Nov 20 2009
362 lecturas

Sociedad

Argentina: La “loca” organización popular

Daniel E. Benadava*
Cuando aquellos argentinos que nada tienen salen de las “cárceles a cielo abierto” que habitan, en donde mueren consumiendo sustancias tóxicas o heridos por el hambre o por la desidia del Estado, e intentan organizarse y movilizarse en defensa de sus derechos, suelen escucharse voces reclamando que se criminalice y reprima la protesta social.

En este escenario Cristina Kirchner, afirmó que a ciertos intereses concentrados económicos les gusta mostrar por la televisión a los pobres y a los negros solitos desvalidos cuando están llorando para demostrar que hay pobreza, pero cuando esos pobres y esos negros se organizan entonces ahí les empiezan a molestar. Ahora bien la presidenta argentina omitió mencionar que muchas veces las personas que la acompañan son quienes se "irritan" cuando la organización popular se realiza por fuera de las estructuras que apoyan su gestión.

Así, por ejemplo, cuando numerosas organizaciones populares reclamaron que se le brinde a todos los desocupados trabajo genuino sin hacer preferencia con quienes participan en los movimientos afines a Cristina Kirchner, o frente a las movilizaciones y huelgas que protagonizaron algunos trabajadores que procuran organizarse por fuera de las viejas burocracias sindicales, diferentes integrantes del gobierno argentino sostuvieron que estos actos constituían un proceso de desestabilización institucional

En este sentido el Secretario General de la Confederación General del Trabajo -CGT-, Hugo Moyano, dijo que muchos trabajadores politizaron su demanda porque estaban influenciados por sectores de ultraizquierda con ánimo desestabilizador; el Secretario Adjunto de la CGT, Juan Belen, sostuvo que quienes realizan manifestaciones contra el gobierno argentino son una zurda loca manejada desde afuera… con mandatos de la cuarta internacional comunista… el comunismo no existe más, se cayó el Muro, persisten los libros de Trotsky de Carlos Marx y toda esa paparruchada que no le dio ningún beneficio a la humanidad; y el Secretario de Vivienda y Turismo de la CGT, Oscar Lescano, afirmó ¿Que está haciendo la zurda hoy?… nacen sindicatos todos los días… son la anarquía.

También el oficialismo sostuvo que no eran casuales las protestas que, por ejemplo, realizaron numerosas organizaciones sociales contra el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, que con sus políticas públicas no nutre, abriga, abraza a los niños… ya que no paga las becas, ni los subsidios, a más de doscientos mil niños y niñas que se encuentran en Hogares, Casas del Niño, Jardines Maternales, Centros de Día, Centros Juveniles, Centros de Atención Integral y se los condena a habitar el país del desamparo.

En relación al tema de la niñez cabe ser destacado que Cristina Kirchner implementó un plan de Asignación Universal por Hijo menor de 18 años que podrá cobrar todo padre desocupado o trabajador en negro. Esta medida fue apoyada por la mayoría de los sectores progresistas pero, también, despertó algunas críticas ya que el referente del Movimiento Libres del Sur, Federico Masso, sostuvo que no estaba de acuerdo con que el programa se financie con la plata de los jubilados sino que, por el contrario, hubiese sido mejor gravar la renta financiera; porque no se puede redistribuir ingresos desde pobres a pobres.

Ahora bien, no solo el oficialismo es reacio a la “loca” organización popular que se desarrolla por fuera de las estructuras de poder ya que, por ejemplo, el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mauricio Macri, creó la Unidad de Control del Espacio Público que se encarga -mediante la “persuasión” o la violencia- de desalojar a los indigentes que viven en las calles o bajo los puentes; y, asímismo, está organizando un cuerpo policial integrado por personas que, además de estar judicialmente acusadas de haber participado en diferentes secuestros extorsivos, atentados y escuchas ilegales, promueven la implementación de acciones de inteligencia interna para evitar el desarrollo del ”terrorismo internacional”.

En este contexto, y a pesar de los políticos que ven procesos de desestabilización allí donde solo existen genuinos reclamos sociales, son miles los argentinos que no habiendo salido de la pobreza durante los años en los que la economía de su país creció notablemente, o habiendo regresado a la pobreza por causa del crecimiento de la inflación y de la crisis mundial, buscan organizarse por fuera de las obsoletas burocracias sindicales y políticas que solo postergan la posibilidad de construir un país mas justo y solidario

*Sicólogo argentino, vinculado al al Movimiento de Seglares Claretianos.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario