Ago 9 2006
240 lecturas

Economía

Armamentos. – HIROSHIMA, NAGASAKI Y EL LIBANO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

EEUU posee 8.000 ojivas nucleares. Cada una de ellas con una capacidad de muerte y destrucción 10 veces superior a la bomba lanzada sobre Hiroshima. Si hoy se utilizaran todas las armas nucleares que existen se terminaría con toda forma de vida en la tierra. 

Según la UNICEF “en los últimos 10 años han muerto más de dos millones de niños como el resultado directo de conflictos armados y más seis millones ha quedado discapacitado o con lesiones graves.

Por lo menos otros 20 millones de niños y niñas han debido abandonar  sus hogares y más de un millón son huérfanos o están separados de sus familias. En el mundo existen en la actualidad 300.000 niños soldados.

La mitad de la humanidad –tres mil millones de personas– viven con menos de US$ 1.75. En el mundo cada segundo mueren tres niños de hambre y enfermedad. Más de 2.000 millones sufren de malnutrición por graves carencias en micronutrientes (hierro, yodo, vitaminas A, C, etc.); más de 840 millones sufren el hambre casi todos los días1.

Mientras esto sucede, en los últimos años el gasto en armas ha crecido en el mundo, superando los presupuestos mundiales de educación y salud. También ha aumentado en América Latina. Aquí, Chile en 2005 fue el país que más gastó en armas: más que Venezuela y más del doble que Brasil2.

En la última década en Chile se ha incrementado enormemente el gasto militar superando seis veces lo que se gasta en ciencia. Con la inversión realizada por el gobierno anterior en aviones, se solucionaría el problema habitacional de 731.000 chilenos. El valor de un solo tanque –el ejército tiene 280–  era equivalente al total del presupuesto anual de la División de Cultura del Ministerio de Educación para todo Chile. Y persisten planes para aumentar los gastos y comprar  un número mayor de armas.

Los presidentes y los gobiernos de los países nos presentan la adquisición de armas como un hecho del que los pueblos debemos sentirse orgullosos.

La compra de armas realizada por el Gobierno de un país  estimula una carrera armamentista sobre todo entre los países vecinos. Beneficiando exclusivamente a los fabricantes, traficantes y a los lobbystas de la  muerte.

Debemos trabajar desde hoy pasra un futuro en paz, para que no exista otra Hiroshima y cese la violencia de EEUU e Israel en el Medio Oriente. Israel ha desoído cuarenta y seis recomendaciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas para alcanzar la paz3.

Millones de personas rechazamos toda guerra y todo acto de terrorismo de grupos y del terrorismo de Estado. Nuestra contribución para el desarme y la integración de las naciones es  fundamental.

El cambio es lo único permanente. El humanismo, la ética, la esperanza y el cambio son posibles. El progreso de la humanidad sería inexplicable sin la existencia de los valores, el cumplimiento del deber y los ideales. Trabajemos para destruir las armas nucleares y para un progresivo desarme mundial.

Para ello es indispensable unir a la humanidad. Para ello es indispensable una voluntad política de los gobiernos, de los ciudadanos de todas las regiones del mundo, para avanzar hacia la unión. Por ejemplo, trabajar decididamente por la imprescindible integración de América Latina. La integración es el mejor tratamiento y la mejor disuasión para terminar los gastos militares, solucionar los conflictos limítrofes y evitar las guerras.

Avanzar hacia progresiva integración que culmine en un solo gobierno mundial.

¿Cuál sería la respuesta si se preguntara a los pueblos del mundo –a través de un plebiscito– si están de acuerdo con la guerra y con el escandaloso gasto en armas frente a tantas necesidades sociales? 4

Las utopías son el comienzo de la realidad.

Notas

1 Foro Mundial sobre la Reforma Agraria. Informe sobre el estado de la Inseguridad Alimentaria en el mundo, publicado el año 2003.

2 El País 29 de Abril  2006.
3 Adolfo Pérez Esquivel

4 Paz Mundial.

——————————————–

* Presidente del Movimiento por la consulta y los derechos ciudadanos, Chile.
econdeza@entelchile.net 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario