71 lecturas
Jun 13 2018

Cultura

De cuando Rafael Alberti y Dulce María Loynaz evocaron a Lorca

Estamos en La Habana en 1992. En la habitación desnuda de un hospital se encuentran por única vez en su vida la premio Cervantes Dulce María Loynaz y Rafael Alberti. Rememorar a Lorca era inevitable.

Retrocedamos por un momento veintiséis años. Estamos en La Habana en 1992. Allí, en la calle 19 esquina E, en el Vedado, vive Dulce María Loynaz. Faltan unos meses para que le otorguen el Premio Cervantes. La visito con cierta frecuencia, casi siempre con …