Sep 24 2016
534 lecturas

EconomíaPolítica

Argentina: la primavera se inicia con sol, pero con tormentas en lo político y social

 

En Argentina ¡ya estamos en primavera! Son los tiempos donde  florecen vegetación y amores. Sin embargo la realidad actual nos trae otras noticias, que no son buenas, aunque ellas no sean privativas de este inicio primaveral. Entre las variadas actividades del Presidente de la semana elegimos tres de ellas que constituyen la base de su actividad en estos días y dan indicios sobre la situación del país: Macri en la economia, en la ONU y el acuerdo Malvinas

Macri y la economía

La economía sigue sin arrancar. Los datos, proporcionados por el INDEC siguen siendo malos. Se puede pensar que la economía argentina está tocando fondo. Van algunos datos. La economía del primer trimestre del año respecto a igual período del año pasado cayó un 3,4%.  Consultoras privadas indican que para el mes de agosto la caída entre 2015 y 2016 fue del 2,3%.

A ello le agregan que la economía durante agosto habría dejado de caer, ese dato positivo se complementa con el bajo nivel de la inflación del mismo mes de agosto y las posibilidades que ésta se instale de acá a fin de año en el orden del 1% mensual. A pesar de estas mejoras previstas para el último período del año, el resultado final daría una recesión anual cercana al 2% anual, con una inflación que  superaría el 40% anual. Este es el marco en el cual la CGT ha planteado la realización de una huelga nacional, octubre sería el mes finalmente elegido.

Acuerdos sobre Malvinasar-malcorra-en-gris 

Los cancilleres de Argentina y Gran Bretaña firmaron un acuerdo de cooperación para establecimiento de  nuevos vuelos a las Islas y algunas actividades conjuntas referidas a la explotación de hidrocarburos, pesca y comercio en general. No hubo referencia al tema de la soberanía. Este acuerdo debería ser ratificado por el Congreso y el mismo ha motivados diversas críticas que llegan hasta el propio seno del gobierno. Dicho acuerdo forma parte de una estrategia del gobierno de buscar aproximaciones mediante acuerdos parciales, donde no se habla de soberanía.

Macri en la Asamblea General de la ONU

Con un discurso más corto que los que habitualmente pronunciaban los Kirchner, el Presidente Macri debutó en la Asamblea  General. Fue un discurso previsible, sin mayores novedades, donde ratificó lo que viene afirmando en el orden interno. La novedad se dio en un acto fuera de protocolo donde se saludó con la Primera Ministra Británica y en el cual, según Macri, hablaron de mantener conversaciones que incluyeran el tema de la soberanía. Todo indica que fue un paso en falso del Presidente. La propia Canciller Argentina salió a decir que no hubo tal mención a la cuestión de soberanía y la cancillería británica manifestó que no hubo cambios en su posición y que sobre el tema soberanía no hay ningún discusión.

Proyecto XXX”, cuando la muerte se va de fiestaar-fiesta-en-moreno1

La información sobre una fiesta en la localidad de Moreno –en el cono urbano de Buenos Aires-, en la noche del martes al miércoles pasado, de la que fueron parte jóvenes entre 13 y 20 años, con trágicos resultados invadió los canales televisivos y las primeras páginas de los medios gráficos. La convocatoria hecha bajo el nombre de “Proyecto XXX”, remedando una película norteamericana –“Proyecto X”- conocida hace pocos años y donde se cuentan los desenfrenos de una fiesta juvenil.

Sobre la noticia no hay mucho por agregar pero hay reflexiones que no podemos omitir ante la reiteración de este tipo de sucesos. Si bien el tema es muy complejo y tiene muchas aristas, lo vamos a mirar desde dos lugares que parecen claves: El Estado y la Cultura.

Desde el punto de vista estatal este hecho pone en evidencia la incapacidad institucional para atender a problemas cotidianos. El Intendente (justicialista) manifiesta no tener medios para saber qué pasa en las redes sociales, cómo si hicieran falta muchos recursos técnicos para conocer lo qué pasa en el municipio, lo que no hay es organización social y política vinculada al Estado que lo pueda informar; la gobernación (macrista) se enteró en medio del tiroteo, sin vínculos sociales con los participantes, su presencia más importante –la policíaca- estaba ocupada en otros “asuntos”.

Mejor no hablemos de la responsabilidad política de los funcionarios por la existencia de las condiciones sociales que favorecen este tipo de situaciones. Lo cierto es que las autoridades estatales vienen por detrás de los hechos. No hubo anticipación, ni prevención respecto a ese acontecimiento.

Si es grave la responsabilidad estatal en la producción de estos hechos, más grave aún es lo que ellos significan desde el punto de vista socio-cultural.

ar-fiesta-en-morenoEn este sentido este hecho constituye un símbolo de lo que nos pasa como sociedad. No busquemos, ni limitemos el problema a un grupo de irresponsables, malas personas o delincuentes. Lo ocurrido es algo que está naturalizado, que nos parece casi normal, convocar por las redes sociales a una fiesta y que traigan alcohol, drogas o que vengan a “bardear” no es un juego de niños-adolescentes aunque ello forme parte de la cultura de estos tiempos. El mismo sistema mediático que lo promueve luego lo exhibe para escandalizarse y condenarlo.

Las mismas autoridades políticas y policiales que “se lavan las manos” son cómplices por acción u omisión de tales hechos y colocan en la represión con “mano dura” la respuesta que los beneficia como institución. Las familias que lloran por lo ocurrido son incapaces de poner límites porque ellos no son aceptados en nombre de la exaltación de una actitud contra el “caretaje” que pone a todos frente a una insatisfactoria realidad social, que les estamos legando, en la cual no hay reglas, ni futuro.

El poder –individual o grupal- al alcance de la mano que emana de la “valentía” que dan el dinero, las drogas y el alcohol, se está imponiendo a las ideas de respeto por el otro, solidaridad y fraternidad que sostienen la vida en sociedad.

Estamos transitando las vísperas de una cultura que se va metiendo en la encrucijada de continuar degradándose, a la sombra de un modelo económico y social, que promueve y exacerba este individualismo de tintes suicidas o –como dice un poeta- “desde del fondo más hondo surgirán las alturas más altas”, de una cultura capaz de superar esta perversidad actual.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario