Oct 9 2006
298 lecturas

Sociedad

Chile. – A PROPÓSITO DE LAS MOLOTOV ”ANARQUISTAS”

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Somos los integrantes de la Biblioteca Popular Sacco y Vanzetti, que hace más de cuatro años y medio moran y trabajan en su sede, una casa ubicada en pleno centro de Santiago. Esta biblioteca abre sus puertas a los niños, jóvenes y adultos de los barrios Brasil y Yungay de manera gratuita y solidaria, buscando que el conocimiento y la cultura no estén relacionados con los ingresos que cada uno perciba.

foto
Toda nuestra labor se hace además de manera independiente y autogestionada, manteniéndonos distantes de cualquier instancia gubernamental.

Revindicamos la okupacion de las casas y los espacios abandonados para la creacion y el fomento de una culutra distinta, con valores distintos a la competencia y el lucro. Mediante actividades recreativas intentamos demostrar a nuestros vecinos –nuestros pares– que la cultura, los libros y el conocimiento no son algo aburrido, noción con la que constantemente nos bombardea la televisión y la misma escuela.

En ese mismo sentido, los ciclos de cine y los talleres que impartimos son siempre gratuitos, posibilitando la sociabilización del conocimiento que podamos haber adquirido. Esos talleres en muchas ocasiones los dictan los mismos vecinos del barrio, generando así, un rico intercambio de visiones y una valoración de la experiencia de cada cual, siempre de manera desinteresada y comprometida.

Nuestra biblioteca también cuenta con una videoteca, en donde nuestros más de 250 socios pueden disfrutar tanto de películas educativas, históricas como recreativas, nuevamente sin tener que dejar dinero a cambio.

Esta biblioteca, al igual que muchas otras instancias populares y comunitarias, se basa y existe para y por el barrio; sin los vecinos y sin su interés en este espacio todo el trabajo que aquí surge carecería de sentido.

Lo que se gesta es un trabajo hormiga, callado y, en una primera mirada, infructuoso. Pero para nosotros no es así; no somos voluntarios de una causa perdida, creemos que las bibliotecas y otras instancias de educación popular son una herramienta eficaz para levantar una oposición a este sistema social que produce y aísla a los pobres, sumiéndolos en la ignorancia y haciéndolos vivir a merced de los prejuicios.

Y esa oposición al orden, al sistema social y económico, hoy, el gobierno “participativo” y “democrático” de Bachelet pretende equipararlo al terrorismo y a la “fabricación de bombas”, generando una ecuación que lo único que persigue es la criminalización del descontento, de las ideas, de la cultura que no se cuadre con el gobierno de turno.

foto
Chile vuelve de pronto, 30 años atrás. La dictadura, los años más duros de Pinochet, vuelven a regir el curso de nuestras vidas.

Denunciamos la persecución y los montajes a todos quienes han manifestado abiertamente su disconformidad ante el sistema social que rige y recorre todo el mundo, pero aclaramos también, que ese disgusto no puede ser comparado con prácticas terroristas.

Como Biblioteca Sacco y Vanzetti manifestamos nuestro repudio a los montajes policiales, como también la intromisión de personal de investigaciones en nuestras dependencias, los seguimientos y las filmaciones de las que hemos sido víctimas.

Hacemos un llamado a todas las individualidades, grupos, o colectivos concientes a manifestarse, romper el cerco comunicacional, acabar con el miedo y apoyar iniciativas autogestionadas e independientes que solo persiguen un mundo sin opresores ni oprimidos.

Denunciamos también la persecución de la ideología anarquista basándose en un modelo represivo que el gobierno ha importado desde Italia y España. Los inicios represivos en esos países fueron iguales a los que hoy comanda la Intendencia de Santiago y el Ministerio del Interior. Acaso pretendan finalmente prohibir el anarquismo y su difusión bajo pena de cárcel, que los libros anarquistas sean retirados de casas y bibliotecas y que todo aquel que ligado verdadera o ficticiamente al anarquismo sea detenido.

Con este afán represivo y omnipotente en un futuro se criminalizará cualquier deología
que se oponga al régimen, cualquier movimiento social que demuestre disconformidad ante la hegemonía, el totalitarismo y el orden “democrático” de los opresores.

foto
Igual que ayer Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, seis jóvenes seguirán siendo investigados, víctimas de un montaje político-policial, pese a que los tribunales ordenaron su libertad.

Como Biblioteca Popular no adherimos a ninguna ideología específica, pero no permaneceremos indiferentes ante los intentos de criminalizar una corriente determinada. Podrán detenernos bajo argumentos sinsentido, podrán humillarnos
públicamente, pero nuestras ansias de libertad no morirán jamás.

Octubre 2006. Santiago. Chile.

—————————————–

saccoyvanzetti@riseup.net

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario