Dic 10 2016
399 lecturas

Despacito por las piedras

AUSTRIA, ITALIA, TRUMP: VOTACIONES Y MUNDO NUEVO

El domingo 4 de diciembre se votó en Austria e Italia mientras que Donald Trump avanzaba en el armado de su gabinete. Detalle más, detalle menos, los globalistas tradicionales siguen perdiendo fuerza, pero… ¿asoma un nuevo mundo? A no ilusionarse mucho. Lo que va emergiendo es una nueva correlación de fuerzas mundiales. La vieja hegemonía de la Alianza Atlántica (Europa, Estados Unidos y Japón) está perdiendo velocidad y fuerza frente a los nuevos protagonistas del BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica). Los próximos meses serán de duras negociaciones y es muy probable que el resultado final sea una remodelación de las instituciones para dar lugar a la multipolaridad que hoy impone su peso en la práctica económica. Aunque está claro que nunca se sabe… y el fantasma de una guerra puede llegar a dibujarse no muy lejos. De todas maneras hay un dato significativo que trajo Trump –que luego mencionaremos- y que nos permitirá comprender un poco más los límites y sentido de estos cambios.

AUSTRIA había votado en el mes de mayo y una mínima diferencia de 30 mil votos había llevado a anularlas y que se votara nuevamente. Ahora el candidato progresista –Alexander Van der Bellen-, con antecedentes ecologistas, revalidó con holgura su precario triunfo de mayo. La derrota de Norbert Hofer, quien reivindica a las corrientes nacionalistas xenófobas, es un soplo de aire fresco para las alicaídas corrientes del globalismo tradicional que habían vivido la derrota del “Brexit” en el Reino Unido, que votó por la separación de la Unión Europea, a eso se le agregó la victoria de Trump en los Estados Unidos.

Con el triunfo de Van der Bellen, hijo de un exiliado de Rusia cuando triunfó la Revolución Comunista, Europa tiene un respiro.

El mismo domingo se votó en ITALIA. El Primer Ministro, Matteo Renzi, formado en el Partido Comunista Italiano y que gobierna desde una fuerza que reagrupó a sectores de izquierda convocó a un referéndum para producir algunos cambios institucionales pretendiendo responder a diversas críticas a la política y los políticos. Pretendía disminuir de 315 a 100 los senadores, con menos funciones y una elección indirecta. Quería ahorrarse 500 millones de euros anuales y darle mayor poder a su cargo. Los veteranos de la política dicen que, al impulsar estas medidas, no tuvo “calle”. Los críticos del “europeísmo” subieron la apuesta y pidieron el voto contra todo el “sistema” y Renzi perdió lejos (60 a 40). Ahora se discute cuándo y cómo cumplirá con su promesa, ratificada inmediatamente después del recuento electoral, de retirarse. Los tradicionales independistas de la rica zona del norte italiano, que plantean la escisión de Italia, festejan el resultado como una victoria propia. En el empobrecido sur italiano (Nápoles, Sicilia, Cerdeña), los menores de 35 años, desencantados con el actual gobierno y con pocas oportunidades laborales, votaron masivamente por el NO. Pero el gran triunfador es el “Movimiento 5 Estrellas” que encabeza el cómico Bepe Grillo quien se ofrece como alternativa y propone un referéndum para ver si Italia va a continuar en la Unión Europea.

A estas “internas” de la vieja Europa hay que agregarle algunos pasos que ya preanuncia Trump y que no se pueden pasar por alto. En los cargos más sensibles está designando personas que se adecúan a su modo de pensar. Así ocurrió con el estratégico Secretario de Defensa, un antiguo General que siempre militó entre los “halcones” más duros.

Pero falta un detalle para cerrar estas reflexiones. Se trata del futuro Jefe del Departamento del Tesoro, que maneja toda el área financiera, incluido el futuro del dólar. Ese cargo lo ocupará Steven Mnuchin, un señor de 53 años, quien fuera el jefe financiero de su campaña y es un antiguo ejecutivo del Goldman Sachs, una de las entidades financieras más grandes del mundo, a la que sirvió durante 17 años. Esta designación no es casual, ni llamativa. Durante los gobiernos de George Bush, Bill Clinton y Barack Obama miembros de ese mismo banco ocuparon igual función. Del mismo origen financiero es el actual Presidente del Banco Central Europeo. Sobran las palabras acerca de quién gobierna al mundo, al actual y al que se viene.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario