Ago 18 2004
1014 lecturas

Sociedad

América Latina: las guerras de REPSOL-YPF

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En Argentina el presidente Kirchner acusó a la empresa de “extorsión” por no realizar más inversiones. “No sólo no hizo ninguna inversión, sino que nos extorsiona tapando los pozos”, destacó el mandatario, según la agencia de noticias argentina DyN.

Según fuentes oficiales REPSOL-YPF pidió “más precio” a cambio de “más volumen” de producción de hidrocarburos, ante lo cual el gobierno argentino respondió: “Dennos volumen y les daremos precio”.

El paasado mes de mayo dos mil piqueteros atacaron con bombas incendiarias la sede de REPSOL-YPF (la información puede leerse completa en www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276222587.html

En abril de 2002, las comunidades mapuche de Loma de La Lata, en Argentina, demandaron a la empresa REPSOL-YPF por US$ 445 millones por los daños que sufrieron en su territorio como consecuencia de la explotación hidrocarburífera.
(http://chile.indymedia.org/news/2004/02/14683.php.

fotoEn Colombia Amnistía Internacional (AI) vincula a REPSOL con la ayuda financiera a los paramilitares colombianos, y directamente al gobierno de ese país de haber convertido el departamento de Arauca en un laboratorio de pruebas de sus nuevas políticas de seguridad, que han incrementado las violaciones a los derechos humanos y la impunidad, con el apoyo de EEUU y de las compañías petrolíferas que operan en la zona, incluida REPSOL-YPF (www.solidaridad.net/vernoticia.asp?noticia=1486).

En Perú REPSOL se instala cuando el gobierno de Alberto Fujimori -prófugo en Japón- para participar en una licitación cuando menos dudosa, tomando el 60 por ciento accionario de La Pampilla, por US$ 180 millones, pagados en parte con papeles devaluados de la deuda externa pero a valor nominal; con un precio subvaluado que no tuvo en cuenta el valor de mercado cautivo de 100 mil barriles/día de combustible.

Ahora REPSOLdirige la mirada a la Refinería Talara, el último rescoldo antiprivatista con la ayuda -se ha informado- de funcionarios sobornables, aupados en el gobierno (www.redvoltaire.net/article719.html).

Bolivia. REPSOl opera desde 1994. A partir de un contrato de riesgo -compartido con el gobierno- adquirió un millón 200 mil hectáreas. Para el año 2000, la empresa española poseía siete millones de hectáreas, en 26 bloques.

Durante los últimos años multiplica sus ganancias, extendiendo sus dominios, atropellando los derechos de los pobladores locales, contaminando el ambiente y destruyendo las economías productivas rurales de las áreas en que se ubican los riquísimos yacimientos mientras los pobladores continúan sumidos en la pobreza
(www.jornada.unam.mx/2004/abr04/040425/020a1pol.php?origen=opinion).

Otras empresas presentes en este país, como Transportadora de Electricidad, el Grupo Santander, Electropaz no son, tampoco, entidades modelo; pero sin duda REPSOL-YPF es la que se encuentra en la situación más complicada. Tanto, que el influyente líder político Evo Morales, del Movimiento Al Socialismo (MAS), partido próximo al Gobierno, ha anunciado su intención de reunirse con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodriguez Zapatero, para discutir la situación de REPSOL-YPF en Bolivia.

Morales ha asegurado que tiene argumentos probatorios de que la compañía utilizó procedimientos “irregulares” para firmar contratos de explotación de gas en condiciones que perjudican al país.

REPSOL realiza tareas de explotación de gas en tres reservas naturales y cinco territorios de naciones originarias, circuntancia que mantiene en pie de guerra a numerosas organizaciones populares
(www.americaeconomica.com/numeros4/263/reportajes/Gema263).

En México un grupo de senadores de la oposición amenazó con demandar a funcionarios del monopolio estatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), por otorgar al grupo energético español REPSOL un contrato por US$ 2.400 millones para producir gas natural en el norte de México (www.jornada.unam.mx/2003/nov03/031101/020n1eco.php?origen=index.h).

Violando abiertamente a la constitución del país, la burocracia foxista incrustada en PEMEX entregó el primer Contrato de Servicios Múltiples a REPSOL, transnacional española (www.fte-energia.org/E43/e43-06.html).

En Venezuela, afirma Carlos Fazio, “uno de los blancos de los conspiradores -cuando el golpe de Estado- era privatizar PDVSA en beneficio del clan Bush y de la española REPSOL” (www.nodo50.org/venezuela-unida/articulo005.htm).

Chile. Como señala el economista Hugo Fazio, Chile da la espalda a sus vecinos latinoamericanos y se queda cada vez más solo, pues mientras Brasil, Argentina, Bolivia y Venezuela estudian proyectos para unir sus actividades estatales de gasíferas y combustibles, las autoridades chilenas siguen apostando por los privados, encargan al presidente de MetroGas la negociación con Argentina y acentúan las disputas con los países más cercanos de la región (www.elsiglo.cl/1191/textos/23.html).

fotoUn comunicado de organizaciones ciudadanas

En marzo de 2004, se entregó en Madrid a los accionistas de REPSOL un comunicado con el pedido de que “retiren sus acciones de la REPSOL porque REPSOL mata”. Entre otras cosas se establecía:

– En Perú, en la refinería La Pampilla, se despidieron 120 trabajadores y el número de despidos va en aumento; además, los salarios no aumentaron en cuatro años. Los empleados de la refinería viven en barrios de hojalata.

– En Ecuador, los empleados de la petrolera tienen los sueldos más bajos de la industria, con jornadas de hasta 15 horas diarias sin pago de horas extras.

– En España, los repartidores de gas butano no reciben sueldo y viven de las propinas.

– En Argentina, en las localidades de Mosconi y Tartagal -en el noroeste del país- el 70 por ciento de la población quedó sin trabajo luego de la privatización de YPF y los sueldos bajaron de US$ 1.200 a 200 dólares mensuales.

En cuanto a la calidad de vida en las áreas próximas a los campamentos, se decía:

– El 80 por ciento de los huaorani de Ecuador es portador de hepatitis, a raíz de la contaminación que provoca la explotación petrolífera.

– El aumento de metales pesados en la sangre de los mapuche argentinos es resultado del entierro de los desechos de producción de la REPSOL, sin ningún tratamiento previo. Se demostró una signo-sintomatología de intoxicación crónica de hidrocarburos en la población.

– La empresa colabora con las bases militares y retenes que controlan los pozos colombianos, participando de las masacres paramilitares y amenazas de muerte a los sindicalistas.

En cuanto a los beneficios económicos de los países donde se ha instalado la trasnacional, el comunicado a los accionistas puntializó:

– Pese a ser la empresa española que más utilidades tuvo en el año 2000, declaró pérdidas en 1998 y 1999 para no tributar el IVA al Estado ecuatoriano, con el que mantiene una serie de deudas por no pagar el transporte del petróleo a través del oleoducto transecuatoriano.

– Reduce deliberadamente la estimación de reservas petroleras explotables por YPF -Argentina- casi en un tercio para vender la compañía a REPSOL más barata.

– En Bolivia se licitan cinco millones de hectáreas pagados a un gobierno corrupto.

En cuanto al impacto ambiental:

– REPSOL es la segunda inversora del oleoducto de crudos de Ecuador que atraviesa varias áreas naturales protegidas y zonas de alto riesgo sísmico, implicando un impacto a la biodiversidad y a recursos naturales indispensables, como el agua.

– Los ríos amazónicos donde pescaban los chimanes -en Bolivia- están contaminados.

-En el territorio mapuche argentino, se cuantificaron 630.000 metros cúbicos de suelo contaminado, con valores altísimos de constituyentes peligrosos como el cromo, plomo, arsénico, naftaleno, pireno y compuestos aromáticos en capas de suelo de hasta 6 metros de profundidad.

Las aguas, están en un 50% contaminadas con valores de metales pesados, hidrocarburos y fenoles que superan los límites legales.

Más información puiede obtenerse en:
www.ojotransnacional.org

http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/90406/index.php

www.elcorreo.eu.org/esp/article.php3?id_article=3329″target

El portal REPSOL-YPF

fotoEn el portal internet de la petrolera (www.repsolypf.com/esp) puede leerse el informe medioambiental de 2003. Allí se indica que la empresa “es una compañía integrada de petróleo y gas con actividades en 28 países, dedicada a todas las actividades del sector de hidrocarburos a través de cuatro áreas de negocios: exploración y producción, refino y “márketing”, química y gas y electricidad”.

Las reservas de petróleo y gas de REPSOL-YPF están localizadas en Latinoamérica -principalmente en Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Venezuela y Trinidad y Tobago-; Indonesia; Norte de África; Oriente Medio; España y Estados Unidos.

Los campos productivos operados directamente por la compañía en 2003 se sitúan en España, Argelia, Libia, Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela. La producción media de crudo ascendió en 2003 a 594.000 barriles/día, y la producción media de gas a 85,58 millones de metros cúbicos diarios.

En barriles equivalentes de petróleo la producción del año alcanzó la cifra de 1.132 millones de bep/día. Las reservas netas probadas a finales de 2003 alcanzaron los 5.433 millones de bep.

Durante el ejercicio, se produjeron descubrimientos de reservas de petróleo y gas en Libia, Argentina, Bolivia y Estados Unidos.

En cuanto al refino y comercialización, el negocio de refino de REPSOL-YPF está distribuido entre España, donde sus cinco refinerías cuentan con una capacidad de destilación de 740.000 barriles por día (bpd), y Latinoamérica (Argentina y Perú), donde sus cuatro refinerías suman una capacidad de 422.000 bpd.

El crudo procesado por REPSOL-YPF tanto en España como en Latinoamérica ascendió a 53,4 millones de toneladas. Además participa accionariamente en dos refinerías en Brasil (Manguinhos y REFAP), y en la refinería Refinor en Argentina.

La Compañía desarrolla operaciones de transporte, distribución y comercialización de productos petrolíferos en diversos países. En Latinoamérica son especialmente importantes las operaciones logísticas en Argentina, con una red de oleoductos de productos de 1.801 kilómetros, 16 terminales logísticas con una capacidad aproximada de 983.620 m3, 27 camiones y 54 instalaciones de suministro en aeropuertos.

En Argentina, la red de REPSOL-YPF cuenta con 1.910 estaciones, de ellas 173 propias. En Ecuador ya se dispone de 124 estaciones, con 58 propias. En Perú la red es de 131 estaciones, con 85 propias. En Chile la red cuenta con 186 estaciones, 121 de ellas propias, y en Brasil 515, de ellas 48 propias.

Las ventas totales de productos petrolíferos ascendieron en 2003 a 53,58 millones de toneladas (de ellas, 27,86 en España y 8,11 en Argentina).

La actividad de distribución y comercialización de gases licuados del petróleo (GLP)en América Latina comprende Argentina, Ecuador, Bolivia, Perú y Chile; En Europa, fuera de España, está presente en Portugal y Francia; tambien en Marruecos.

Las ventas de GLP alcanzaron en 2003 un total de 3,19 millones de toneladas (1,99 en España), correspondiendo 2,12 a producto embotellado y 1,07 a producto a granel.

En el orden de productos petroquímicos básicos y derivados, polímeros, productos intermedios y cauchos, las ventas de productos petroquímicos básicos en 2003 ascendieron a 1,05 millones de toneladas, y las de productos petroquímicos derivados fueron de 2,95 millones. Las principales plantas industriales se sitúan en España, Argentina, Dinamarca e Italia.

REPSOL-YPF participa, directamente o a través de sus filiales, en los sectores de gas natural y electricidad. En el sector de gas natural, Repsol YPF participa en el almacenamiento, transporte y distribución de gas natural en España, la licuefacción de gas natural en Trinidad y Tobago y la distribución en Argentina, Brasil, Colombia y México. Además, la compañía participa en el suministro de líquidos de gas natural en Argentina.

Las ventas de gas natural en España y Latinoamérica se realizan a través de la participación en Gas Natural SDG. Además, en Argentina Repsol YPF tiene una participación de 31,7% en la compañía Metrogas.

Durante el ejercicio 2003 las ventas consolidadas de Repsol YPF ascendieron a 303,34 billones de termias. En el sector de líquidos de gas natural en Argentina, Repsol YPF participa a través del 38% de la compañía Mega, que cuenta con una planta de separación en Neuquén, una de fraccionamiento en Bahía Blanca, un ducto conectando ambas e instalaciones auxiliares de almacenamiento y transporte.

Además, Repsol YPF participa en actividades de producción de energía eléctrica en España y Argentina. Controlará Shell en Portugal y se apresta a competir fuerte en Libia, donde aumentó sus reservas.

———————————

* Citada en: www.quesevayantodos.net/14o4.htm

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario