tres médicos venezolanos que viajarán expresamente a la capital chilena.

La política no descansa

Una campaña mediática contra la Misión Milagro, orquestada a nivel continental por El Mercurio y los grandes diarios de la Sociedad Interamericana de Prensa se revirtió en Chile cuando los pacientes, familiares y organizaciones sociales exigieron el derecho a réplica para dar a conocer su propia versión sobre los resultados del programa humanitario.

Los pacientes se trasladaron voluntariamente a Venezuela para someterse a operaciones gratuitas que no pudieron obtener en su país. Si tuvieran dinero también podría tratarse en Houston o Boston, sin despertar la inquietud delmperiódico ni otros grandes medios. Un equipo de Televisión Nacional de Chile (TVN), integrado por la periodista Paz González y el camarógrafo Pedro Mella realizó un reportaje de alrededor de cuatro minutos sobre la experiencia de estos pacientes para recopger sus impresiones.

Turismo y recreación

Los pacientes, que arribaron en la noche del viernes 28 de julio a Venezuela, dedicaron el sábado y domingo a conocer algunas transformaciones sociales del gobierno de Hugo Chávez. El diputado local Luís Jonás Reyes les mostró en el terreno los programas de construcción de viviendas populares de 64m2, que resultan a un costo inferior a un equivalente de US$ 1.500 por familia, pagaderos en 20 años, merced a un subsidio de 10 mil dólares.

El grupo conoció, además, un Centro Integral de Diagnóstico (CDI) inserto en la segunda fase de la Misión Barrio Adentro, que ofrece atención primaria de salud a todos los habitantes del país en los lugares en que viven. El CDI, o Barrio Adentro 2, atiende emergencias, ofrece medicina curativa y cuenta con pabellón para cirugía menor, cuidados intensivos y rayos x, indicó el Dr. César Pérez, director de salud del estado Lara (Funda Salud).

Los viajeros también conocieron Tintorero, un pueblo de artesanos textiles, y Quíbor, localidad larense donde en la década de 1961/1970 se descubrió un yacimiento arqueológico de una cultura local precolombina.

———————————————–

foto

* Periodista y escritor.
Esta infomación se publicó también en Argenpress, agencia de noticias independiente argentina (www.argenpress.info).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario