Ago 26 2009
469 lecturas

Economía

América Latina: intercambio comercial caerá 13 por ciento este año

Irene González Chen.*

La Cepal aseguró, en uno de sus informes, que los países de América Latina y el Caribe experimentarán al cierre de este año una caída de 13 por ciento en el volumen de sus exportaciones e importaciones, a pesar de que la proyección a nivel mundial fue de 10 por ciento.

Para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, este dato confirma que el sector más impacto por la crisis económica mundial es el comercio, que sufre una contracción sin precedentes.

En el caso de las exportaciones, la Comisión señaló que éstas descenderán un 11 por ciento, el peor resultado en 72 años; por otro lado, las importaciones disminuirán cerca de un 14 por ciento, la baja más pronunciada en 27 años según lo revela el informe Panorama de la inserción internacional de América Latina y el Caribe 2008-2009: Ceisis y espacios de cooperación regional, presentado por la secretaria ejecutiva de Cepal, Alicia Bárcena.

Según la investigación, este desplome comercial se originó de la fuerte declinación de la demanda internacional, el descenso de los precios de algunas materias primas básicas, las dificultades para el financiamiento del comercio y el comportamiento de los flujos de comercio interregional, especialmente de América del Sur.

Latinoamérica en números
 
La Cepal indicó que la crisis mundial se ha transmitido a la economía real de la región por cuatro vías importantes: la inversión extranjera directa, las remesas de los migrantes, los precios de los productos básicos y el comercio.

Datos oficiales evidencian que, prácticamente, todos los países de la región resultaron afectados y sufrieron caídas excepto China, cuya demanda es sostenida en los productos básicos, lo que le ha permitido contrarrestar en parte la disminución general del comercio exterior regional.

Los países exportadores de productos básicos, especialmente petróleo y minerales, son los más afectados por el deterioro de los términos de intercambio, que caerán en 2009 un 32,6 por ciento para el conjunto formado por Venezuela, Ecuador (afectados por el petróleo), Colombia (petróleo y carbón) y Bolivia (gas natural).

En el primer semestre de 2009 las exportaciones de productos mineros y petróleo de toda la región cayeron 50,7 por ciento, mientras que los productos manufacturados y agrícolas disminuyeron 23,9 por ciento y 17 por ciento, respectivamente. Las caídas más acentuadas se concentraron en los envíos a la Unión Europea (-36,3 por ciento en total) y a Estados Unidos (-35,3 por ciento).

Las exportaciones hacia otros países de la misma región también sufrieron una baja importante en el primer semestre de 2009 (33 por ciento en términos de valor, respecto al mismo período del año anterior).

Esto reafirma el comportamiento procíclico que han mostrado tradicionalmente las exportaciones dentro de Latinoamérica.

Todavía hay esperanzas

A pesar de la aguda contracción comercial, la Cepal aseveró que "la región a resistido mejor que el pasado los efectos de la actual crisis gracias a las fortalezas microeconómicas que dejó el ciclo económico favorable de 2003-2007".

Asimismo, se estima que el comercio internacional volverá a ser una fuente de oportunidades tras dos o tres años de escasa actividad, por lo que la región debe prepararse.

"Urgen políticas para reactivar el comercio porque el futuro post crisis seguirá premiando a las economías con mayor orientación exportadora, con avances en materia de competitividad e innovación tecnológica", comentó Bárcena.

Cooperación regional

Para Cepal, la solución a la crisis radica en que los países de la región concentren su integración en siete áreas importantes: invertir en infraestructura, estimular del comercio intra-regional, fomentar la cooperación regional en innovación y competitividad, reducir las asimetrías, fortalecer la cohesión social, aprovechar el vínculo con Asia-Pacífico y abordar los desafíos del medio ambiente y el cambio climático.

En relación al comercio, la CEPAL propuso la creación de un programa de cooperación para estimular el comercio intrarregional que coordine la participación de países y organismos multilaterales y regionales para aprovechar sus ventajas y fortalecer la movilización de recursos financieros.

De la misma manera, resaltó la importancia de diversificar la base productiva y exportadora incorporando mayor valor y conocimiento en los bienes y servicios exportados, lo que exige mayor coordinación intra-gobierno y con el sector privado para estimular la innovación y la formación de recursos humanos.

* Periodista.
En http://informa-tico.com

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario