Jul 11 2008
654 lecturas

Economía

Bolivia, alertan sobre la declinación de campos productores de petróleo

IBCE*

Seis campos que producían el 65.8% de la producción total de líquidos, hoy aportan 19.1% del total, con una declinación del orden del 60.6% sólo en los últimos cinco años.

La producción nacional de crudo de los campos de los que se obtienen las gasolinas pesadas, como el diesel y la gasolina de aviación, “se encuentran en franca e irreversible declinación”, por lo que se hace urgente asumir medidas efectivas en el corto plazo para evitar un colapso inminente que lleve al país a una mayor importación de estos carburantes.

La aseveración corresponde al analista hidrocarburífero y ex autoridad del sector, Carlos Alberto López, en el estudio denominado El síndrome de Alicia: producción y declinación de campos, donde devela que los campos en actual producción “se encuentran en franca e irreversible declinación”.

En ese estudio, da cuenta que: “Es notable que mientras que la producción de líquidos representaba hace 10 años el 25.8% de la producción total de hidrocarburos, ésta ha caído gradualmente a sólo el 15.5% en la gestión pasada”.

“Esto confirma, por una parte, que el país se ha hecho cada vez más dependiente de la producción de gas natural para el abastecimiento interno de líquidos –a mayor producción de gas mayor la producción de líquidos asociados–, y, por otra, que la producción global de hidrocarburos, ante la declinación de los campos principalmente petroleros, se ha ido tornando cada vez más ‘seca’: la relación de líquidos a gas natural dentro del total de la producción es cada año inferior como consecuencia de la declinación de los campos netamente petroleros”, afirma López en su estudio publicado a fines del año pasado.

En su criterio, “a estas alturas es ya indiscutible que la producción de hidrocarburos en Bolivia se encuentra estancada y que es insuficiente para cubrir, en el caso del gas natural, los compromisos de exportación asumidos recientemente y, en el caso de los líquidos, los crecientes requerimientos del mercado interno”.

Agrega que “La hasta ahora ascendente producción obtenida de los campos descubiertos entre 1998 y 2000 ha logrado, por el momento, compensar la creciente declinación de campos antiguos, algunos, como el caso de Río Grande, descubierto en 1962, en producción desde hace más de cuatro décadas”.

En tanto que las cantidades diarias contractuales (DCQs) de gas natural comprometidas para la gestión que se inicia tanto para la exportación como para el mercado interno suman 55.7 MMmcd; entretanto, la capacidad promedio de entrega a ducto en 2007 alcanzó los 37.9 MMmcd, aunque en el último trimestre de la gestión pasada ésta tocó los 39.57 MMmcd.

Carrera contra el tiempo

A la fecha, afirma en el estudio, “el déficit de capacidad de entrega de gas natural se encuentra en casi 17.8 MMmcd, equivalentes al 31.9% del total de los compromisos contractuales asumidos para la presente gestión, suponiendo, lógicamente, que los volúmenes de producción de gas natural se mantengan por lo menos en sus actuales niveles”.

“De considerarse los volúmenes contractuales comprometidos con Argentina a partir de 2010 y el inicio de entregas al proyecto siderúrgico del Mutún, de 27.7 MMmcd e, inicialmente, de alrededor de 6 MMmcd respectivamente, la demanda diaria contractual podría alcanzar los 74 MMmcd en sólo dos años más, que implicarían, literalmente, una duplicación de la actual capacidad de entrega de gas natural a ducto”.

“Desde todo punto de vista, dados los montos de inversión requeridos y la logística necesaria para lograr ese cometido en términos de la contratación de plataformas de perforación, perforación de pozos, instalación de plantas de tratamiento, compra de tubería y construcción de ductos, de plantas de compresión, de facilidades de almacenaje y de contratación de personal calificado, el reto es enorme, especialmente, si se toma en cuenta que la requerida duplicación en la producción de gas natural estaría acompañada de la duplicación de la producción –y de las facilidades necesarias para separación, tratamiento, transporte, compresión y almacenamiento– de 45,000 barriles diarios de líquidos asociados a ella”, afirma el investigador.

Finalmente, concluye que: “Como Alicia en ‘A través del espejo’, en el sector petrolero hace falta correr todo lo que se pueda sólo para poder permanecer en el mismo sitio”.

* Boletín del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, entidad privada
http://www.ibce.org.bo
Se menciona como fuente al opositor El Diario de San Cruz (www.eldiario.net).

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario