Ago 7 2010
518 lecturas

Sociedad

Arturo Martínez, el dirigente “aggiornado”

Nicolás Gomarro.

Nunca es tarde para poner al día las ideas, hacerse amigo del enemigo y, en fin, seguir de corazón los lineamientos del partido político en el que se milita. Y los chilenos saben cómo cambió la vieja tienda de Almeyda, Corbalán, Allende y otros. Pero Martínez es también dirigente de la CUT, y entre los trabajadores no cayó nada de bien que diera el pase a la flexibilización laboral. O se pusiera al frente de la idea. En su descargo cabe señalar que no es mucha su experiencia como trabajador en ejercicio.

La gente cambia. Antes de hablar de flexibilidad laboral con un periodista del Diario Financiero, en otros años, Martínez tenía un vocabulario más cercano a la clase social parte de cuyos integrantes —si alguno todavía— reconoce bandera en la Central Unitaria de Trabajadores. Por ejemplo, en mayo de 2003 declamaba en El Periodista:

"Lo principal es el tema de la dignidad. Uno muchas veces quiere expresarse, defender sus derechos, pero no puedes porque estás amenazado. Otro punto es el respeto a la ley laboral. Aquí nadie la respeta. Como es el dios dinero el que manda y hay que tener dinero para subsistir, se arma un círculo vicioso.

"La gente vive endeudada, llena de necesidades y temores a enfermarse porque la salud es muy cara, a no poder educar los hijos, a envejecer porque las pensiones son de hambre. Estamos llenos de miedo y eso nos ha empujado a dejar de ser personas".[1]

Y, sólo para citar otro ejemplo, en julio de 2004 publicaba el diario El Sur de Concepción, a propósito del envío de un proyecto de ley para la flexibilización laboral:

" (…) el mismo presidente de la CUT, Arturo Martínez, junto a la directiva en pleno desmintieron que la Central o su timonel hayan dado el visto bueno al proyecto de flexibilidad laboral porque ello traería sólo ‘desprotección’ a los trabajadores.

"Han pasado nueve meses y Martínez sigue pensando lo mismo, por cuanto rechaza enfáticamente una posible aceleración del proyecto que duerme en la Cámara de Diputados".[2]

Permítasenos un ejemplo más, su charla con Radio Cooperativa, ya en abril de 2010:

"La CUT está en condiciones de entrar a ser un interlocutor social de importancia en el país, y creemos que nuestro mensaje tiene que ser claro, estamos disponibles para dialogar, pero también estamos disponibles para movilizarnos.

"El marco político ha cambiado, por tanto hay una estrategia que vamos a enunciar, la cual no puedo decir ahora y que anunciaremos ese día".

La "estrategia que vamos a anunciar" fue develada el cuatro de este mes de agosto de 2010.

¿En un acto oficial de la CUT?
No, no en un acto oficial de la Central de trabajadores.

¿En un ampliado sindical por la mesa directiva de la CUT?
No, no en un ampliado sindical por la mesa directiva de la CUT.

¿En una reunión con la prensa?

No, no en una reunión con la prensa.

Hizo pública su idea en las páginas del Diario Financiero, que como todo el mundo sabe es una publicación estrechamente vinculada a los sectores del trabajo asalariado. Seremos textuales:

"(Santiago, 4 de agosto de 2010) El Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Chile, Arturo Martínez, en entrevista con el Diario Financiero, planteó que ya hay una propuesta inicial para reducir el desempleo de jóvenes y mujeres, y crear una forma de primer empleo, que contenga tres componentes:

“’No es un contrato de trabajo con imposiciones, es donde hay una parte de empleo, una parte de capacitación y otra de cultura laboral’.

"La idea apunta a que el nuevo trabajador al iniciar la vida laborar pueda capacitarse en todas sus áreas, para ello se debe crear una nueva modalidad de contrato, que en su comienzo no contemple pago de imposiciones previsionales y sin jornada completa de trabajo.

"Martínez indicó en la entrevista que una comisión interna de la Central Unitaria de Trabajadores está trabajando en la propuesta y debería estar lista en agosto para iniciar conversaciones con el Ejecutivo y empleadores.

"La medida planteada pretende disminuir las altas cifras de desempleo juvenil, aumentar el ingreso a la vida laboral de las mujeres y potenciar al trabajador para mejorar sus condiciones y empleos".

Quizá, para abrir otro frente de amistosa conversación con el capital y el gobierno (más unidos que nunca, dicho a modo de incidencia) o porque algo de la protoconciencia propia le escuece, el referido diario consigna:

"El dirigente de la CUT, comentó la forma en que el gobierno abordo la ampliación del postnatal y señaló no estar de acuerdo, ya que la medida debe apuntar a que todas las mujeres que trabajan puedan tener acceso a ese beneficio, y no sólo aquellas que tienen contrato indefinido, ya que se estaría discriminando."

Parecen, levantarse olas a partir de la entrevista Martínez-Diario Financiero, porque algunos otros dirigentes de la CUT ya dijeron que eran opiniones personales de quien las emitió, que no se sentían reflejados en ellas.

En los hechos veremos o deberíamos ver pronto cuan "corporativo" es el espíritu de la dirigencia y bases de la Central. O si todavía algunos pueden definir la palabra proletario y la expresión luchas sociales. Lo que sí es seguro es que muchos recordarán el nada de cariñoso apelativo que le puso a Martínez una periodiosta ex pre canmdidata presidencial, Pamela Jiles, luego de ser agredida por algunos de la guardia de corps del dirigente.[3]

[1] La entrevista completa aquí)

[2] Aquí artículo completo.

[3] Si no lo recuerda puede ver aquí.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario