Ene 23 2009
462 lecturas

Política

Cambios en EEUU:Prohíbe Obama cárceles de la CIA y torturas

¿Cambios? Varios, y apenas en un día. Como para maquillar lo que quedó de la administración de George Bush. En suj tercer día, Barack Obama ordenó el cierre definitivo de Guantánamo (el mismo tardará un año), aseguró que Estados Unidos acatará la Convención de Ginebra y otros tratados, anunció que se revisarán procesos contra detenidos sospechosos de ‘‘terrorismo’’ y nombró emisarios especiales para los conflictos en Medio Oriente. Juzgue usted.

David Brooks*
En su tercer día como presidente, Barack Obama firmó órdenes ejecutivas para prohibir la tortura, la clausura definitiva del centro de detención de Guantánamo, el fin de los centros de detención clandestinos de la CIA y un proceso de reevaluación de los detenidos bajo sospecha de “terrorismo”, lo que revierte algunas de las medidas y políticas más criticadas a escala mundial impulsadas por el gobierno de George W. Bush.
 
Obama reafirmó que su gobierno “no continuará con una falsa opción entre nuestra seguridad y nuestros ideales”, frase de su discurso inaugural, y una denuncia directa de la argumentación de su antecesor.
 
Rodeado de unos 16 generales y almirantes retirados que habían promovido el fin del empleo de técnicas de interrogación consideradas como tortura, así como el cierre de centro en Guantánamo, Obama firmó las tres órdenes ejecutivas y estableció un grupo de alto nivel dentro de su gobierno para evaluar cómo proceder a desmantelar las instalaciones y elaborar un plan para el manejo de detenidos en el futuro.
 
Las órdenes establecen que todo oficial estadunidense se apegue a las reglas del Manual de Campo del Ejército en materia de interrogación, el cual explícitamente prohíbe técnicas que incorporan amenazas, coerción, abuso físico y waterboarding (todas justificadas por Bush, quien rechazó que fueran tortura). Obama dijo que “podemos cumplir con una regla que dice que no torturamos, y aún así obtener la información que necesitamos”.
 
Más tarde reiteró en otro acto: “puedo decir sin titubear o equivocarme que Estados Unidos no torturará”.
 
Continuará la lucha contra el terrorismo “con nuestros valores”
¿Unas mil 200 agrupaciones de defensa de inmigrantes, organizaciones empresariales, sindicales, de derechos humanos, civiles y religiosos entregaron una carta al gobierno de Barack Obama en la cual subrayan la urgencia de promover una reforma migratoria e instan a que este tema sea una prioridad de su administración.
 
“En los últimos ocho años, migrantes y sus familias, empleadores y trabajadores han sufrido por la incapacidad de nuestra nación de encontrar terreno común sobre el tema de la reforma migratoria”, se afirma en la carta. “La urgencia de una reforma no se puede sobredimensionar. A menos, y hasta que logremos recalibrar nuestras políticas, los derechos de todos los estadunidenses estarán en riesgo, nuestras comunidades estarán divididas y el poder del principio fundamental de nuestra nación de E Pluribus Unum (De Muchos, uno) estará en jaque”.
 
Los firmantes insisten en que el tema se ha estancado demasiado tiempo en la pugna política en Washington, y que en esta coyuntura, con un presidente como Obama y un nuevo momento político, se necesita impulsar una iniciativa para una reforma integral. Recuerda que “en las elecciones de 2008, votantes inmigrantes y sus familias tuvieron una participación sin precedente en todo el país. Estaban inspirados por su mensaje, incluido su compromiso de una reforma integral del sistema migratorio de nuestra nación. El reto de reforma es formidable, pero también nuestra firmeza”, indican en la misiva.
 
La carta hace un recuento de medidas antimigrantes que han causado trauma y división por todo el país, así como de abusos y violaciones a los derechos humanos. Denuncia las consecuencias de las redadas masivas, el sistema de detención, y decenas de iniciativas antimigrantes a nivel local y estatal, abusos laborales, y medidas que ponen cada vez más en peligro a quienes cruzan la frontera. “El sufrimiento causado por estas prácticas y experiencias subrayan los problemas con las políticas migratorias actuales y la urgente necesidad de una reforma”. Concluye que “es momento de voltear la página de las fracasadas políticas migratorias de los últimos ocho años”.
 
La carta está firmada por diversas organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles, el Foro Nacional de Migración, las organizaciones nacionales latinas Mexican American Legal Defense and Education Fund (MALDEF), el Consejo Nacional de la Raza, League of Latin American Citizens (LULAC) y NALEO, además de sindicatos como el de servicios SEIU, el textilero y el de hoteles y restaurantes UNITE/HERE, el Comité Judío Americano y varias iglesias. Además, hay organizaciones de unos 39 estados, así como agrupaciones migrantes latinoamericanas, asiáticas, árabes, irlandesas y más.
 
Por separado, ayer cientos de manifestantes llegaron a Washington desde varios puntos del país para pedir el cese inmediato de las redadas e instar a Obama a cumplir con su promesa de promover una reforma migratoria integral. A la vez, se programaron vigilias y diversos actos en todo el país con el mismo mensaje. La manifestación en Washington frente a las oficinas de la agencia federal de migración (ICE, por sus siglas en inglés), se desarrolló en varios idiomas –español el principal– y contó con una amplia diversidad de agrupaciones y nacionalidades, desde africanos hasta latinoamericanos, asiáticos e irlandeses, así como con líderes religiosos católicos, protestantes y judíos.
 
*Corresponsal de La Jornada en Estados Unidos

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario