Nov 7 2014
1059 lecturas

Participación ciudadana

¿Apoya realmente el gobierno al Intendente Huenchumilla en la Araucanía? No parece, para nada.

La pretendida solidez del respaldo que dice dar el gobierno al Intendente Huenchumilla se enfrenta con los porfiados hechos y la triste realidad en la zona. La represión y el abuso continúan.El problema no parece ser Huenchumilla.

No desconozcamos que los pocos avances y la visibilidad del problema provocado por el Estado sólo sucede porque  persiste la decisión intransigente y justa del Movimiento Mapuche de luchar por sus derechos. Sus derechos son reconocidos a nivel mundial, la condición de excluido y de vivir en pobreza injustificable por ser el resultado de políticas de Estado.

El problema radica en la incapacidad y absoluta falta de voluntad del gobierno de querer poner fin, por lo menos, al trato brutal de Carabineros contra las comunidades y a hacer el esfuerzo estatal de producir democracia y justicia. (Piensen en las billonadas que le entregan a los especuladores y grandes magnates, como gesto de evidente reconocimiento prioritario… eso podría resolver el problema muy, pero muy rápido)

Siguen las detenciones de niños en forma violenta y sin evidencias. Algunos ejemplos:

-Continúan con los montajes y el acoso, como la detención y maltrato del Lonko Victor Queipul cuando caminaba por un camino público;
-Mantención de la Ley Anti-Terrorista (y reforzamiento) que permite que Carabineros y los fiscales sigan usando esa arma.
-Mantener un pago exorbitante por tierras que se sabe fueron usurpadas o aquellas de las forestales, las que fueron regaladas por Pinochet y los gobiernos que han seguido; Podrían usar apoyo técnico y créditos que permitan mejorar el rendimiento, en vez de mandar carabineros a allanar con abuso los lugares donde las comunidades han recuperado tierras no usadas y las han puesto a producir.

Es importante que se reconozcan los derechos Mapuche y que se les escuche; Si siguen evitando aplicar el Convenio 169 de la OIT para dialogar y decidir en forma conjunta. Tampoco respetan los múltiples acuerdos y normativas de repsto a las comunidades indígenas.

El Estado debe  aplicar los dictámenes de la Corte InterAmericana de Derechos de Costa Rica, que es vinculante: es decir, que se revisen los juicios de los actuales condenados con la Ley Anti-Terrorista, de todos, incluidos los que están en libertad condicional y limpiar sus antecedentes porque fueron condenados en forma ilegal e ilegítima.

Además, reparar el daño a quienes han estado presos con esas condenas: su pobreza aumentó y por tratarse de décadas, los jóvenes no pudieron siquiera estudiar y menos trabajar. Las familias se han desarticulado y migrado a aumentar la cesantía que ni siquiera se mide adecuadamente.

Es fundamental poner fin al uso de la Ley AT en los nuevos casos y el uso de testigos coimados y protegidos que incluso son provocadores.  Sin reconocer la inmoralidad de la Constitución actual siguen pretendiendo que lo justo es respetar las leyes…

Y podrían mucho más si quisieran ser mínimamente honrados, en vez de seguir defendiendo a los agresores y  a quienes no pueden justificar su condición de propietarios por tratarse de documentaciones fraudulentas y obtenidas con colusión del sistema jurídico.ch temuco

Eso significaría apoyar los dichos del Intendente Huenchumilla. No es apoyo del gobierno el que la Presidenta Bachelet o el Ministro Peñailillo digan que lo apoyan cuando se siguen practicando la violencia y el abuso policial y se de cero solución a las demandas del pueblo Mapuche.

Tampoco sacar al general Bezmalinovic (a quien habría que juzgarlo por las múltiples querellas por violencia, uso de helicópteros en forma personal, por torturar a jóvenes y mentir en la Corte cuando ha dado “testimonio”). El prontuario de este represor es muy extenso y hay muertos con nombres donde él dirigía los operativos: el joven Cisternas, acribillado en Arauco durante la represión de una huelga, el crimen de Jaime Mendoza Collío además de varios asesinados en los últimos años que no han sido investigados…

Es fundamental terminar con la permisividad que tiene carabineros para reprimir: disparan a discreción contra niños, mujeres, comunidades, desde vehículos y desde helicópteros. El gobierno se niega a actuar democraticamente: el estímulo de cero reprimenda por los abusos continúa, con totalidad impunidad cuando reprimen la violencia institucional, Así, la tortura seguirá por ser una expresión racista. Los dos Mapuche asesinados en octubre recién pasado, el Gobierno, que debe proteger la vida de los Mapuche, ni siquiera está dispuestos a buscar a los criminales…

¿Y a eso llaman apoyar al Intendente Huenchumilla? Eso es usarlo inmoralmente.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario