Sep 12 2008
416 lecturas

Política

Bolivia: Oposición sin alternativa instiga a la violencia

Mario Hubert Garrido*

Bolivia asiste hoy al quinto día de acciones violentas y enfrentamientos, incitados por una oposición sin alternativa que pretende frenar el actual proceso de cambios, según denuncias del Ejecutivo.

De acuerdo con el vicepresidente de la República, Álvaro García, pese a esfuerzos del gobierno central por entablar el diálogo, los prefectos de Pando, Beni, Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca se empeñan en demandar por la fuerza ingresos de la renta petrolera, que el país destina a planes sociales.

Esa es una justificación, aseveró, para impedir un referendo sobre la nueva Constitución, el próximo 7 de diciembre, que permitirá refundar el país, proceso que boicotean los oligarcas de siempre porque ven afectados sus intereses.

Los comités cívicos y las prefecturas de la Media Luna apostaron por intimidar a la población, tomar instituciones públicas y dañar la economía nacional con sabotajes a plantas energéticas, una estrategia de desgaste que no logrará sus objetivos, aclaró.

De otra parte, el gobierno central decretó un duelo nacional que se extenderá todo este viernes, en honor a nueve campesinos fallecidos ayer en la localidad de Porvenir (Pando) durante un enfrentamiento con grupos adversos a la actual administración.

La representante presidencial en Pando, Nancy Texeira, señaló que los sangrientos choques se produjeron cuando un grupo de labriegos se dirigía hacia un consejo ampliado y encontró un bloqueo de vía por sectores opositores.

Para el ministro de gobierno, Alfredo Rada, la escalada de violencia en Bolivia responde a un plan estructurado con la ayuda de la embajada de Estados Unidos.

Rada señaló que era previsible entonces la decisión del Ejecutivo de expulsar al embajador de Washington en La Paz, Philip Goldberg.

El gobierno boliviano ha denunciado la puesta en marcha de un golpe de Estado civil para derrocar al presidente Evo Morales, impulsado por los comités cívicos de la Media Luna, que demandan autonomías ilegales.

Morales aseveró aquí que frente a esa compleja situación, su gobierno defenderá la unidad nacional, la democracia y el proceso de cambio.

La crisis política en Bolivia es seguida de cerca por los dignatarios de naciones vecinas como Argentina, Brasil, Perú, Chile y Venezuela, por Naciones Unidas y otras organizaciones regionales como la Comunidad Andina de Naciones, que han brindado su respaldo a Morales.

En solidaridad con La Paz, la vispera el presidente venezolano, Hugo Chávez, ordenó al embajador de Estados Unidos en Caracas, Patrick Duddy, abandonar el país en 72 horas.

*Publicado en Prensa Latina

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario