May 23 2005
466 lecturas

Sociedad

Caso Posada Carriles: se desclasifican informes (con tachas)

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El 18 de mayo The National Security Archive (Archivo de la seguridad nacional) publicó en su página electrónica un documento que demuestra que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) tenía evidencia concreta, ya en junio de 1976, de planes concebidos por grupos terroristas formados por exiliados cubanos para derribar un avión cubano de pasajeros a fines de ese año.

El Archive también publicó un documento que indica que el agregado legal de la Embajada de EEUU en Caracas tuvo varios contactos con uno de los venezolanos que colocaron el explosivo en el avión y le otorgó una visa de entrada a EEUU cinco días antes del bombazo, a pesar de que existían sospechas de que el venezolano estaba involucrado en actividades terroristas bajo la dirección de Luis Posada Carriles.

Además, el Archive publicó el primer informe sobre la voladura del Vuelo 455 de Cubana de Aviación, entregado al secretario de Estado Henry A. Kissinger por el Buró de Inteligencia e Investigación del Departamento de Estado. El informe indica que, a fines de septiembre de 1976, una fuente de la CIA escuchó a Posada diciendo: “Vamos a golpear a una aeronave cubana”. Aparentemente, esta información no fue entregada a la CIA hasta después del 6 de octubre de 1976, fecha en que el avión fue destruído.

No hay nada en los documentos desclasificados que indique que la CIA haya alertado a las autoridades del gobierno de Cuba sobre la amenaza terrorista contra los aviones de Cubana.

En los documentos que se reproducen, las palabras [entre corchetes] son clarificaciones hechas por Progreso Semanal; las palabras (entre paréntesis) aparecen en el texto original.

EEUU SABÍA DEL SABOTAJE AL AVIÓN

Bosch involucrado en plan para destruir avión cubano, dice la CIA. Texto de un memorando secreto de la Agencia Central de Inteligencia, del 21 de junio de 1976.

DOI [fecha de redacción]: 21 junio 1976

ASUNTO: Posibles planes de extremista exiliado cubano para destruír una aeronave de cubana.

FUENTE: Un hombre de negocios con estrechos lazos con la comunidad exiliada cubana. Es un informante generalmente confiable.

1. Un grupo de exiliados cubanos extremistas, del cual Orlando Bosch es un dirigente, planifica colocar una bomba en un vuelo de Aerolínea Cubana en la ruta Panamá – La Habana. Planes originales para esta operación establecían que dos bombas fueran colocadas en el vuelo número 467 de Cubana del 21 junio 1976, programado para salir de Panamá a las 11:15 a.m., hora local de Panamá.

2. Actualmente Bosch reside en República Dominicana. (Comentario de la fuente: Bosch fue arrestado en Costa Rica en febrero. No se sabe cuándo fue puesto en libertad).

3. DISTRIBUCIÓN: Enviado a [palabras tachadas].

AVANCE TRANSMITIDO A: State, Dia, Army, Navy, Air, Jcs, Sws, Nsa, Treas, Faa, Ss/Id, Fbi, Cia/Opscenter

Sospechoso de la voladura era un empleado de Posada, dice FBI. Memorando secreto del Buró Federal de Investigaciones, escrito el 8 de octubre de 1976, desclasificado hace poco por el FBI. La palabra LEGAT es una abreviatura de agregado legal a la embajada estadounidense en Caracas; en 1976 ese puesto estaba ocupado por Joseph S. Leo. DISIP son las siglas de la Dirección de Seguridad e Inteligencia Policial de Venezuela.

DE: Director [del FBI]
PARA: Prioridad Miami / Prioridad San Juan. Asistente al Fiscal General, Division Criminal.

ATENCIÓN: Sección De Seguridad Interna
Director CIA
Administración Federal de Aviación
Secretario de Estado

[Asunto]: Voladura sospechosa DE DC-8 Aerolínea Cubana cerca de Barbados, Indias Occidentales, 6 octubre 1976.

Por teletipo 8 Octubre 1976, Legat Caracas nos informa lo siguiente:

Hernán Ricardo Lozano es un fotógrafo de noticias y reportero independiente afiliado a la revista “Visión” y es también empleado como investigador industrial por Investigaciones Comerciales e Industriales C.A. (ICI), una firma de seguridad industrial operada por Luis Posada, ex director de [línea tachada].

Posada, un exiliado cubano que ahora es ciudadano venezolano, es fuertemente anti-castrista y se le sospechó de ser el principal patrocinador de Orlando Bosch Ávila durante la estadía de Bosch en Venezuela, antes de ser arrestado el 19 noviembre 1975. Legat conoció a [palabras tachadas] en el curso de asuntos oficiales durante el periodo [palabras tachadas].

La primera vez que Hernán Ricardo Lozano llegó a conocimiento de Legat fue aproximadamente en junio 1974, cuando contactó a Legat para pedirle que acelerara el manejo de una visa a EEUU que había sido solicitada para el hijo menor del entonces [palabras tachadas]. A Legat se le hizo entender que Ricardo era un miembro activo de DISIP y [Legat] suministró ayuda que llevó a la rápida emisión de la visa al hijo de [palabras tachadas].

Ricardo volvió a contactar a Legat unas pocas semanas después para expresarle su gratitud por la ayuda previamente dada, y en ese entonces Legat se dio cuenta de que no era más que un [palabras tachadas] auxiliar y que estaba al servicio personal de Luis Posada. Ricardo reveló que también era un periodista y fotógrafo afiliado a la revista “Visión” e indicó que dedicaba la mayor parte de su tiempo a preparar artículos de diario que desprestigiaran al gobierno de Castro. Asumió responsabilidad parcial por un artículo que apareció en ese entonces en un diario caraqueño que revelaba la presencia de oficiales de inteligencia cubanos en la embajada cubana en Caracas.

Ricardo contactó a Legat aproximadamente cuatro veces después de su primera visita y en dos ocasiones suministró fotografías y datos biográficos de miembros de la embajada cubana, que obviamente habían sido obtenidos de [palabras tachadas]. durante una visita, Ricardo sugirió que Legat hiciera algunas sugerencias sobre cursos de acción que pudieran tomarse contra la embajada cubana en Caracas por un grupo anti-castrista en que él participaba.

Legat le informó a Ricardo que eso no era parte de las funciones de la oficina del agregado legal y que, en todo caso, Legat personalmente aborrecía las actividades terroristas, no importa contra quién fueran cometidas. Legat le apuntó a Ricardo que el gobierno EEUU estaba haciendo todo lo posible para prevenir acciones perjudiciales y terroristas por grupos anti-castristas en EEUU. Ricardo nunca más repitió la sugerencia.

Legat quedó sorprendido por la presencia de Ricardo en la embajada norteamericana el 30 septiembre 1976. El último contacto con Ricardo había sido a comienzos de diciembre 1975, cuando Ricardo telefoneó a Legat y lo invitó a un almuerzo de especialidades venezolanas preparadas durante las navidades. Legat declinó la invitación, alegando un compromiso previo.

El 30 septiembre 1976, Ricardo informó a Legat que él tenía una tarea fotográfica en Jamaica para revista “Visión” y que necesitaba una visa a EEUU, ya que planeaba pasar dos días en Puerto Rico. Dijo que primero había contactado a una agencia de viajes para tramitar la visa pero que le dijeron que el proceso demoraría tres días y que, puesto que esperaba salir de Caracas el 1º octubre 1976, solicitaba la ayuda de Legat para acelerarle la visa. Ya que Legat estaba ocupado con otros asuntos, [Legat] aceptó el pasaporte y solicitud de visa de Ricardo, prometiéndole que la revisaría y que más adelante notificaría a Ricardo si se necesitaran otros requisitos.

Al revisar el pasaporte y solicitud, Legat observó que Ricardo no había viajado previamente a EEUU. Sin embargo, el pasaporte reflejaba que Ricardo había viajado de Caracas a Port-of-Spain, Trinidad, el 29 agosto 1976, y había retornado a Caracas el 1º septiembre 1976. Legat recordó que el bombazo en el consulado guyanés en Port-of-Spain había ocurrido aproximadamente a las 10:15 a.m. del 1º septiembre 1976, y, en vista de la relación entre Ricardo y Luis Posada, se preguntó si su presencia allí durante ese periodo fue una coincidencia.

Presintiendo que eso sería de posible interés en el futuro, Legat se aprovechó de hacer copias xerográficas del pasaporte y solicitud de visa de Ricardo. En una consulta con la jefa de la sección de visas para no-inmigrantes, Gladys Luján, Legat le informó que no deseaba que a Ricardo se le diera ninguna consideración especial y le pidió que la emisión de una visa para [Ricardo] fuera considerada en base a sus propios méritos. La Sra. Luján declaró que Ricardo necesitaría solamente una carta de empleo que indicara que tenía empleo asalariado en Venezuela.

Cuando Ricardo reapareció en la embajada la tarde del 30 septiembre 1976, fue informado del requisito de una carta de empleo y fue aconsejado de que fuera directamente a la sección consular con sus documentos, una vez que los pusiera en orden. Él indicó que obtendría la carta de empleo y que regresaría a la sección consular el 1º octubre 1976 por la mañana.

La mañana del 1º octubre 1976, Ricardo nuevamente se presentó a la mesa de recepción en el vestíbulo de la embajada y pidió hablar con Legat. Legat fue al vestíbulo, donde Ricardo le dijo que una vicecónsul le había dicho que su carta de empleo no era suficientemente explícita y que cuando le dijo a ella que él conocía a Legat, la vicecónsul le sugirió que se recontactara con Legat y que le pidiera que [Legat] se comunicara con ella.

Ricardo presentó una carta con el membrete de ICI, firmada por Luis Posada, que simplemente testificaba que Ricardo era un empleado de Ici. Legat entonces se comunicó con la vicecónsul, quien preguntó si Legat creía que Ricardo regresaría a Venezuela después de visitar EEUU o si era posible que permanecería allá ilegalmente. Legat informó a la vicecónsul que no tenía razón para creer que Ricardo no regresaría a Caracas. La vicecónsul indicó que en ese caso una visa sería otorgada a Ricardo y pidió que éste regresara a la sección consular.

Al despedirse de Legat, Ricardo indicó que posiblemente él visitaría la ciudad de Nueva York antes de regresar a Caracas y mencionó de paso que además de Jamaica probablemente visitaría Barbados en conexión con su tarea fotográfica para “Visión.” después de eso, no se vió más a Ricardo.

En una conversación con un [palabras tachadas] el 1º octubre 1976, Legat tocó el tema de Ricardo y la leve sospecha de que Ricardo pudo haber estado involucrado de alguna manera en el bombazo del consulado guyanés en Port-of Spain. Legat concedió que no había evidencia substancial de que Ricardo estuviera implicado, pero que la coincidencia de su presencia allí en el momento apropiado, además de su relación laboral con Luis Posada, le había dado a Legat una razón para tener dudas. El [palabras tachadas] relató [palabras tachadas] no tenía razón para creer que Ricardo fuera un individuo con el calibre para ser utilizado en una operación como ésa, y que Ricardo no tenía récord de haber participado en tales actividades, a pesar de su asociación con Posada.

El 8 octubre 1976, una fuente confidencial en el exterior informó que había descubierto que el individuo arrestado en Trinidad y que estaba en posesión del pasaporte venezolano otorgado a José Vázquez García es en realidad Hernán Ricardo Lozano. [la fuente] dijo que había determinado que Ricardo y Freddy Lugo, el otro venezolano arrestado en Trinidad, habían formado parte del grupo de apoyo para la operación de sabotaje contra la aeronave de Cubana en Barbados. [la fuente] dijo que la operación no resultó como estaba planificada porque la intención era que la bomba estallara antes de que el avión despegara de Barbados. la fuente declaró que aparentemente el detonador cronometrado de la bomba no fue programado correctamente.

INFORME A KISSINGER SOBRE LOS EXILIADOS SOSPECHOSOS

Texto de un informe secreto enviado al Secretario de Estado de EEUU Henry A. Kissinger por el director del Buró de Inteligencia e Investigaciones del Departamento de Estado (INR), fechado el 18 de octubre de 1976, que fue desclasificado hace poco por la Agencia Central de Inteligencia.

CORU son las siglas de la Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas; FLNC, del Frente de Liberación Nacional de Cuba. USG significa Gobierno de Estados Unidos. Letelier es Orlando Letelier, ex canciller de Chile, que fue asesinado en Washington el 21 de septiembre de 1976.

18 octubre 1976

PARA: El Secretario

De: INR — Harold H. Saunders

Alegaciones de Castro

En su discurso del 15 de octubre, Fidel Castro hizo las siguientes alegaciones en cuanto a la relación de la CIA con el bombazo y derribo de un avión de la aerolínea Cubana el 6 de octubre, cerca de Barbados:

– “Fuentes venezolanas bien informadas” habían comunicado a los cubanos que Hernán Ricardo Lozano, uno de los hombres arrestados en Trinidad en conexión con la voladura del avión, era un agente de la CIA y había manejado informes de la CIA en muchas ocasiones.

– Hernán Ricardo es un socio de Félix Martínez Suárez, quien es un presunto agente de la CIA en Venezuela.

– “El reclutamiento de ciudadanos y el uso de los territorios de otros países para llevar a cabo tales actos son métodos característicos de la CIA. Al comienzo, no estábamos seguros si la CIA había organizado el sabotaje directamente o si lo había preparado cuidadosamente por intermedio de su organización encubierta, formada por contrarrevolucionarios cubanos. Ahora, creemos firmemente que la primera suposición era la correcta. La CIA participó directamente en la destrucción del avión de Cubana en Barbados”.

Los principales dirigentes de los grupos terroristas del exilio cubano están estrechamente ligados por medio de la organización CORU a las actividades de la CIA contra Cuba.

En su discurso Castro no hizo ninguna alegación específica sobre una relación entre el USG y Orlando Bosch o Luis Posada (dos activistas cubanos exiliados que fueron arrestados por las autoridades venezolanas en conexión con el derribo de Cubana.) Sin embargo, el lazo con Busch está implícito, ya que presuntamente él es jefe de CORU, la organización sombrilla de los terroristas cubanos exiliados.

Individuos presuntamente involucrados

Hernán Ricardo Lozano

a. Implicación en el derribo: Fue arrestado en Trinidad bajo sospecha de haber escondido una bomba en el avión de Cubana. La radio de Caracas anunció el 18 de octubre que él había confesado haber saboteado el avión. Un [PALABRA TACHADA] en Caracas informa que Ricardo puede haber sido entrenado en el uso de explosivos y técnicas de investigación por Luis Posada. [CUATRO LÍNEAS TACHADAS.]

Ricardo, un ciudadano venezolano, es un fotógrafo contratado por Posada para trabajar en su firma de seguridad industrial en Caracas. Una fuente [PALABRA TACHADA] dice que Ricardo también es un empleado a tiempo parcial del Servicio de Inteligencia Venezolano (DISIP). Presuntamente coleccionaba material fotográfico sobre grupos e individuos que podría interesarle al DISIP y al gobierno de Venezuela. Fue contratado por DISIP cuando Posada era un funcionario de esa organización. La fuente [PALABRA TACHADA] dice que el Gobierno de Venezuela está preocupado y que se vería en serios aprietos si esas conexiones llegaran al conocimiento público.

b. Relación con EEUU: [PALABRAS TACHADAS] El agregado legal de EEUU en Caracas, Joseph S. Leo, dice que ha tenido algunos contactos con Ricardo en relación con el aceleramiento de solicitudes de visa [CUATRO LÍNEAS TACHADAS]. Durante una visita, Ricardo trató de solicitarle sugerencias al agregado legal sobre actividades que pudieran ser dirigidas contra la embajada cubana por un grupo anticastrista al que [Ricardo] pertenecía. Leo dice que disuadió a Ricardo, señalándole que el gobierno de EEUU estaba tratando de prevenir actividades perjudiciales y terroristas por grupos anticastristas en EEUU y que Ricardo nunca más repitió esa sugerencia.

Freddy Lugo

a. Implicación en el derribo: Lugo fue arrestado en Trinidad con Ricardo, bajo sospecha de haber escondido la bomba en el avión de Cubana. Una fuente [PALABRA TACHADA] alega que Lugo aparentemente estaba involucrado en el bombazo sólo en forma tangencial y no es considerado como uno de los principales participantes.

Lugo, un ciudadano venezolano, también es un fotógrafo contratado por la compañía de Posada. Según la fuente [PALABRA TACHADA], él también trabajó para el DISIP bajo las mismas condiciones de Ricardo, mencionadas arriba.

b. Relación con EEUU: [LÍNEA TACHADA.] El nombre y número de teléfono del agregado legal de EEUU, Leo, fueron descubiertos en la libreta de apuntes de Lugo cuando él fue arrestado en Trinidad. Leo dice que no ha tenido contacto con Lugo y conjetura que su nombre y teléfono fueron comunicados a Lugo por Posada.

Luis Posada Carriles

a. Implicación en el derribo: Posada fue arrestado el 14 de octubre en Venezuela, junto con Orlando Bosch y tres otros acusados de conspirar para sabotear el avión. Posada, un exiliado cubano que ahora es ciudadano venezolano, es vehementemente anticastrista y se sospecha que fue el principal patrocinador de Bosch durante la estadía de este último en Venezuela, antes de ser arrestado en noviembre de 1974. Posada fue jefe de la división de contrainteligencia del servicio venezolano de inteligencia, DISIP.

b. Relación con EEUU: [TRES LÍNEAS TACHADAS.] Cuando perdió su cargo en la DISIP, [PALABRAS TACHADAS] dice la CIA [CUATRO LÍNEAS TACHADAS] rehusó ayudar a Posada en un asunto de visa.

El agregado del ejército de EEUU también ha utilizado a un socio de negocios de Posada (que también es un exiliado cubano cuyo nombre desconocemos) como un informante (aunque no como un agente).

Nuestro agregado legal (Joseph Leo) conoció a Posada cuando este último trabajaba [PALABRAS TACHADAS] y después de su dimisión Posada siguió contactando a Leo en raras ocasiones, generalmente para obtener servicios profesionales relacionados con solicitudes de visa para parientes y socios de negocios, el último de quienes fue Ricardo, el 30 de septiembre de 1976 y el 1º de octubre de 1976. Leo dice que ha visto a Posada en más o menos tres ocasiones desde 1973, la última vez en junio de 1976, cuando Posada preguntó si el FBI estaba interesado en un venezolano que había contratado a dos de sus “operativos” como guardaespaldas.

Orlando Bosch

a. Implicación en el derribo: Tal como se indica arriba, Bosch fue arrestado en Venezuela por presunta implicación en el derribo de avión de Cubana. A fines de junio una fuente de la CIA informó que un grupo de exiliados encabezado por Bosch planificaba destruir un vuelo de Cubana entre Panamá y La Habana. Una fuente del FBI ha dicho que hicieron un esfuerzo pero que la bomba no estalló. Un segundo esfuerzo fue hecho en Jamaica el 9 de julio, pero la bomba estalló antes de que la maleta en que estaba escondida fuera colocada dentro del avión.

Según [PALABRAS TACHADAS], se dice que el presidente venezolano Carlos Andrés Pérez le tiene mucha simpatía a Bosch y le ha permitido viajar libremente por el país y solicitar fondos con la condición de que Venezuela no sería utilizada como base de operaciones o lugar de refugio. Bosch presuntamente prometió no participar en actividades terroristas mientras estuviera en Venezuela y recibió una contribución simbólica de US$500 de manos de Pérez. [PALABRAS TACHADAS] reportó que después de que Bosch llegara a Caracas en septiembre, declaró durante una cena de recaudación de fondos que “Ahora que nuestra organización salió bien de la faena Letelier, vamos a tratar algo diferente”. Pocos días después, Posada presuntamente dijo: “Vamos a golpear a una aeronave cubana” y “Orlando (Bosch) tiene los detalles”.

b. Relación con EEUU: [DOS LÍNEAS TACHADAS.] Actualmente, EEUU está tratando que Bosch sea deportado de Venezuela a EEUU, donde será sujeto a un encarcelamiento inmediato por haber violado su libertad condicional.

Frank Castro

a. Implicación en el derribo: Funcionarios venezolanos supuestamente creen que [Frank] Castro (líder de la organización terrorista FLNC, un grupo componente de CORU) está profundamente involucrado en el derribo, aunque no tenemos detalles de su presunta implicación. Frank Castro estuvo en Venezuela a fines de septiembre de 1976 y para mediados de octubre había regresado a Miami. Frank Castro ha admitido a agentes del FBI que se reunió con Bosch en Caracas el 26 o 27 de septiembre pero niega todo conocimiento personal de la voladura del avión de Cubana.

b. Relación con EEUU: [DOS LÍNEAS TACHADAS] que es un ciudadano norteamericano con residencia permanente en Santo Domingo.

Orlando García y Ricardo Morales Navarrete

a. Implicación en el derribo: Orlando García es el consejero de seguridad e inteligencia del Presidente Pérez y Morales es su segundo; ambos son exiliados cubanos que ahora son ciudadanos venezolanos. [PALABRAS TACHADAS] mantiene que a García le ordenaron que protegiera y ayudara a Bosch durante su estadía en Venezuela. [PALABRAS TACHADAS] informó que García y Posada se reunieron con Bosch después de su llegada y lo escoltaron hasta su hotel. García y Morales presuntamente asistieron a la cena de recaudación de fondos durante la cual Bosch presuntamente hizo el comentario sobre la “faena Letelier” y después del derribo del avión de Cubana García probablemente hizo un esfuerzo para sacar a Bosch de Venezuela. Por lo tanto, es posible que García y/o Morales haya tenido conocimiento por adelantado de la operación que condujo a la voladura del avión.

b. Relación con EEUU: [PÁRRAFO TACHADO.]

Félix Martínez Suárez

a. Implicación en el derribo: Ninguna, excepto por la supuesta asociación con Ricardo mencionada en las acusaciones de Fidel Castro.

b. Relación con EEUU: [PÁRRAFO TACHADO.]

Acusación de Castro referente a CORU:
Con respecto a las acusaciones de Castro sobre los lazos entre la CIA y CORU, un reporte del FBI del 17 de septiembre dice que “una fuente confidencial en el extranjero” alega que supo de labios de Roberto Carballo (líder de la Asociación de Veteranos de la Bahía de Cochinos, AVBC, una de las organizaciones componentes de CORU) que en julio de este año Carballo y tres otros exiliados cubanos fueron visitados por representantes de la CIA, quienes les informaron que la CIA estaba insatisfecha con todos los actos de sabotaje cometidos al azar y les ordenaron que se desligaran de Bosch y de CORU.

La fuente dijo que, durante la semana de septiembre 12-18, Carballo y tres otros exiliados cubanos fueron a Washington para conferenciar con representantes de la CIA sobre planes que serían ejecutados por el equipo de acción de la AVBC y financiados por la CIA. El informe del FBI concluye con un pedido de que la CIA notifique si tiene “un interés activo y operacional en la AVBC, tal como se describe arriba”. La CIA dice que este reporte es falso y que la agencia no tiene ningún interés activo y operacional en la AVBC. Según dice la CIA, un representante de un grupo de exiliados cubanos telefoneó a la agencia en septiembre de 1976 para solicitar un contacto por razones no especificadas, pero el contacto no ocurrió y a los llamadores se les prohibió hacer más intentos de telefonear a la agencia. 

——————————

* www.progresosemanal.com

La traducción de los documentos fue realizada por Progreso Semanal.

The National Security Archive (www.gwu.edu/~nsarchiv) es un instituto independiente de investigaciones, sin lazos con el gobierno de EEUU, con sede y biblioteca en la Universidad George Washington, en Wáshington, D.C.

El Archive reúne y publica documentos desclasificados obtenidos mediante la Ley de Libertad de Información. El Archive no recibe fondos del gobierno de Estados Unidos; cubre su presupuesto gracias a derechos de publicación y donaciones de fundaciones e individuos.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario