Oct 21 2008
542 lecturas

EconomíaPolítica

Argentina le dice adiós al sistema de jubilaciones y pensiones privadas

surysur

El sistema de jubilaciones privados en Argentina puede vivir sus últimos días. Ayer se dio a conocer la intención de la presidenta Cristina Fernández de disolver el sistema de las Administradoras de Fondos de Jubilación Privadas (AFJP) y hoy será oficialmente anunciado por la jefa del Estado y posteriormente presentado al Congreso Nacional para su derogación. De aprobarse la iniciativa, se eliminaría este sistema previsional instaurado durante la presidencia de Carlos Menem en 1994.

La derogación del sistema previsional basado en la capitalización por parte de los trabajadores activos significa que todos los jubilados y afiliados de las AFJP, que suman 9,5 millones de personas, pasarán obligatoriamente al sistema público o de reparto, aunque hoy se aclaró que las administradoras podrán seguir su existencia y manejar los aportes voluntarios de los aportantes.

El traspaso de órbita va a significar la transferencia a las arcas estatales de los fondos acumulados por los afiliados en sus cuentas personales y que suman alrededor de 30.000 millones de dólares. Con el cambio de régimen, volverían al Estado unos 4.300 millones de dólares anuales.

Según informa la prensa en Buenos Aires, el trabajador cobrará al momento de jubilarse su haber como si todos los años aportados hubieran sido hechos a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS). Esto significa en términos jubilatorios el derecho a cobrar la Prestación Básica Universal (hoy de 100 dólares) más el 1,5 por ciento del sueldo promedio actualizado de los últimos 10 años por cada año aportado al Estado o a la AFJP.

A los 450.000 trabajadores ya jubilados a través del sistema privado y que perciben un haber mensual a través de una AFJP, el Estado les reconocerá la mejor renta que hayan cobrado durante el año, para limitar así las pérdidas de los últimos meses ocasionadas por la crisis financiera.

La justificación que hacen en la Casa Rosada es la delicada situación por la que atraviesan las inversiones a raíz de la crisis financiera internacional. El sistema de capitalización se basa en la inversión individual del aportante por parte de la AFJP en bonos, títulos y acciones, por lo que el total acumulado ha descendido y el horizonte no es más halagüeño. En síntesis, en un futuro no muy lejano los jubilados del sistema privado no tendrían fondos para su vida postlaboral.

La ANSeS y otros organismos públicos incorporarían al personal administrativo, de las áreas financieras y técnicas de las AFJP que quedará sin trabajo por la medida oficial.

El calendario que maneja el Gobierno es enviar cuanto antes el proyecto de ley al Congreso para su tratamiento. Y estima que, a más tardar, a partir de enero de 2009 todos los jubilados y trabajadores y autónomos activos ya podrán pertenecer al régimen previsional estatal único.

El sistema de las AFJP nació en 1994 como parte del "Consenso de Washington" basado en el achicamiento y, en lo posible, la extinción del Estado, privatizaciones y apertura económica, aplicable sólo a los países del denominado Tercer Mundo. Se culmina así con un sistema que fracasó en forma rotunda y no cumplió ni una de las promesas realizadas.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario