Jul 19 2014
577 lecturas

OpiniónPolítica

Brasil: Política sin control remoto

Todos desean cambios en la política actual y realmente son necesarias muchas reformas en todas las áreas y en la actuación de los tres poderes. El pueblo y las instituciones reclaman, hacen duras críticas por la prensa, en grupos de amigos y en los restaurantes, pero siguen de brazos cruzados. Hay un pensamiento que dice: “¡Política es como TV sin control remoto: si tú no te levantas para cambiar, va a ser obligado a asistir lo que no quieres!”

Desear cambios y solamente criticar no resuelve, es preciso acciones, manifestaciones dentro del sistema y en orden, y hacer presiones como enseñó fray Beto: “Político es como frijol, solo funciona en la olla a presión”.

Todos los buenos ciudadanos que pagan correctamente  sus tributos, que priman por el amor a la Patria deben unirse para exigir cambios, aprender a votar correctamente, (sin voto de permuta o de favores), volviéndose independiente, y visitar a los poderes dándoles sugerencias. Cuando tu junta de vecinos se reúne o las entidades te llaman para las reuniones no deje de comparecer para después reclamar de los gobernantes.

Los cambios de comportamiento, de hábitos, el combate a la corrupción y al tráfico, la eliminación de la criminalidad, aumento de recursos para el sostenimiento de la vida humana en todos los sectores dependen que quiénes tengan poder. ¿Y cómo se conquistan poderes? El poder surge para alguien a través de elecciones o cuando un ciudadano se elige.

Cuándo elegido para el ejecutivo o legislativo pasa a tener poderes, aunque limitados, pues el político o el gobernante no lo puede todo, pero es el inicio de los cambios. Los electores deberán actuar y cambiar su televisión sin control remoto por una TV moderna, o sea, con control remoto.

Exija que tu edil, alcalde, diputado, gobernador, senador y presidente rinda cuentas de sus actividades como legislador o gobernante y ofrézcale ideas y haga sugerencias. Quién queda de brazos cruzados y no tiene control remoto no se puede quejar de nada y deberá asistir a lo que le fue impuesto.

¿Tú quieres cambios? Entonces levántese y participe de la vida en sociedad, sea en tu barrio, distrito, comunidad o a través de instituciones civiles que representan al pueblo, al elector y a la sociedad civil. El ciudadano perezoso que se queda sentado o acostado en su sillón frente al televisor sin control remoto tendrá que asistir a los programas que le fueron impuestos por la emisora de TV, le guste o no,

¿Quiere cambios? Levántese y cambie de canal. Lo mismo deberá hacer si pretende cambios en la sociedad: salga a las calles con propósito y propuestas definidas, contribuya, ejerza la ciudadanía y ayude a cambiar la nación, tanto para las presentes como para las futuras generaciones. Todo lo que se inicie hoy tendrá resultados a largo plazo y después de décadas. Entonces no espere. Recuerda que Jesús cuando resucitó a Lázaro le dijo: Lázaro, levántate y anda”. Haga lo mismo.

*Colaborador de Diálogos del Sur – Profesor, Maestro y Doctor en Derecho.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario