Nov 25 2007
1282 lecturas

Economía

Brasil. – 15 AÑOS, VIOLADA Y PROSTITUIDA EN LA CÁRCEL

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Bastó un empellón para hacerla entrar a una celda comunitaria a la niña de 15 años. A lo largo del mes que estuvo detenida en la localidad de Abaetetuba, Pará –por un robo que la policía del estado jamás comprobó–, padeció la compañía de un mínimo de 20 y un máximo de 34 delincuentes. La Children and Adolescent Defence Centre, agrupación por la defensa de los derechos de niños y adolescentes, denunció el hecho, y aseguró que la chica “fue violada desde el primer día”.

La muchacha fue encarcelada el 21 de octubre como sospechosa de un robo. Hasta la fecha la policía no ha sabido concretar con qué robo se la relaciona. El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Brasilia, Miere Cohen, dijo que la joven, además de haber sido violada cotidianamente “fue forzada a mantener relaciones sexuales a cambio de comida”.

Semejante atrocidad no es inusual en las cárceles brasileñas. Para nadie es un misterio que estos hechos cuentan con la complicidad de policías, algunos fiscales e integrantes del Poder Judicial; desde un tiempo a esta parte los movimientos ciudadanos del brasileños vienen denunciando que son comunes los casos de mujeres encarceladas junto a hombres en Pará, mientras que varias autoridades de este estado se lavan las manos echándose la culpa entre la policía, jueces y fiscales.

Podría reconocer a sus violadores

La gobernadora de Pará, Ana Julia Carepa, se manifestó escandalizada y furiosa: “No importa si tiene 15, 20, 50, 80 o 100 años. Una mujer no puede ser encerrada en una celda repleta de hombres”, dijo.

La mandataria estatal informó que la niña pertenece a una familia de escasos recursos: “Está muy asustada”, aunque –precisó– “es capaz de reconocer a sus violadores”. También admitió la creciente sospecha popular: que la muchacha fuera detenida para ser explotada sexualmente por los presos, una “práctica lamentable que infelizmente sucede desde hace algún tiempo en el estado”.

Un diario de São Paulo informó que la niñá fue brutalmente torturada –incluso con cigarrillos encendidos– para vencer su resistencia; los presos, además –con la complicidad de la gendarmería– le cortaron el pelo y la hacían pasar por un muchacho ante la inspección de autoridades superiores.

El jueves 22 de noviembre trascendió que el padre de la menor fue amenazado por personal presuntamente a cargo de la investigación para que dijera que su hija tenía más de 20 años.

Hace pocos días tomó estado público que otra joven de 23 años fue encerrada en una celda –en una ciudad al sur del estado– con 70 maleantes; en este caso no se ha informado si sufrió acoso sexual.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario