Dic 23 2011
309 lecturas

OpiniónPolítica

Bradley Manning y la verdadera naturaleza de la guerra del siglo XXI

Esto, a su vez, desencadenó el levantamiento en Egipto…que inmediatamente alentó al movimiento Occupy Wall Street y a todas las otras manifestaciones en Medio Oriente y el resto del mundo. La tapa de la revista Time nombra al manifestante, a un manifestante anónimo ‘Personaje del Año’, pero es posible poner un rostro y un nombre a esa foto del ‘Personaje del Año’."

Otro cable recientemente publicado como parte de Cablegate expone los detalles de una presunta masacre perpetrada en 2006 por soldados estadounidenses en la localidad iraquí de Ishaqi, al norte de Bagdad. Once personas fueron asesinadas. El cable detalla relatos de testigos que afirman que las personas, entre ellos cinco niños y cuatro mujeres, fueron primero esposadas y luego ejecutadas con disparos en la cabeza. A continuación, las fuerzas armadas estadounidenses bombardearon su casa, presuntamente para encubrir el incidente. Este tipo de ataques determinaron que el gobierno iraquí decidiera que ya no otorgaría inmunidad a los soldados estadounidenses en Irak. El Presidente Barack Obama respondió mediante el anuncio de que retiraría a los soldados de Irak. Si Manning, un Ellsberg de nuestros tiempos, es en efecto culpable de lo que lo acusa el Pentágono, contribuyó a poner fin a la guerra de Irak.

Volvamos a centrar nuestra atención en la sala de audiencias de Fort Meade, Maryland. Los abogados defensores pintaron el panorama de una base de operaciones caótica, con muy poca o ninguna supervisión y sin ningún tipo de control sobre el acceso de los soldados a información confidencial, y describieron a Manning como un joven uniformado en conflicto con su identidad sexual en la época de la política “no preguntar, no decir”. Manning tuvo ataques de ira en varias ocasiones, arrojó muebles y una vez le dio un puñetazo en la cara a un superior, sin recibir ningún tipo de castigo por eso. Sus compañeros de la base afirmaron que no debería haber sido enviado a una zona de guerra. Sin embargo, se quedó en una hasta que fue arrestado hace 18 meses.

Tras su arresto, Bradley Manning permaneció en aislamiento absoluto durante la mayor parte de su detención en Quantico, Virginia, en condiciones tan duras que el relator especial de las Naciones Unidas sobre la tortura está investigando su situación. Muchos creen que el gobierno de Estados Unidos está intentando que Manning se quiebre para utilizarlo en el caso de espionaje contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange. También es una forma de enviar un mensaje intimidante a cualquier potencial informante: “Te destruiremos”.

De momento se informa que Manning está expectante y que podría afrontar la pena de muerte por “ayudar al enemigo”. La fiscalía citó palabras textuales que Manning supuestamente habría escrito a Assange como prueba de su culpabilidad. En el correo electrónico, Manning describe a la filtración como “uno de los documentos más importantes de nuestro tiempo, que disipó las dudas acerca de la guerra y reveló la verdadera naturaleza de la guerra desigual del siglo 21”. La historia sin duda utilizará las mismas palabras como prueba irrefutable de la valentía de Bradley Manning.

*Presentadora de Democracy Now!

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario