Dic 8 2010
404 lecturas

Política

Canallas criollos y canallas no más

Néstor Francia.*

La canalla mediática y la oposición derechista de Venezuela siguen abundando en críticas contra las acciones adelantadas por el gobierno bolivariano para encarar la emergencia generada por las lluvias, sobre todo la medida que pone algunos hoteles y locales vacacionales del estado Miranda a disposición de los damnificados.

Este asunto nos permite ir al mero fondo del asunto, al fondo más hondo de todos los fondos: la gran tragedia humana, mucho más grave que la que se vive específicamente hoy por el embate del clima, la tragedia que es la sociedad presidida por la desigualdad y el egoísmo, el individualismo.

¿Qué mundo es éste donde para algunos es más importante la propiedad de un hotel que la salud de un niño?

La definición del DRAE de la palabra “damnificado” es escueta pero reveladora: “Que ha sufrido grave daño de carácter colectivo”. Daño grave, por ejemplo pérdida de la vivienda, de sus enseres, de la poca propiedad que pudiera tener la gente más pobre, que suele ser la más afectada por estos desastres. Y en ese colectivo gravemente perjudicado hay ancianos, niños, enfermos, mujeres embarazadas.

El fondo de todos los fondos es que nada, absolutamente nada, debería ser más importante que dar refugio y proteger a esas personas. Léase bien: absolutamente nada, ninguna consideración, ninguna opinión, ninguna posesión material. Pero es ese mundo al revés, esa sociedad de toda mezquindad, lo que defiende y quiere conservar la derecha. Por eso no hay posible conciliación ni encuentro.

Si la humanidad no cambia ese camino, esos valores, entonces no vale ni siquiera la pena que se salve de su propio desvarío. Para vivir eternamente en un mundo como este, sería mejor finalmente no vivir en ninguno. Esa es la razón profunda de la lucha en la que estamos empeñados los revolucionarios socialistas.

El rostro vengativo y dictatorial

La persecución y el acoso contra Wikileaks, y particularmente contra su cabeza más visible, Julian Assange, ha desembocado en su detención en la ciudad de Londres. Ante los pueblos se rueda cada vez más la careta, y aparece el rostro vengativo y dictatorial del Imperio, pero los organismos internacionales siguen haciendo gala de su alcahuetería y su inoperancia. 

No otra cosa puede inferirse del informe que ha hecho Eva Golinger, donde nos hace saber que “Washington fue escogido este martes como anfitrión del Día Mundial de la Libertad de Prensa de UNESCO en 2011, mientras que su gobierno aumentaba las prohibiciones contra los empleados públicos para acceder a los documentos publicados por Wikileaks, presionaba al New York Times para no publicar información que “perjudicaba” al gobierno y aplaudía la “detención” del fundador de la página, Julian Assange”.

Eva también nos recuerda que “Durante los últimos días, las presiones del Departamento de Estado contra la página Wikileaks han logrado congelar sus cuentas bancarias alrededor del mundo, cortar su servicio tecnológico en Estados Unidos, suspender cualquier transacción o donación a Wikileaks a través de las tarjetas de crédito de MasterCard y Visa, y hasta han alcanzado la detención del fundador de la página, Julian Assange”.

 El imperio parece empeñado en demostrar al mundo todo su poder y su prepotencia, con la connivencia de esos organismos podridos e inútiles. Muchos piensan incluso que, de seguir las cosas como van, los documentos de Wikileaks podrían tener el extraño resultado de legalizar las artimañas y los despropósitos imperiales, poniendo todas sus trapisondas como parte del paisaje, como algo natural y aceptable.

Claro, el efecto que las filtraciones causarán, a la larga, en la conciencia de los pueblos no podrá ser evitado y el imperialismo será reconocido, cada vez más, como el enemigo público número uno de la Humanidad.

El irremediable Álvaro Uribe

Rumiando en su soledad y su aislamiento, Alvaro Uribe anda vomitando toda su bilis por doquier en contra de la revolución latinoamericana. El ex presidente colombiano advirtió ayer sobre el “peligro” que supone el desarrollo nuclear en Venezuela y Bolivia porque, según él, no necesitan recursos energéticos, lo que hace suponer que están en “una carrera armamentística nuclear”.

Este ignorante parece no haberse enterado de los graves problemas energéticos que tuvo Venezuela este año, y que la energía nuclear puede tener muchos otros usos pacíficos. Uribe no deja de mostrar su frustración y su amargura por el fracaso del acuerdo de las bases militares gringas:

“Hubo tanta crítica al tratado entre Colombia y Estados Unidos para enfrentar al narcoterrorismo, (…) pero no ha habido ni una sola a los desarrollos nucleares de Bolivia y Venezuela cuando ellos fuentes de energía no necesitan… Esos países están en carrera armamentística y no ha habido voces que se pronuncien en su contra”.

En esa entrevista con la Cadena Melodía de la radio de su país, Uribe cumplió su papel de vocero imperial y de la más rancia ultraderecha del continente. Este personajillo adorado por la oposición venezolana aseguró que en América Latina hay “dictaduras comunistas que se legitiman con elecciones” y que “dejan que sus pueblos se desangren según sus conveniencias” ¡Uribe hablando de pueblos desangrados, qué tupé!

Uribe no deja de reconocer su inmersión en las políticas injerencistas dirigidas desde Washington: “Por eso en América Latina yo estoy apoyando a los grupos que están oponiéndose a las nuevas dictaduras comunistas… Dictaduras que eliminan la iniciativa privada, que por muy ricas que sean en petróleo no tendrán suficiente y habrá un momento en que se verá muy afectada la calidad de vida de sus ciudadanos”.

 A confesión de parte, relevo de pruebas.

* Analista de asuntos políticos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario