Ago 16 2008
357 lecturas

Economía

Brasil: subsidios para terratenientes

Silvia Adoue*

El gobierno de Lula cedió a la presión de la bancada de los grandes propietarios rurales en el Congreso Nacional y va a ofrecer más subsidios para el sector. Las ventajas vienen por medio del cambio del texto de la medida provisoria 432/08 – que ya preveía los beneficios. Con los nuevos cambios, los plazos para el pago de las deudas pasan de cinco para diez años. Con la MP, el gobierno había concedido un descuento de hasta 75% para las deudas de los propietarios de tierras. Ahora, el perdón alcanza a 80%.
 
 
 
Las discusiones relativas a los cambios del texto de la MP son dirigidas por el diputado y productor rural, Luís Carlos Heinze (PP-RS). Él pide que la tasa de interés para las parcelas de las deudas quede un poco abajo de los 7% al año. De acuerdo con la Medida, en cambio, esa tasa sería reglamentada por la tasa Selic, que hoy está a 13% al año.

Para el coordinador nacional del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), José Batista, esta política reafirma la preferencia del gobierno por el agronegocio. Hecho que deja de lado la reforma agraria.

“Nosotros tenemos una pauta que hace mucho tiempo debatimos con el gobierno. Una pauta que está vinculada al crédito, al asentamiento de familias que están acampadas en los bordes de las carreteras, es la lucha para garantizar las condiciones de vivienda digna en el campo. Esa pauta de los trabajadores no fue resuelta todavía.”

Locutor: Él afirma que hay una pauta que hace mucho tiempo es debatida con el gobierno. Una pauta que está vinculada al crédito, al asentamiento de familias que están acampadas en los bordes de las carreteras, es la lucha para garantizar las condiciones de vivienda digna en el campo. Esa pauta de los trabajadores, según José Batista, no fue resuelta todavía.

Recientemente, el MST realizó una jornada nacional pidiendo recursos para la infraestructura en los asentamientos. El gobierno alegó que no tenía dinero para avanzar en ese punto. Pero los recursos para los la deuda de los grandes propietarios rurales alcanza el valor de US$ 48 mil millones.

El gobierno alega que la medida sirve para fortalecer la producción doméstica. Sin embargo, los cambios deben privilegiar a los grandes productores, más dedicados a la exportación que a la producción de alimentos para el consumo interno.

 
* Periodista, desde San Pablo, Brasil, Radioagencia NP.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario