Nov 17 2009
406 lecturas

Política

Bolivia en la cuenta regresiva electoral

Argenpress.*

A 20 días de que se lleven a cabo las elecciones generales en Bolivia, los frentes políticos del país intensificaron sus campañas para convencer a los electores indecisos, sector que representa 15 por ciento de los votantes. Los comicios generales del 6 de diciembre abren por primera vez en Bolivia la posibilidad de una reelección presidencial y la conformación de la Asamblea Plurinacional, como lo establece la nueva Constitución aprobada en enero pasado.

Según la encuestadora Ipsos, los indecisos suman en promedio 15 por ciento de los electores en todo el país, principalmente en el área urbana, donde la gente de clase media duda sobre el apoyo a determinado candidato.

Los voceros de partidos políticos, cada uno por su lado, coincidieron que las dos últimas semanas antes del 6 de diciembre son importantes para lograr convencer a ese 15 por ciento del electorado, que equivale a 750.000 votantes de un total de cinco millones inscritos, cifra que puede modificar la representación legislativa.

El vocero del partido oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), Jorge Silva, dio por hecho la victoria del binomio Evo Morales-Álvaro García con más de 50 por ciento, como lo reflejan las diferentes encuestas.

Silva confesó, sin embargo. que el principal objetivo de su partido es lograr los dos tercios de votos para no tener problemas en la Asamblea Legislativa, lo cual permitirá aplicar la nueva Carta Magna.

El dirigente del principal frente opositor Plan Progreso para Bolivia (PPB), Erick Fajardo, dijo que las encuestas no son absolutas y considera que aún tiene buenas posibilidades de hacerle frente a Morales y convencer a esos más de 700.000 votantes que aún no han definido su preferencia electoral.

En cambio, el jefe del segundo partido opositor, Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, dijo tener su propia encuesta, en la cual se ubica en segundo lugar con más del 30 por ciento y que estos últimos días consolidará ese lugar.

Las encuestas del grupo Gallup y de la empresa Ipsos pronosticaron que Morales logrará la reelección. Gallup señaló en agosto pasado que el presidente boliviano obtendrá 57 por ciento de respaldo nacional.

En tanto, la firma Ipsos, en su estudio de percepción realizado en septiembre último, auguró que Morales será reelegido con más de 54 por ciento de apoyo, frente al 20 por ciento del ex prefecto (gobernador) de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, y 11 por ciento de Samuel Doria Medina, candidato por Unidad Nacional (UN).

En caso de que se cumplan estos pronósticos, el MAS mantendrá su mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y tomará también el control del Senado.

El Senado de Bolivia es controlado en la actualidad por la oposición, lo cual se constituyó en el principal obstáculo para la aprobación de leyes, según el gobierno.

Proselitismo-observadores

La Corte Nacional Electoral (CNE) suspendió la semana anterior los actos de entrega de bienes y obras en los siguientes 30 días, al tiempo que comenzó la depuración de los más de cinco millones de personas empadronadas en el sistema digital biométrico.

El máximo organismo electoral definió también los más de 136.000 jurados electorales para las 22.800 mesas de votación que funcionarán en Bolivia y en Estados Unidos, Argentina, España y Brasil, para el voto de los emigrantes.

La carrera electoral de las ocho fuerzas políticas en pugna transcurre en medio de las primeras encuestas, que dan como favorito para imponerse en las urnas al binomio que integran el mandatario Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García.

En el caso de esta dupla, que representa al gubernamental MAS, son cada vez nuevos sectores sociales, entre ellos profesionales y representantes de clase media, los que proclaman un segundo mandato (2010-2015), garantía de la continuidad del cambio y la estabilidad el país.

El rival más cercano para el gobernante MAS es la alianza opositora PPB-CN, de Manfred Reyes Villa, quien sufrió un duro revés al recibir el arraigo de la justicia y la confiscación preventiva de 50 por ciento de sus bienes.

La medida impide a Reyes Villa viajar al exterior para presentar su campaña y planes de gobierno.

El compañero de fórmula de Manfred Reyes Villa, el ex gobernador de Pando, Leopoldo Fernández, permanece recluido en un penal de La Paz, acusado par la masacre de campesinos ocurrida en septiembre de 2008, lo cual impide sus apariciones públicas y declaraciones a la prensa.

Las elecciones del 6 diciembre en Bolivia serán las más fiscalizadas de su historia, con observadores de la Unión Europea, de la Organización de Estados Americanos (OEA), de la ONU, del Centro Carter, del Mercado Común del Sur (Mercosur), de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y embajadores en varias regiones del país andino.

El Consejero de la Delegación de la Comisión Europea, Ivo Hoefkens, recordó que será la tercera observación electoral, lo que expresa claramente el compromiso de la UE con Bolivia y sus procesos democráticos.

* Agencia argentina de noticias

(www.argenpress.info)

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario