Mar 21 2010
1028 lecturas

Política

Argentina: la política, la defensa nacional, la mujer

Matilde Sosa.*

Argentina consolida la dirección política para la defensa nacional. La equidad de género y la construcción de ciudadanía en el ámbito de las fuerzas armadas. La política sostenida por la gestión de la ministra de Defensa Nilda Garré desde fines de 2005. Luis Pozzi, jefe del Estado Mayor General de la fuerza, afirmó que el ejército “es hoy una institución confiable para la sociedad; que las limitaciones presupuestarias que coyunturalmente nos afectan no son, ni pueden ser, causa para limitar nuestra acción”.

La configuración histórica de las fuerzas armadas y de la defensa nacional en la República Argentina constituye, en la memoria sureña, antecedente más que suficiente para imaginar imposible un cambio –o de lo contrario torna imprescindible centrar el esfuerzo para impulsarlo dada la tristemente célebre sucesión golpista militar (1976-1983 ) y anteriores.

Inimaginable entonces, excepto un cambio histórico, político y cultural que centra su esfuerzo democrático e impacta fuertemente desde la cartera de Defensa argentina que, de modo inédito, recae en una mujer y esa política es sostenida por la gestión de la ministra de Defensa, Nilda Garré desde diciembre de 2005

La reestructuración de las fuerzas armadas es ley y a partir de finales del 2009, la Presidenta de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, aprobó y puso en vigencia la Directiva de Política de Defensa Nacional, de modo que de ella deriven los lineamientos de la política con ka que se rija el sector de la defensa y el más alto nivel de planeamiento .

Como los cambios y las transformaciones llevan el tiempo de sus procesos la gestación en lo humano se nos brinda como ejemplo, y las mujeres saben a ciencia cierta y desde su experiencia vital que un día comienza al concurso de un compañero y que luego, la tarea de consolidar y desarrollar compromete la vida andando parejo.También en democracia.

Hablar, informar, transformar

De tal modo, en una práctica republicana, la ministra de Defensa de Argentina, Nilda Garré, se reunió con los altos mandos del Ejército Argentino, los generales y los jefes de unidades operativas, drigidos por el jefe del Estado mayor, teniente-general Luís Pozzi, para explicarles la política de defensa para el año en curso (2010), y a la vez efectuar un balance de su gestión.

Doscientos ochenta y dos oficiales –entre generales, coroneles y tenientes coroneles– escucharon los informes que fueron transmitidos por el sistema de vídeo-conferencia a un total de 1.600 oficiales superiores y oficiales jefes en toda la geografía del país.

El general Pozzi dijo a los jóvenes jefes que “es la primera vez en nueve años que un titular de la Defensa habla a los jefes de las unidades operativas”.

La modalidad que adopta la cartera de defensa da continuidad y amplía la realizada en Campo de Mayo el pasado cinco de marzo. La reunión del día 19 de este mes se suma a la ya realizada el pasado 12 de marzo con los jefes de la Fuerza Aérea, en la que participaron brigadieres y jefes de unidades.

Aquel 5 de marzo, ante los 44 generales, la ministra Garré dijo que cuando fue nombrada en el cargo por el entonces presidente Néstor Kirchner y luego por la actual presidenta Cristina Fernández estaba allí para encabezar una transformación de las Fuerzas Armadas y reconciliarlas con la sociedad, junto a la decisión de verdad, justicia y memoria como le indicaron ambos comandantes en jefes en su momento, añadió.

Durante su conferencia la ministra Garré recordó que el ex presidente Kirchner la instruyó en 2005 para que trabajara en la recuperación de las Fuerzas Armadas como una institución de la Nación reconciliada con la sociedad bajo las banderas irrenunciables de justicia, verdad y memoria.

Política de Defensa

En un discurso complementado con el uso recursos audiovisuales la ministra recorrió lo que había encontrado en la jurisdicción al hacerse cargo de la misma en diciembre de 2005. Calificó lo que existía entonces como “un sistema de Defensa anacrónico, con una deteriorada capacidad operativa, con una administración de recursos fragmentada e inadecuada, bajo la vigencia de estrategias diferentes en las tres fuerzas”.

Garré indicó que en esa época tampoco había una política de democratización de las fuerzas y que los salarios estuvieron congelados durante 12 años, mientras que los aviones de las tres fuerzas debieron ser auditados por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata.

Entre otros, la ministra enunció los siguientes puntos:
 
Reemplazar las hipótesis de conflictos por una política defensiva y la unión regional en Suramérica y América Latina; impulsar la política de acción conjunta entre las fuerzas; y optimizar la capacidad operativa que se pudo pensar y comenzar a desarrollar en un país que volvió a crecer luego del desastre de 2001.
 
Defensa por capacidades. La ministra puso mucho énfasis en exaltar el proceso, actualmente en diseño por el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, de la “defensa por capacidades” diseñada a través del Ciclo de Planeamiento puesto en marcha en la presente gestión.
 
– Proceso de reforma educativa. Coordinación de las capacidades científicas y tecnológicas de las fuerzas y el proceso de reforma educativa en marcha con la introducción –en los institutos de formación básica de oficiales– de materias como derechos constitucional, derecho administrativo, historia argentina y latinoamericana y sociología militar.

También apuntó la creación de la Escuela Superior de Guerra Conjunta y el proceso de reformulación de designación y formación de los instructores militares y oficiales jóvenes que tienen una estrecha y decisiva influencia en la formación de los cadetes.

– Reforma del sistema de Justicia Militar . Garré reivindicó la reforma del sistema de Justicia Militar que terminó con limitaciones para la adecuada defensa en juicio de los oficiales militares e igualó sus derechos con los de todos los ciudadanos en los mismos tribunales.

– Renacionalización de la Fabrica de Aviones y recuperación de Astilleros. Subrayó la política de reconstrucción del sistema de producción para la defensa con la renacionalización de la Fábrica de Aviones de Córdoba  y la recuperación de los Astilleros Tandanor y almirante Storni en el complejo CINAR.

En el plano social
Viviendas. Recordó la dotación de 1.417 créditos para viviendas de oficiales a tasa baja y a largo plazo de cancelación, y la apertura para el presente año de una nueva convocatoria, como así la continuación del plan de vivienda federal para 7.600 peticionantes del cuadro de suboficiales, en el marco del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.

Centros de medicina preventiva. Anunció que se construirán 3 centros de medicina preventiva: el primero en Buenos Aires que atenderá a 30 mil personas al año, en el que se realizarán exámenes de prevención sobre diversas enfermedades, entre ellas el cáncer.

Retribuciones. En relación al tema retribuciones, la ministra reiteró que está elevado al Poder Ejecutivo el proyecto que permitirá reordenar el salario militar para integrar la mayoría de las compensaciones por diversos ítems en el salario básico. Y subrayó que estos esfuerzos en retribuciones y vivienda indican que “no existe ninguna acción de discriminación sobre la condición salarial y de bienestar del conjunto de los militares”.
 
Compras para el Ejército
Reiteró que para ejército se comprarán este año cinco helicópteros de instrucción; se modernizarán 10 aviones Huey II; se repararán los helicópteros Super Pumas; se adquirirán 50 camiones; se establecerán nuevos sistemas de seguridad en las guarniciones de Campo de Mayo y de Córdoba.

Para el 2011 quedará reparado a un costo de 326 millones de pesos el rompehielos Almirante Irízar y se realizará durante este mismo año el primer Patrullero Oceánico Multipropósito y se repararán y construirán aviones en la planta de FAdeA.

Política de género: inclusión y equidad

La titular de Defensa hizo hincapié en los avances en la política de género en la Fuerza con la modificación de normas y reglamentos caducos, y la apertura para la mujer de numerosos espacios que le estaban vedados; acciones implementadas por el Observatorio de la Mujer y del Consejo de Política de Géneros.

Tomamos este capítulo difrenciado, la primera mujer que conduce la cartera de defensa instituye la “Equidad de Género” como una política en marcha sostenida. Se intenta otorgar a la perspectiva de género particular atención en tanto ninguna política integral de promoción de los Derechos Humanos puede prescindir de ella para considerarse completa.

Un proceso de transformación institucional, en el ámbito de la defensa demanda trabajar con perspectivas inclusivas en términos de fortalecimiento democrático y construcción de ciudadanía hacia el interior de las Fuerzas Armadas.

Tal vez el inicio de todas estas acciones para la equidad de género dentro de las Fuerzas Armadas de la Argentina fue la puesta en funcionamiento del primer Observatorio sobre Integración de la Mujer. Luego se sumó el Consejo de Políticas de Género, el funcionamiento de las Oficinas de Género en cada una de las Fuerzas Armadas, y la creación de una Dirección de Políticas de Género, dependiente de la Dirección Nacional de Derechos Humando del Ministerio.

El ocho de marzo de 2008 el Ministerio de Defensa asumió el compromiso de desarrollar el “Plan de Trabajo Conjunto para Promover una Política Integral para la Detección, Atención y Registro de los Casos de Violencia Intrafamiliar”. Asunto que en todos los ámbitos de la sociedad fue históricamente invisibilizado, pero el daño transgeneracional de este tipo de violencia dio el contexto necesario por el cual la comunidad internacional generó un marco jurídico de obligaciones para que los Estados miembros asumieran la violencia intrafamiliar como problema público y con significancia para los derechos humanos, dictando normas específicas contenidas en la Convención interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer y en la Convención sobre los derechos del niño.

Punto de inflexión

Como se sabe, la Defensa Nacional es una obligación esencial e indelegable del Estado, donde deben coincidir todos los esfuerzos necesarios para preservar los intereses vitales de la República. Para ello las transformaciones en el núcleo duro de las fuerzas. trajeron cambios que se generan en la cartera de modo sostenido

La construcción de lo simbólico y de la autoridad, cuanto más de forma inédita de la autoridad militar según jerarquías decimonónicas, dentro del imaginario social, llega a un punto de inflexión. La línea se inclina a favor de un cambio no solo cultural, derribando la interdicción inhibitoria tras la anquilosada cuestión de género.

Consideración interesante para analizar a su concurso que, de modo inédito también se establece que la conducción política democrática dirige la política de defensa nacional ,y de tal modo lo militar debe estar a la orden, como ámbito instrumental , subordinándose al gobierno democrático y político para proceder y en la defensa nacional; pero también para proveer y proceder en equidad de su componentes .

Son las múltiples aristas de una transformación que multiplican la tarea de un único propósito.

* Periodista.
Tomado del periódico venezolano Patria Grande
http://periodicopg.com.ve

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario