Ago 16 2004
404 lecturas

Política

Bolivia: se agrava la crisis social e institucional

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El Presidente de Bolivia, Carlos Mesa, consideró que no es “razonable” congelar el precio de los hidrocarburos porque es necesario “adecuarse a la realidad y la realidad de las últimas semanas es dramática en el alza de los precios del petróleo”.

En febrero, el gobierno decretó la fluctuación de los precios del combustible según las variaciones del valor internacional del petróleo y la evolución del tipo de cambio. El 10 de agosto el precio de de la gasolina especial y del diesel subió dos centavos de boliviano por litro y cuatro el gas licuado.

Las posteriores alzas en el mercado internacional obligaron al gobierno a estabilizar el precio del barril para el mercado interno en 32 dólares.

 
“Estamos trabajando ya sobre precios del petróleo de 46 dólares y hasta los 50 dólares y eso nos marca la pregunta de si podemos llevar adelante una política de congelación, “lo que no parece razonable”, dijo el mandatario, según información de www.bolpress.com.

Campesinos sin tierra

marchan sobre La Paz

 
El Movimiento de Campesinos sin Tierra (MST) inició hoy una marcha desde diversos puntos de Bolivia para converger en los próximos días sobre la capital, mientras continúan otras protestas en la región sur del país.

La movilización del MST es para exigir la libertad del dirigente de la organización Gabriel Pinto, preso y acusado de participar en la muerte del alcalde de la localidad de Ayo Ayo, el 14 de junio pasado.

Según informa www.prensalatina.com.mx, el presidente del MST, Angel Durán, reiteró que estaba con Pinto a muchos kilómetros de Ayo Ayo cuando se produjo el ajusticiamiento y acusó al gobierno de criminalizar las protestas sociales. Por su parte el gobierno no dialogará sobre la detención de Pinto, por tratarse de un caso que está en manos de los tribunales.

La marcha campesina se propone “cercar a La Paz” y cuenta con el apoyo de la Confederación Sindical Campesina y una coordinadora de organizaciones populares de Cochabamba.

A la movilización se sumará la toma de fundos en todo el país y una huelga de hambre a iniciarse el miércoles en el local de la Central Obrera Boliviana. El Estado no cuenta sino con 32.000 hectáreas en condiciones de eventualmente repartirlas a las decenas de miles de familias campesinas sin tierra.

En riesgo la exportación de gas a la Argentina

El Comité Cívico de la ciudad de Villamontes -a mil 200 kilómetros al sur de La Paz- cumple una semana de huelga general en un intento para que el gobierno apruebe la construcción una carretera que la comunique con Paraguay.

La protesta incluye el corte del flujo de gas de la zona a Argentina y Brasil. El gobierno ofreció una solución al conflicto, con financiamiento brasileño, para esta semana.

Por ahora Carlos Mesa mantiene una política de diálogo, sin reprimir los conflictos sociales; el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada -en 14 meses- acumuló más de un centenar de muertos en operaciones repesivas.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario