Ene 9 2007
337 lecturas

Economía

Argentina. – LAS EMPRESAS Y LA ECONOMÍA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Los adtos se desprenden de la encuesta nacional sobre grandes empresas (ENGE), referida a las primeras 500 compañías no financieras del país, según producción y ocupación. De este total, unas 200 empresas explican el 85 por ciento de las utilidades, antes del pago de impuestos, que en su totalidad suma 38.000 millones de pesos al 2005, fecha en que se elaboró el informe.

Pero el 10 por ciento del panel concentra el 68 por ciento, siendo la utilidad “el agregado económico que presenta mayor grado de concentración” dentro del mismo.

Utilidades duplicadas

El estudio realizado por la Dirección de Estadística y Censos destacó que la utilidad de estas 500 empresas casi se duplicó en tres años. En efecto, pasó de 19.350 millones de pesos en el 2003 a unos 38.000 millones en el 2005. Claro que no a todas las empresas le ha ido bien. Según el informe 415 tuvieron ganancias, y las restantes 85 compañías tuvieron pérdidas por 3.900 millones. En tanto, la cantidad de asalariados que trabajan en estas empresas pasó de 503.532 a 561.328 empleados, entre 2003 y 2005.

Dos tercios de estas compañías están bajo capital extranjero, proporción que “se ha mantenido prácticamente constante para el período 2003-2005”, destacó el informe. Y se agrega que la utilidad de las empresas extranjeras “es once veces mayor”, respecto del tercio restante que está bajo capital nacional. En otras palabras, el tercio de empresas de capital nacional concentra el 8 por ciento de la utilidad, mientras que el restante 92 por ciento está en manos de compañías extranjeras.

El costo salarial

En este marco, el costo salarial alcanzó al 20 por ciento del Valor Agregado, contra el 19 del 2003.
Este dato toma mayor vigencia si se tiene en cuenta que este año volverán a las negociaciones colectivas unos 5 millones de asalariados registrados.

El año pasado, las empresas acordaron un incremento promedio de 19 por ciento en los sueldos básicos y en muchos convenios se adicionaron sumas no remunerativas, u otros conceptos, que llevaron el aumento del costo salarial promedio del sector privado a cerca de 24 por ciento, según surge de lo declarado a la AFIP.

Mientras tanto, y a través de los medios, fuentes sindicales y empresarias comenzaron a medir fuerzas para las negociaciones salariales previstas para este año. Los sindicatos están reclamando un aumento promedio de 16 por ciento, mientras que las empresas sólo atinan a ofrecer el 10, en línea con la inflación minorista prevista para el 2007.

* Periódico de la provincia de Córdoba (www.puntal.com.ar).

Addenda

LA ECONOMÍA DETRÁS DE LA ECONOMÍA

El sector servicios registró un aporte estimado, al producto interno bruto (PIB) argentino, según datos de 2005, en el orden del 53.5%, actividad indutrial poco más de un tercio del total (35.9%) y la agricultura de un 10.6%. La inflación durante 2006 se mantuvo bajo el 10%, cumpliéndose las expectativas del gobierno.

La fuerza laboral se estimó en 15,5 millones de trabajadoras y trabajadores, según los números correspondientes al primer semestre del año que terminó. Poco menos de cinco millones de personas, mientras tanto, engrosaron el denominado trabajo informal y cerraron el año en calidad de cesantes entre un 10 y un 12 por ciento, porcentaje que excluye a los beneficiarios de planes sociales.

Los sectores más dinámicos resultaron los vinculados con la industria alimenticia, automotor, bienes de uso, textil, metal mecánico, siderurgia, editorial, química y petroquímica. Todo muy optimista, pero el porcentaje de la población bajo la línea de pobreza era, a fines de marzo de 2006 de un 31.4%, e indigentes alrededor de un 11% en el mismo período.

Los alquileres de vivienda, por su parte, se incrementaron alrededor de un 14% a lo largo del año. La tasa de ganancias de las empresas que operan en la Argentina se estima en un 30, una de las más elevadas del mundo.

Para no ser menos la inversión familiar en educación debió conseguir recursos para cubrir un mayor costo que bordeó el 20%; vestirse tampoco resultó barato, el alza fue casi de un 15%.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario