May 16 2009
662 lecturas

Política

Chávez – Cristina: ¿los convenios… sellan un eje político en el sur?

Gonzalo Tarrués

El acercamiento entre Caracas y Buenos Aires, inaugurado entre los presidentes Hugo Chávez y Néstor Kirchner parece caminar sin tropiezos bajo el mandato de Cristina Fernández. Para el venezolano, los pueblos consiguieron abrir “un camino alternativo al modelo neoliberal”. Con algunos notorios kilos de más el líder de la Revolución Bolivariana fue cauto al referirse a asuntos que pudieran ser interpretados como intervención en los asuntos internos del país anfitrión; recordó al Che, empero, y dijo que ambos países estaban un paso adelante del caos mundial.

En el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada, el primer mandatario de Venezuela se cuadró ante un óleo que representa a Eva Duarte, a la que llamó "Mujer de esta patria grande". Rindió también homenaje a Juana  Azurduy, la gran patriota argentina de la Independencia. "Perdió cinco hijos en esa guerra", lo informó su colega argentina.

Antes y después de llegar a la reunión Chávez debió sortear el interés periodístico, que procuró obtener de la visita algo más que generalidades. La candidatura al Parlamento de el ex presidente Kirchner y su apoyo a ésta fue un buen pretexto, que Chávez se sacudió con elegancia. No he hablado con él –dijo–. Y agregó: “Se me acusa de andar metido en cuanta elección hay en este continente”. Las elecciones parlamentarias en Argentina son el próximo 28 de junio.

El acto central de la visita del bolivariano presidente de Venezuela –realizada en el arco de un acuerdo que fija un encuentro cada tres meses entre los mandatarios de ambos países– era la firma de más de una docena de convenios que abarcan básicamente todas las áreas de la economía para el desarrollo mutuo en un pie de igualdad solidaria. Los convenios firmados van desde la agroalimentación hasta el área energética; en ésta no se discute el proyecto –fallido, por ahora– del gasoducto del Sur, en parte por la oposición que recibió del movimiento ambientalista en toda Sur América; en cambio sí se mencionó la construcción de las plantas de regasificación necesarias para tratar los 200 millones de pies de gas licuado que Venezuela comenzará a vender a la Argentina en los próximos cuatro años.

Laprimera en romper la rigidez del acto protocolar fue Cristina Fernández. Fingiendo un aparte le dijo a Chávez: “Quiero decirte que tenemos un dispositivo K (para controlar el audio). Cuando alguien habla demasiado, aprieto el botón y puedo cortarle el audio. No es que salgas eyectado, pero cuando alguien habla demasiado se corta el sonido”, bromeó.

No fue necesario. Habló un Chávez si bien medido, no menos enfático al recordar los primeros acercamientos entre ambos Estados. Cuando se iniciaron, dijo, "No había nada que buscar aquí". Luego reconoció la tarea en pro de la integración del ex presidente Kirchner –"un hombre desconocido", apuntó– que obtuvo que la Argentina se pusiera "de pie, una vez más y para siempre”.

Más "noticiosa" fue la conferencia de prensa de los dos presidentes. Cristina Fernández adelantó que pedirá en la próxima reunión de UNASUR, a celebrarse en Santiago, que además de los habituales temas políticos se traten también cuestiones económicas, vitales a los países del área. Lo que contó con el respaldo inmediato de Chávez: “Necesitamos crear una nueva arquitectura financiera internacional, no podemos estar esperando que allá en el Norte hagan los cambios”.

Para argentinos y venezolanos el contexto de la cuestión económica lo entrega la necesidad de echar a andar el Banco del Sur y proceder a la activación del Fondo Financiero Sudamericano, con el 10 por ciento de las reservas de cada país para auxiliar a aquellos que experimenten dificultades. Urgido, o entusiasta, Chávez propuso el 24 de junio para la reunión de presidentes que pondrá en marcha el Banco del Sur, un acerdo refrenbdado, pero para el que todavía no se aprueban los fondos.

El presidente Venezolano, Hugo Chávez, prosiguió hoy sábado el programa de su visita a Argentina con un viaje al Parque Nacional Los Glaciares, acompañado por el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta.

Chávez llegó anoche a El Calafate en compañía de su anfitriona Cristina Fernández. Los Glaciares se encuentra situado en los llamados Andes Australes argentinos, en la frontera con Chile, y fue proclamado en 1981 Patrimonio Mundial de la Humanidad.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario