Abr 1 2008
447 lecturas

Ambiente

Aporte antes del desastre. – ”EN CHILE NO HAY CRISIS ENERGÉTICA”

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

A propósito de crisis, cuando estaba en pleno epicentro el conflicto Endesa – Estado en territorio pewenche de los Altos del Bio Bio por la Central Hidroeléctrica Ralco, se generó toda una paranoia desde el gobierno del Presidente Eduardo Frei con respecto a la crisis energética e incluso hubo apagones de luz en aquellos años.

Hoy son dos monstruos empresariales los que tienen en juego sus intereses, nuevamente la transnacional ENDESA y ahora, en alianza y coludido con esta, el grupo Matte a través de la empresa Colbún vinculado a CMPC, la misma de las celulosas y los conflictos por tierras con comunidades mapuche y ahora, con proyectos hidroeléctricos en diversos puntos del país.

Con este nuevo escenario, como al parecer ya ha venido sucediendo y en medio de los anuncios de ahorro de energía que señaló el Gobierno ¿Habrán apagones nuevamente? ¿Sabotajes?

Como sea, la presión de estos grupos económicos es muy fuerte, quienes han instalado una vez más de manera mediática en la opinión pública la sensación de crisis por escasez, como si estuviese en riego la energía para el consumo habitual de los habitantes de esta larga franja llamada Chile. Por eso hay que ser categórico en esto: “En Chile no hay crisis energética”, como numerosas organizaciones lo han venido señalando.

Los proyectos hidroeléctricos arcaicos que se quieren imponer, desfasados para un país que se dice en vías de desarrollo, pretenden cubrir las necesidades de energía ante la expansión de la dañina industria de minería en desmedro de territorios, ecosistemas y sus poblaciones, los que afectarían la calidad de vida de mucha gente, su cultura, sociedad y diversas actividades de sustento como el turismo y varias otras sustentables, como es lo que ocurriría a modo de ejemplo en la naciente Región de los Ríos o la Región de Aysén.

foto
Si la Industria minera recoge miles y miles de millones de dólares como utilidad destinados principalmente a los bolsillos de unos cuantos grupos económicos ¿por qué no es capaz de autogenerarse su propia energía y que sea sustentable? ¿Por qué el Estado debe seguir amparando este tipo de situaciones? ¿Hasta cuando el Estado, que se supone es de todos(as) debe seguir sometiéndose y sobre explotándose a favor de estos grupos económicos?

La industria minera es la que absorbe lejos, la mayor cantidad de energía en Chile y todos los proyectos que se quieren imponer por la fuerza sin considerar siquiera alternativas energéticas de tipo sustentable, son para cubrir sus necesidades.

Variados son los antecedentes que demuestran que redes de poder político en Chile están fundidos con los intereses económicos y comerciales en este tipo de inversiones, por ello, no es de extrañarse que las acciones para imponer este tipo de proyectos se hagan con la promoción, complicidad y amparo del Estado y de gran parte de sus instituciones, fuera de toda moral, ética, sentido de justicia y democracia, con un descarado saqueo.

El mismo cerco informativo ha hecho ver que la discusión sobre la energía en Chile debe centrarse en las alternativas que ofrece las hidroeléctricas o bien explorar las posibilidades que ofrecen las plantas nucleares, escapándose de toda racionalidad y extralimitando lo absurdo.

Chile es un País de enormes riquezas y de grandes alternativas para fuentes energéticas renovables. En algunos lugares del mundo se han hecho estudios sobre otros tipos de energías, las que perfectamente cubrirían toda la necesidad energética de cualquier país y con nulo o mínimo impacto.

Energías como la solar termoeléctrica, la solar fotovoltaica, la eólica, la eólica marina son posibilidades necesarias y que deben ser consideradas y exigidas como posibilidades reales y de paso, devolver las soberanías sobre recursos naturales que estos grupos económicos han venido usurpando en contra de los derechos de pueblos y sus comunidades (derechos de agua, subsuelo, bosques, etc.).

———————————

Artículo publicado en febrero de 2008 en www.ecosistemas.cl

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario