Abr 12 2020
39478 lecturas

Política

Cacerolazo contra la ineptitud y negligencia de Lenín Moreno y por la vida

Diversos colectivos y organizaciones sociales, barriales, de trabajadores, religiosos progresistas, entre otros, llamaron para la noche del domingo a un cacerolazo contra el gobierno y por la vida, ante el mal manejo de la pandemia del coronavirus y las últimas medidas económicas. «Domingo 12, 20 horas, cacerolazo contra el mal gobierno, la ineptitud y la negligencia: ¡concierto de cacerolas por la vida!», repicaron las redes sociales.

Hasta ahora, pocos países latinoamericanos han resultado más afectados por el coronavirus que Ecuador, cuyo gobierno, acusado de ineptitud y negligencia ante la crisis, trata de desviar la atención con un acuerdo entre el presidente Lenín Moreno, el fiscal general y la justicia corrupta, con un fallo que intenta desviar la atención popular y, a la vez, impedir que el expresidente Rafael Correa pueda ser candidato presidencial nuevamente.

La prioridad debe ser la vida y no los negocios, de modo que la salud humana sea colocada por encima de la salud empresarial. Pero como ha ocurrido con gobiernos alineados en la corriente neoliberal, el de Lenín Moreno privilegió medidas económicas que favorecen más a los más ricos que a la salud. Y la semana pasada el gobierno pagó unos 350 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional en concepto de capital e intereses de la deuda externa. Para poder pagar al FMI,  recortó el presupuesto en salud en un 30 por ciento.

«Ecuador ha llegado a un punto de quiebre, casi de no retorno. La situación, en lugar de mejorar, cada día es peor. Hay una incapacidad de gestión en todos los niveles del gobierno nacional. Cada paso que da a nivel sanitario, económico, organizativo empeora la situación», señala el exvicecanciller Kintto Lucas.

Petición · Derrocar Renuncia Presidente Lenin Moreno · Change.orgUn gobierno inoperante y sin credibilidad (Moreno apenas suma el 6% de popularidad)  no ha sabido hacer frente a la pandemia del Covid-19. La negligencia oficial muestra muertos tirados en las calles y en las casas a la espera de ser recogidos y cremados, hospitales abarrotados y con falta de personal, desorganización y descoordinación entre quienes supuestamente están encargados de dirigir el combate a la pandemia.

A eso se suman denuncias de corrupción también en la adquisición de insumos para la pandemia. El gobierno sólo atina a lanzar cadenas nacionales como si se tratara de campañas electorales. Las declaraciones del presidente y sus ministros parecen burlas a la población en un momento tan difícil.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario