Sep 12 2008
1508 lecturas

Política

Bolivia: Violencia paramilitar en Cobija deja ocho muertos, 15 rehenes y varios heridos

ABI

La violencia desatada contra campesinos e indígenas, en el sector de Tres Barracas de la localidad El Porvenir (Pando), por parte de paramilitares con armas de fuego y promovidos por la Prefectura y cívicos de ese departamento, dejó el saldo lamentable de ocho muertos, 15 rehenes torturados, varios heridos y un número no determinado de desaparecidos.

Así lo confirmó el Gobierno del presidente Evo Morales, que responsabilizó de los hechos al prefecto de Pando, Leopoldo Fernández (ex ADN, Podemos), quien habría instruido a funcionarios de esa entidad atacar a los campesinos que se dirigían a la capital pandina para realizar un cabildo en contra de las acciones violentas como la toma de entidades públicas.

A la altura de Tres Barracas, los grupos de choque de la Prefectura de Pando bloquearon caminos, armaron barricadas y emboscaron con armas los campesinos.

"En la mañana de este jueves el escenario de violencia fue la localidad de Porvenir, donde se registro un ataque a campesinos y sectores populares que se dirigían hacia la ciudad de Cobija para manifestar su rechazo a las acciones de los comités y los prefectos de oposición", señaló el ministro de Gobierno, Alfredo Rada.

Por su parte, el viceministro de Régimen Interior y Policía, Rubén Gamarra, confirmó que los campesinos fueron interceptados por los grupos armados de esa Prefectura a la altura del sector de Tres Barracas de la localidad El Porvenir, donde se originó el enfrentamiento.

Muertes

Aseguró que la emboscada reportó ocho víctimas fatales y varios heridos.

Al respecto, el comandante de la Policía de Pando, Cnl. Silvio Margazo, confirmó la muerte de las ocho personas, añadiendo que una mayoría de ellos son campesinos.

Los muertos fueron identificados como Bernardino Racua (dirigente campesino de Pando y descendiente del líder histórico indígena, Bruno Racua), Nora Montero de Racua (campesina), Dumay Villanueva (campesino), y Agripino Vargas (campesino).

Asimismo, Roberto Rodríguez (miembro del Comité de Vigilancia Filadelfia), Pedro Yoshida (funcionario del Servicio Departamental de Caminos, Sedcam), Hernán Justiniano (Presidente del Concejo Municipal de El Porvenir) y uno aún no identificado.

De acuerdo al reporte de medios de comunicación, hasta el momento se contabilizó más de 50 heridos, atendidos en los hospitales de Filadelfia y Cobija

En ese sentido, el viceministro Gamarra condenó la declaración del funcionario de la prefectura pandina, Ricardo Shiracagua, quien amenazó "que un muerto se pagará con otro muerto".

"Lo que empezó con un ataque violento contra el Estado se está convirtiendo en un conflicto interno, esto es producto de la violencia y vandalismo generado por los prefectos y cívicos en su afán de asaltar los recursos de la nación", denunció Gamarra.

De ese modo, la autoridad de Gobierno se refirió a las acciones impulsadas por el denominado Consejo Nacional Democrático (Conalde), que hace 18 días convocó al bloqueo de rutas.

Ese bloqueo derivó en la toma de entidades públicas e instalaciones petroleras supuestamente en demanda de la devolución del 30 por ciento del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), recortado para el pago de la renta Dignidad, pero en realidad persiguen un objetivo político de derrocar al gobierno constitucional.

Rehenes campesinos

Según la representante presidencial de Pando, Nancy Texeira, los cívicos de ese departamento tomaron por rehenes al menos a 15 campesinos, 13 hombres y dos mujeres, que fueron torturados ayer desde el mediodía hasta aproximadamente las 17.

Añadió que este grupo de indígenas fue remitido por los cívicos a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) para iniciarles una investigación.

"En el Comité Cívico los golpearon, porque la gente estaba allí gritándoles y les decían de todo, para que digan quien los financiaba, cuando ellos en realidad solo realizaban un movimiento legítimo", explicó Texeira.

Sostuvo que existen varios campesinos desaparecidos, además de otros heridos que posiblemente habrían huido al monte para resguardarse de sus agresores.

Los hechos

El Cnl. Margazo, Comandante policial de Pando, relató que el hecho violento comenzó a las nueve y media de de ayer y se prolongó hasta las 13, cuya situación se tornó insostenible para los efectivos del orden que en vano intentaron apaciguar los ánimos caldeados de ambos sectores.

También mencionó que se hace difícil determinar de dónde provenían los disparos ya que estos venían de todos lados.

"Cuando se encontraron los grupos hemos hechos todo lo posible por contenerlos y no lo logramos, no entendieron, eso duró, con nosotros al medio para calmarlos, por lo menos una hora", dijo el Comandante de la Policía de Pando.

La delegada Texeira agregó que los campesinos fueron atacados por los funcionarios prefecturales y cívicos pandinos con armamento bélico como ametralladoras.

Asimismo, dijo que tras la arremetida contra los indígenas, los grupos violentos también tomaron las oficinas del Servicio Nacional de Áreas Forestales (Sernap), provocando destrozos y buscando más armas de fuego para continuar las agresiones contra campesinos.

Los medios de comunicación advirtieron que desde Riberalta comenzaron a trasladarse en volquetas a Cobija grupos de choque en contra del gobierno, para continuar con la ola de terror desatada en la región Pandina.

En tanto, el viceministro Gamarra, anunció que el Gobierno hará todos los esfuerzos por evitar la violencia interna en el país, promovida por los prefectos del Conalde.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario