Nov 10 2005
264 lecturas

Economía

BÉLGICA: UNA CAMPAÑA PARA EUROPA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La palma se la llevaba hasta ahora Benetton, pero Le Soir ha roto el molde. Dando un paso más, en el camino iniciado por el provocador Oliviero Toscani –el fotógrafo de las campañas publicitarias de la firma de ropa– el diario belga ha puesto en la calle carteles que invitan a comprar un bebé por internet, a ‘ayudar’ al Tercer Mundo comprando allí órganos humanos, o a que los inmigrantes cambien el color de su piel.

La campaña, como era de esperar, ha desatado una intensa polémica.

La primera parte de la campaña, lanzada por el liberal Le Soir, realizada en paradas de autobuses, estaciones y otros lugares públicos de Bruselas y de la región francófona de Valonia (sur del país), presenta chocantes carteles, sin ninguna referencia al periódico.

En uno de los anuncios, un supuesto ‘Instituto para la Integración’ invitaba a los inmigrantes a cambiar de aspecto, bajo el eslogan ‘Intégrese al 100%’.
El poster muestra en dos fotografías el antes y el después de un individuo de tez morena con capucha y barba incipiente que se vuelve blanco, sonriente y pulcramente afeitado y trajeado.

foto
El cartel incluye una dirección de Internet, en el que un vídeo ofrece a los inmigrantes ayuda para cambiar su imagen física, mejorar su educación, su dicción, clarear la pigmentación de su piel y el color de los ojos.

En su versión online, el diario se justifica. Sacando pecho, porque afirma que el objetivo era indignar, forzar a la gente a manifestar su rechazo y que lo han conseguido.

En otro tipo de cartel se dice: ‘Ayude al Tercer Mundo. Compre en él sus órganos’ y añade ‘Un órgano puede salvar más de una vida’, sobre la fotografía de un niño de raza negra que lleva una cartera escolar y una tablilla con caligrafía árabe.
El cartel remite igualmente a otro sitio de internet.

En el tercer modelo de anuncio una agencia, www.babyforeveryone.com, ofrece la posibilidad de comprar en Internet un bebé de cuatro meses a la carta por entre 15.000 y 35.000 euros, según el país de origen y las preferencias del cliente.

El diario Le Soir desveló hoy el misterio de los carteles explicando en su portada que es el periódico el que está detrás de la campaña y que su propósito es ‘Rebelarse contra lo inaceptable’, una manera de promocionar el cambio de formato del rotativo a partir de la próxima semana.

Todos los anuncios aparecieron esta mañana en las marquesinas y carteleras con la siguiente etiqueta superpuesta: “Le Soir’ se rebela contra lo inaceptable”.
Pero la justificación del diario podría no ser suficiente para atajar la polémica.
La unidad de delitos informáticos de la policía federal belga llegó a investigar el origen del sitio de Internet que proponía la compra de niños.

Otro diario de la competencia, La Derniere Heure, informó de diversas denuncias presentadas ante el organismo que regula la ética en la publicidad.
También ha habido reacciones entre los políticos. La ministra valona para la Infancia, Juventud y Sanidad, Catherine Fonck, considera la campaña “de mal gusto”.

En su edición del nueve de noviembre, Le Soir muestra, no obstante, su satisfacción por el impacto logrado, al provocar la indignación, lo que “era nuestro objetivo”. Y añade: “Indignar. Provocar una reacción. Provocar para que alguien se levante, tome la palabra y diga: ¡Es inaceptable. Lo rechazo!”.

———————————–

* En Periodista Digital (www.periodistadigital.com).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario