Ago 4 2011
393 lecturas

Política

Bolivia: La derecha ataca de nuevo

Fortunato Esquivel

Las agrupaciones políticas de derecha comenzaron su rearticulación a partir de una reunión el 22 de junio en Santa Cruz a propósito del aniversario de la agrupación ciudadana Verdad y Democracia Social (Verdes), cuyo líder es el gobernador Rubén Costas.

Estuvieron el ex cívico chuquisaqueño John Cava, Ninoska Lazarte (Podemos), representantes del ex gobernador tarijeño, Mario Cossío, del gobernador de Beni, Juan del Granado (MSM) y Samuel Doria Medina (UN).
 
Costas insinuó la posibilidad de convertir en partido a su grupo para llegar al poder y profundizar la autonomía. El procesado por racismo John Cava, urgió la necesidad de construir un partido capaz de enfrentar al gobierno de Evo Morales.
 
Las ambiciones de liderazgo, no permitieron un primer acuerdo entre Costas, Del Granado y Doria Medina. Sobre todo entre los dos últimos, provenientes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que en la época neoliberal, terminó en la extrema derecha, con una clásica frase de Oscar Eíd, que en la caída final de su partido profetizó: “¡Jodidos.. Jodidos estamos todos..!”
 
El socialista, Jerjes Justiniano Talavera, los denunció al dejar en claro que estos grupos están acordes en hacer fracasar las elecciones judiciales de octubre, pues son partidarios del cuoteo que era una norma en el pasado. A partir de la reunión de Santa Cruz, Del Granado se convirtió en el líder de la pifia del voto y lo propaga, sin miedo a las sanciones.
 
Campaña opositora
 
Aunque no existe una alianza, los diferentes grupos actúan por su lado en la campaña por pifiar el voto en octubre, como un ensayo de lo que podría ocurrir en las elecciones de 2014, cuyo horizonte apunta a destronar al actual régimen indígena-campesino.
 
Para ese entonces, probablemente los Republicanos estarán de retorno en el gobierno de Estados Unidos, pues tal como van las cosas, Barack Obama no será reelecto debido al fracaso de sus políticas. Un regreso de la derecha cavernaria al gobierno norteamericano, no estará exenta de ferocidad no vista en las últimas tres décadas. La derecha Bolivia, apunta a captar su respaldo para entonces.
 
La campaña política del 2014, se desarrollará en el escenario de los medios de comunicación, cuyos propietarios ya comenzaron sus primeros ensayos asumiendo las consignas políticas del destrozado neoliberalismo. La radio, prensa y televisión coaligada perjudica, bloquea y entorpece el accionar y cualquier imagen positiva de los gobernantes
 
A partir de los medios, la oposición comenzó a construir “otra realidad”, sobre todo utilizando la televisión donde se miente a diario y se ignoran los desmentidos. La manipulación mediática, está respaldada además de las organizaciones patronales, por otros que aparentan representar a los periodistas, pero que de hecho apoyan a los propietarios de medios.
 
Las estrategias para tumbar el gobierno de los cambios, sin duda, está respaldado por Estados Unidos y sus múltiples Ong´s instaladas por USAID, entre las que se destacan el National Democratic Institute (NDI), Human Rights Fundation (HRF), Oficina para las Iniciativas de Transición (OTI) y otras cuyo financiamiento fue administrado, por la consultora Casals&Asociates Inc.
 
La defensa

 
Frente a una cada vez más evidente campaña mediática para desbancar a Evo Morales ¿quién defiende al gobierno de los indígenas y campesinos?¿frente a la legión de personalidades mediáticas que atacan, quiénes son los defensores? En términos claros, frente a los periodistas de derecha, ¿dónde están los periodistas que respaldan el proceso de cambio?
 
Hace poco, se creó el Ministerio de Informaciones, con tuición sobre la televisora y la radio estatales y un periódico, que en conjunto, no influyen en la masa de quienes consumen medios de comunicación social y menos crean opinión pública favorable.
 
Aunque la guerra está avisada y se definirá en el campo mediático, las defensas del proceso de cambio son muy débiles, escasas y aparentemente, infiltradas por el enemigo. El primer “tinku” se producirá con motivo de las elecciones judiciales del 16 de octubre. Sus resultados, medirán la primera correlación de fuerzas, con miras a las elecciones generales de 2014.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario