Oct 8 2008
1164 lecturas

Economía

Brasil propone medidas frente a la crisis financiera

surysur

"¿Dónde se metió ahora el FMI?", reclamó ayer el presidente Lula da Silva desde Angra dos Reis. El presidente volvió a criticar a los países desarrollados y al Fondo Monetario Internacional porque cuando en el pasado Brasil enfrentaba una crisis opinaban y pedían aplicar recetas.
 
"En épocas de vacas flacas nadie nos venía a ayudar. Ahora que tienen perjuicios, ellos quieren socializarlo con nosotros. Nosotros no queremos socializar la miseria, queremos socializar la bonanza", afirmó.
 
Esa crítica se da en momentos en que el Banco Central tuvo que salir a vender dólares. Todo indicaba que había regado el mercado financiero con más de mil millones de la divisa estadounidense. No obstante, la divisa se volvió a disparar a 2,31 real por unidad.
 
Ayer trascendieron dos medidas que Brasil lanzará en breve que apuntan al rescate de entidades bancarias, sean grandes, pequeñas o medianas. Para las últimas, el gobierno prepara la compra de las carteras de crédito de esas instituciones, para evitar la quiebra y el defalco a ahorristas.Asimismo, se prevé un plan destinado a acolchonar a los grandes bancos que pueden entrar en crecientes dificultades.
 
El FMI cambió de modo radical su libreto de ortodoxia de mercado y urgió a los bancos centrales a intervenir de modo directo en el sistema bancario. El organismo, que en la década de los 90 aconsejaba  a las economías de la mayoría de los países de la periferia mundial liberar las fuerzas económicas y reducir el peso del Estado, sostuvo que "el mundo experimenta un terremoto sin precedentes", lo que justifica estas medidas. Así, recomendó el desembolso de al menos 675 mil millones de dólares.
 
El mensaje tuvo como destino particular a Europa donde el Fondo reclamó sin éxito que se genere un salvataje multinacional con el dinero público para proteger a los bancos privados con deudas incobrables.
 
El giro fue planteado por el FMI en su informe sobre Estabilidad Financiera Global. "Con los mercados financieros alrededor del mundo enfrentando dificultades crecientes, medidas de políticas coherentes y decisivas internacionalmente serán necesarias para restaurar la confianza en el sistema financiero global", afirmó.
 
"Para atenuar las dificultades de financiamiento interbancario, los poderes públicos deberían tomar medidas que busquen remediar al mismo tiempo los problemas indisociables de crédito y de liquidez", explicó el organismo.
 
Por otro lado, expresó que América Latina cerrará el año con un crecimiento del 4,5 por ciento, todavía mayor que el promedio mundial del 3,9 por ciento, debido a que muchos países de la región estaban en buenas condiciones para enfrentar los efectos de la crisis financiera estadounidense.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. LOZANO
    21 enero 2009 11:51

    Lo que Lula debe realmente hacer es ser honesto con los presidentes de sus paises vecinos y hacerlos entender que cuanto mas dependientes sean sus paises del sistema bancario (objetivo prioritario de las entidades financieras durante mas de siglo y medio) mas atadas tendran las manos.

    Algunos paises en America del Sur DEBERIAN considerarse privilegiados de no ser parte de un sistema bancario-financiero que lleva a la extrema pobreza de la mayoria (y a la extrema absurda riqueza de unos pocos por supuesto).

    Los paises de America del Sur han de trabajar juntos para que el estado no dependa ni en lo mas minimo de las instituciones financieras (invento de los judios,cmo todo lo que ha causado males a lo largo de toda la humanidad) y las que hay que sean nacionalizadas sin costo alguno para los ciudadanos. Las grandes entidades financieras “globales” presentes en America del Sur han de acatar o irse, y sobre todo, lo mas importante, lo que LOS GOBIERNOS DE LA REGION han de hacer es DEBEN DAR ALTERNATIVAS A LOS CIUDADANOS Y DECIRLES EN VOZ ALTA QUE NO NEGOCIEN CON BANCOS, QUE NO PIDAN PRESTADO NI QUE DEPOSITEN SUS AHORROS SI LOS TIENE.

    NO A LOS BANCOS EN AMERICA DEL SUR. FUERA!