Oct 4 2004
382 lecturas

Política

Canciller chileno deteriora relaciones con Argentina

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Nada de esto hubiera ocurrido si Alvear no hubiera abandonado el ministerio de Relaciones Exteriores para reforzar la campaña de la Concertación por la Democracia en la reñidas elecciones municipales de fines de mes y, a
la vez, fortalecer su propia candidatura presidencial para diciembre de 2005 en la pugna interna del partido Demócrata Cristiano (PDC), donde enfrenta al poderoso empresario Eduardo Frei Ruiz-Tagle, ex presidente y senador vitalicio por la gracia que otorga a los ex mandatarios la Constitución de la dictadura que rige los destinos de Chile desde 1980.

Lagos improvisó el nombramiento a última hora: Walker -también del PDC- tenía la venia del gobierno de Silvio Berlusconi para desempeñarse como embajador en Italia desde el 24 de septiembre. Cuando fue invitado al ministerio, en una evidente decisión no muy “pensada”, preparaba su viaje a la milenaria Roma, prácticamente con las manos en las maletas.

La primera bofetada al nuevo ministro de RREE de Ricardo Lagos la propinó el gobierno de Néstor Kirchner. El presidente de la Argentina no podrá llegar hasta La Moneda a estrechar la mano de su colega chileno.

“Ni hay aceptación de disculpas ni no la hay (sic). No hay nada que decir”, declaró un portavoz de la Cancillería argentina a la prensa, informó el rotativo porteño InfoBae. Los diarios La Nación y Clarín, por su parte, atribuyen este domingo al presidente Kirchner un diálogo con el canciller Bielsa: “Rafael, yo no estoy enojado. Ese no es el problema. Pero es que veo que con una persona que piensa eso será muy difícil trabajar”.

La referencia del primer mandatario argentino era al artículo mercurial del flamante ministro, con frases como ésta: “el verdadero muro que se interpone entre Chile y la Argentina no es la cordillera de los Andes, sino el legado del peronismo y su lógica perversa”.

Y sobre Kirchner, escribió que “a pesar de haber obtenido sólo el 22% de la votación, se encuentra empeñado en cuidar su único verdadero capital político: su popularidad. ¿Respetar tratos y contratos? No, si ponen en riesgo esa popularidad con cualquier pretexto”.

Agrava la situación el rumor que corre en Argentina en el sentido de que Ministro del Interior chileno, José Miguel Insulza, le habría comunicado a Alberto Fernández, jefe de gabinete de Kirchner, que Walker no era el candidato previsto por el Presidente Lagos para reemplazar a Soledad Alvear.

Pero Walker es un hombre acostumbrado a los tropezones: perdió su postulación al senado en 2001 por decisión de los ciudadanos de Valparaíso.

Legislador por ocho años

Ignacio Walker alcanzó a completar dos períodos de cuatro años como diputado, entre 1994 y 2002. Evidentemente, la diplomacia no estaba
en sus planes cuando decidió dedicarse a las letras, escribiendo artículos
“académicos” para avivar la reciente guerra del gas con Argentina, como el que
redactó hace cinco meses para El Mercurio, reproducido en estos días por
Clarín de Buenos Aires.

Su afán por la escritura motivó sus “sinceras disculpas” a quien se haya ofendido por sus críticas al peronismo y al presidente Néstor Kirchner, pero sin mencionarlo explícitamente: “Si alguien ha podido sentirse ofendido por una columna publicada por mí hace varios meses, ofrezco mis sinceras disculpas”, declaró escuetamente el ministro.

En cualquier caso no debe confundírsele con Patricio Walker Prieto, 35 años, su hermano diputado, también PDC, abogado, muy activo como caja de resonancia de las manidas acusaciones de violación de los derechos humanos en Cuba que le quitan el sueño a George Bush, mientras intensifica el bloqueo y mata niñoss y civiles tras su invasión preventiva a Irak, con más de mil muertos estadounidenses
desde que proclamó la victoria militar hace más de un año.

Patricio también metió la pata cuando acompañó a su colega Pía Guzmán -del partido Renovación Nacional – en las acusaciones de pedofilia contra un senador, al parecer más derechista que él, el presidente de la Unión Demócrata Independiente, Jovino Novoa, aunque supo desembarcarse a tiempo, antes que la principal
testigo de cargo, Gema Bueno, virara su testimonio en 180 grados, misteriosa
y repentinamente.

Grupo económico regional

El flamante canciller es uno entre ocho hermanos- una sola mujer-. La familia heredó la fortuna forjada por Ignacio Walker Concha, fallecido en agosto del 2001, jefe del poderoso grupo económico de la región de Aysén que le abrió las puertas a Alumysa, un proyecto de la transnacional canadiense Noranda para construir una planta de aluminio por 3.000 millones de dólares que fue derrotado por los luchadores por la conservación ecológica.

Los terrenos y los derechos de agua para Alumysa fueron vendidos a Noranda
por papá Walker. “¿Cuánto recibieron los Walker Prieto por esa operación?”,
se preguntó el matutino La Tercera el 1º de agosto de 2004. “Un misterio -se respondió a sí mismo-. A ellos no les gusta hablar de platas”. La información
que ha entregado Noranda al ente fiscalizador de su país es que hasta 1996
había invertido US$ 26 millones y que en 1998 pagó otros US$ 11 millones
por derechos de agua que no tenía. No hay más especificaciones, reseñó
el diario de Álvaro Saieh.

Cuando la Cámara de Diputados discutió en 2003 un proyecto de ley que extendía
beneficios tributarios desde Aysén a Punta Arenas, el diputado se inhabilitó “por tener intereses económicos en la región”, como hizo constar al discutirse la iniciativa, en enero de se año.

Los Walker no se sienten
un grupo económico y aseguran que cada uno de los nueve herederos vive de
su profesión, aunque conserven algunos negocios que inició su padre en Aysén.
“La gran herencia de este clan está en lo valórico”, según La Tercera.

Sobre Noranda sólo reconocen que “fue un buen negocio”. Tienen mil hectáreas
para la crianza de ganado en Puerto Sánchez, a orillas del Lago General
Carrera. En lo formal y jurídico, las tierras pertenecen a la sociedad Proyectos
de Aysén, en tanto la explotación agropecuaria recae en la empresa agrícola
Fogama. Pero son versátiles: poseen, además, dos barcos de transporte de
mineral y pasajeros, el General Carrera y el Maderas de Aysén. “Nada que dé
demasiada plata para una sociedad de 10 dueños”, advirtió un cercano a la
familia consultado por el mencionado diario.

Fortuna en democracia

“Estamos tratando de desarrollar una central hidroeléctrica en Puerto Sánchez
y en cualquier momento puede que la mina de cal que tenemos en la zona empiece
a dar más”, advirtió Antonio Walker Prieto. El emprendedor despachó en agosto
de 2004 la caja número 200 millones de fruta chilena enviada al exterior, y es el único Walker entregado a la agricultura. Explota el 20 por ciento de un predio
de 600 hectáreas de manzanos, peras, cerezas y kiwis en la VII Región chilena,
con un capital declarado de cuatro millones de dólares, que la Agropecuaria Walker
Prieto vendió en un buen negocio “para los que compraron y para los que
vendieron”, según la familia.

Papá Walker había vendido antes a los canadienses, por varios millones de dólares,
la mina de oro y zinc El Toqui, en la zona de Aysén. Hizo caja, compró tierras,
armó la sociedad Proyectos de Aysén, y se dedicó a exportar fruta con la
meta de un millón de cajas propias que ya está cumplida en un 75 por ciento.

El mérito de los Walker sería la edificación de su fortuna en la democracia
que han administrado Patricio Aylwin, Eduardo Frei y Ricardo Lagos desde
1990. Proyectos de Aysén “recibió parte de su capital de la venta de la
casa que los Walker tenían en La Dehesa y que a mediados de los ’90 vendieron
a Copec en unos 6,5 millones de dólares”, aseguró La Tercera.

La Dehesa es el barrio súper elegante de Santiago donde reside el millonario en dólares
Augusto Pinochet. Allí no vive ningún pobretón. Y Copec es la empresa insignia
del grupo de Anacleto Angelini, uno de los tres dueños de Chile, junto
con Eliodoro Matte y Andrónico Luksic, con fortunas de varios miles de millones
de dólares.

El mito de “la revolución en libertad”

Los Walker no se sienten un grupo económico. Sólo admiten que todo lo que
tienen se lo deben a su padre, “un gran visionario y un buen gestor de proyectos (…)
“Nunca actuó con calculadora en mano. Si algo le parecía atractivo, se tiraba
no más. Y así es como hizo algunos negocios buenos -como Alumysa y El Toqui-
y otros bastante malos, donde perdió mucha plata”, relató un allegado.

Cada hermano se dedica a su profesión. Ignacio es político y abogado; Pedro,
empresario, exporta musgo y conchillas; Teresita es educadora diferencial;
Francisco, arquitecto y tiene negocios inmobiliarios; Antonio, agrónomo;
Juan, ingeniero comercial; Patricio abogado-diputado y Matías, también
abogado.

Los Walker suelen almorzar juntos en el café Villa Real, al lado del Teatro Oriente, en Providencia, Santiago. Y al menos una vez al año la familia se reúne en la propiedad de Puerto Sánchez, Aysén, aunque la casa familiar de Cachagua, más cerca de Santiago y Valparaíso, suele ser el lugar que los aglutina.

Parodiando al columnista Walker Prieto, el PDC ha sido también una desgracia para Chile, porque nació en los años 50 prometiendo una sociedad más justa para la clase trabajadora, católica o no, con un discurso no marxista, sino cristiano y demócrata, pero con los mismos fines de “redención social” del comunismo en un socialismo comunitario, bajo el slogan de “la revolución en libertad”. Palabras (¿huecas?)
que arrasaron el viento y la historia.

 
El nuevo canciller es abogado, licenciado en ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile, doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Princeton (Estados Unidos), diputado entre 1994 y 2002, ex director Ejecutivo de CIEPLAN (Corporación de Investigaciones para Latinoamérica), entre 1978 y 1982 sirvió como abogado en la Vicaría de la Solidaridad (Arzobispado de Santiago), fue profesor del Programa de Magíster del Instituto de Ciencia Política de la Pontificia Universidad Católica de Chile (1985-1990) y director de Relaciones Políticas e Institucionales del ministerio Secretaría General de la Presidencia (1990-1993).

En la Cámara de Diputados fue presidente de la Comisión de Defensa Nacional (1995- 1996) y presidente de la Comisión de Constitución, Legislación y
Justicia (2001-2002).

————————————–

* Periodista y escritor.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario