Ago 11 2009
302 lecturas

Noticias

Biardeau/ 11 tesis contra-hegemónicas sobre el Nuevo Socialismo

Javier Biardeau R.*

Advertencia: Dado que se trata de pastillas no se las trague todas ni cada una, sin analizarlas cuidadosamente, sin desmenuzarlas y someterlas a la mayor crítica posible. No crea, no acepte, no se identifique, no asuma ninguna de ellas. Construya sus propias tesis. No sea arrastrado por el automatismo psíquico. Es momento de apropiarse críticamente de las herramientas de lucha, no permita que lo gobiernen mentalmente, luche por auto-gobernarse.

Es posible construir sus propias tesis, a nivel individual o en un espacio colectivo, a través de un sencillo ejercicio: responda la siguiente pregunta: ¿Cómo se imagina usted el socialismo democrático para el siglo XXI? Discuta, examine, proponga, trate de llegar a acuerdos mínimos, construya su propio perfil. La emancipación social comienza solo si usted ya ha comenzado a pensar con cabeza propia, poner entre paréntesis, analizar toda la tradición de las generaciones muertas, analizar y desmontar el bombardeo mediático, colocando todos esos mensajes, esos espíritus y lenguajes que piensan por usted y sobre usted, al frente de usted, para lograr examinarlos bajo el más potente microscopio, utilizando la mayor conquista de la humanidad: la razón crítica.

Tesis 1:
El Nuevo Socialismo no es ni reformista, ni populista, ni burocrático ni cesarista. No renuncia a una interpretación crítica y abierta del “pensamiento revolucionario” construido en específicos tiempos y lugares, no reproduce una relación demagógica, manipuladora y clientelar con el pueblo, no justifica estructuras partidarias monolíticas, ni el estatismo autoritario, ni el culto a ninguna personalidad; porque no hay liderazgo político revolucionario infalible ni incuestionable.

Tesis 2:
El Nuevo Socialismo es una plataforma de perspectivas teóricas diversas, de prácticas socialistas innovadoras, que plantea una ruptura paradigmática radical sustentada en:

1. lucha contra las codificaciones dogmáticas del pensamiento socialista,
2. des-colonización del imaginario socialista,
3. critica radical (teórico-práctica) a la explotación, coerción, hegemonía ideológica, exclusión social, discriminación y negación cultural.

Ni dogmas, ni colonialismo mental ni dominación. Allí comienza el territorio de nuevos sentidos para cambiar la vida misma.

Tesis 3:
El Nuevo Socialismo reconoce que han existido históricamente socialismos doctrinarios, burocráticos, estatistas, antidemocráticos, sectarios y despóticos. Que es indispensable un balance de inventario de todas estas deformaciones burocráticas de la experiencia socialista. Este reconocimiento no implica abandonar la lucha socialista, o la posibilidad de una sociedad sin explotación ni injusticia, ni dejar de luchar por una democracia de consejos, de amplia participación y protagonismo revolucionario, basada en el Poder Popular, bajo la forma de la Comuna Socialista.

Tesis 4:
El Nuevo Socialismo es la hegemonía de los poderes creadores del pueblo, reconociendo que en una democracia integral hay multiplicidad de visiones, necesidades y demandas, pero quién decide es el decisión acordada producto de la libre voluntad de las mayorías, respetando siempre los derechos humanos de las minorías, buscando de forma permanente el mayor consenso posible y respetando la diversidad de corrientes de pensamiento.

Tesis 10:
El Nuevo Socialismo responde negativamente a la siguiente interrogante: ¿Se quiere que existan siempre gobernados y gobernantes? Responde afirmativamente al siguiente interrogante: ¿Se desean crear las condiciones bajo las cuales, desaparezca la necesidad de la existencia de la división entre gobernantes y gobernados? Gramsci ha dejado como legado nuevas bases para una teoría política radical del socialismo, para colocar el acento en la construcción del convencimiento, el consenso y la adhesión voluntaria de las mayorías populares, desde una pedagogía liberadora, dialógico-crítica, responsable y persuasiva.

Tesis 11:
El Nuevo Socialismo aspira al autogobierno popular desde múltiples voces, en asamblea de hombres y mujeres libremente asociados. Allí reside el núcleo central de la perspectiva contra-hegemónica: ¿Se construyen teorías críticas para la emancipación o se elaboran teorías funcionales a la dominación? ¿Se prefiguran nuevas formas de cooperación, sociabilidad y asociación humana, o se reproducen el despotismo y la dominación en las relaciones humanas? ¿Se lucha a favor de la plena existencia humana para todos, o se lucha a favor de la explotación, la injusticia y la destrucción de la vida sobre la tierra?

*Sociólogo, escritor y docente univ ersitario venezolano
 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Manuel Ciprés Gómez
    26 agosto 2009 3:56

    Las pastillas suenan interesantes, sin embargo son difíciles de tragar por aquellos que nunca se analizaron en función de su estadía en este laberinto capitalista, sino por los escritos de los llamados padres del socialismo “los muertos”, por ello les es difícil pensar, con el yo, porque siempre pensaron con lo de ellos, lo bueno es que contra mas catedráticos son, mas difícil les es pensar con su yo.
    Lo malo de las pastillas es que le faltan los cuatro mandamientos, y el camino para salir del laberinto