Jun 3 2005
269 lecturas

Economía

Chile: apresan a director de periódico mapuche

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En 2003 el director de AZkintuWE fue sentenciado a 61 días de prisión más el pago de una multa por los cargos de usurpación de tierras y encubrimiento de hurto de madera. El proceso se había incoado en 1999 a partir de la toma –”recuperación” para la nación mapuche– del fundo (hacienda) Santa Rosa de Colpi, ubicado en las proximidades de la pequeña ciudad de Traiguén, en el corazón del territorio habitado secularmente por dicha etnia.

Cayqueo nunca negó solidarizar con las comunidades mapuche de Temulemu, El Pantano y Didaico, que impulsaron la recuperación de las tierras, pero no aceptó los cargos de usurpación y encubrimiento.

El encarcelamiento del periodista se produjo cuando el profesional se aprestaba a participar en un Encuentro de comunicadores indígenas en la ciudad de Vancouver, Canadá. Cayuqueo se encuentra en la cárcel de Traiguén a la espera de la determinación del tribunal, sin que pueda descartarse que permanezca allí los próximos días.

El director del periódico mapuche no se encontraba en rebeldía ni fugado; el tribunal conocía perfectamente su paradero. De hecho, desde al menos dos semanas atrás, gestionaba en el mismo tribunal la autorización de estilo para salir del país y participar, entre el 14 y el 24 de junio próximo, de un Encuentro de comunicadores indígenas en Canadá.

UNA SITUACIÓN TAN CONFUSA COMO ESCLARECEDORA

Las organizaciones y personalidades en favor de la causa mapuche no descartan que la sorpresiva detención de Pedro Cayuqueo forme parte de una maniobra para impedir su participacion en el Encuentro de comunicadores y otras actividades que el periodista mapuche tenía previsto realizar en América del Norte.

El encarcelamiento del director del periódico AZkintuWE no puede inscribirse dentro de una campaña gubernamental contra la libertad de expresión en Chile, lo que objetivamente no existe –aunque pudiera precisarse el nulo interés de las autoridades nacionales por estimular el desarrollo de la prensa independiente. El Estado, por diversas razones, no canaliza hacia estos medios informativos y de opinión los recursos –a través de anuncios gubernamentales– que les permitirían despegar; los recursos financieros fiscales favorecen a las empresas periodísticas que hace 30 años apoyaron el golpe de Estado, fueron obsecuentes con la dictadura y hasta hace pocos meses defendían al ex tirano de las múltiples acusaciones por las que responde en la actualidad en los tribunales de justicia.

fotoLa nación mapuche mantiene desde la llegada de los primeros estamentos militares españoles en el siglo XVI a su territorio, y luego frente al Estado chileno –y argentino en la vertiente oriental de Los Andes– una porfiada lucha en defensa de sus tierras comunales, idioma y cultura ancestrales.

El abogado y director del Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas José Alwyn señaló que en su último mensaje al Congreso, el 21 de mayo, el Presidente Lagos no se refirió a los conflictos que su gobierno ha tenido con los pueblos indígenas y que no hizo mención alguna a la Comisión de Verdad Histórica y Nuevo Trato, que constituyó el esfuerzo más serio realizado durante su mandato para abordar, desde una mirada intercultural, los problemas que han obstaculizado la construcción de una sociedad tolerante y respetuosa de la diversidad étnica y cultural del país.

En su discurso el presidente Lagos señaló, sin profundizar, que “como sociedad tenemos una mirada más madura, más amplia y los temas medioambientales y el respeto a nuestras etnias originarias son temas sustancialmente fundamentales que estamos aprendiendo a abordar colectivamente”.

En el periódico AZkintuWE Alwyn apunta:

“Paradojalmente, una semana después del mensaje presidencial, Amnistía Internacional identificaba en su Informe sobre derechos humanos 2005 las ‘’violaciones de derechos humanos que afectaron particularmente a la comunidad mapuche’ como uno de los problemas que en esta materia existe en el país”.

Para agregar:

“La preocupación por las violaciones a los derechos humanos de los pueblos indígenas en Chile ha sido manifestada no solo por los propios pueblos indígenas y sus organizaciones representativas, sino por, entre otros, el Relator de la ONU para los Derechos Indígenas, Rodolfo Stavenhagen, en el informe de su misión a Chile el 2003, así como más recientemente por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, también de la ONU, en su informe sobre el cumplimiento del Pacto relativo a estos derechos de 2004.

“Dicha preocupación –a la que se suma la de Human Rights Watch y la Federación Internacional de Derechos Humanos – no solo ha dicho relación con el hecho que nuestro país no cuenta con un marco jurídico que reconozca a los pueblos indígenas y a sus derechos colectivos, como el derecho a una cultura diversa a la que el Presidente Lagos hace referencia en su mensaje, sino además, a la violación sistematica de derechos básicos como el derecho a la vida, a la integridad física, y al debido proceso, hoy seriamente erosionados para muchas personas indígenas que habitan en comunidades que se han organizado para reclamar su derecho a la tierra y a los recursos naturales que hoy se encuentran en poder de terceros”.

Las observaciones del abogadao Alwyn enmarcan una política estatal discriminatoria si se considera el gran número de lonkos –dirigentes comunales, “los que tienen la palabra” de la comunidad– y activistas mapuche perseguidos y condenados a severas penas gracias a la aplicación de “leyes antiterroristas” promulgadas por la dictadura.

OPERATIVOS CONTRA LAS COMUNIDADES MAPUCHE

En la zona de Arauco se han registrado en los últimos días violentos operativos contra ciudadanos mapuche. El 26 de mayo fue detenido el comunero José Cristian Tranamil Ñanco, trasladado bajo fuerte resguardo armado hasta la Fiscalía Militar de Concepción. Tranamil fue sometido a privación del sueño por largos períodos, amenazas contra su integridad física e insultos de corte racista.

El 31 de mayo un segundo comunero mapuche, Arturo Millahual Millahual, fue apresado y sometido también a extensos interrogatorios sobre su eventual participación en movilizaciones mapuche. Millahual fue liberado el primero de junio, aunque se lo procesa por diversos cargos y con la obligación de presentarse mensualmente a firmar al tribunal.

Para los miembros de la Comunidad Nicolas Calbullanca, ambas detenciones obedecen a la pràctica de criminalizar sus justas reivindicaciones territoriales en el sector del Lago Lleu-Lleu. Tierras que reclaman desde hace años sin otra respuesta que la persecución del Ministerio Público.

POBLACIÓN DE SEGUNDA CLASE

El gobierno chileno se ha negado a reconocer a los pueblos indígenas las consecuencias del hecho de que son descendientes de las sociedades pre coloniales que se desarrollaron en el territorio actual del Estado; dicho estatus exigiría establecr constitucionalmente el deber de garantizar la preservación de la diversidad étnico cultural del país y se reconocer un conjunto de derechos colectivos de carácter político, territorial y cultural en favor de los pueblos indígenas.

Frente a los movimientos reivindicativos y reclamos de las naciones originarias –y en especial ante el pueblo mapuche– la polítia de Estado chileno reitera, casi sin excepciones, la visión del invasor y el desprecio hacia formas culturales que no termina de entender, consideraándolas inferiores a aquellas del universo cristiano-europeo. En los últimos años –señala Alwyn– la acción de gobierno “siempre subordinada a los esfuerzos de su gobierno (de Lagos) por la inserción del país –y consecuentemente de los territorios indígenas y de quienes habitan en ellos– en la economía global, sin mayor consideración por la voluntad y aspiraciones de sus comunidades”.

“Esperamos (que se) tenga una mayor capacidad para comprender que la tolerancia y la diversidad cultural no se construyen a través de la imposición al otro –en este caso a los pueblos indígenas- de opciones que les son ajenas, por bien intencionadas que sean. Por el contrario, éstas solo pueden ser alcanzadas a través de un diálogo respetuoso entre los distintos pueblos y culturas que convivimos en este territorio.

Declaración. La redacción del periódico AZkintuWE emitió a las organizaciones mapuche de Gulumapu y Puelmapu, a la sociedad civil mapuche y no mapuche, a los organismos de derechos humanos y de libertad de prensa una declaración tras conocerse la detención de su director Pedro Cayuqueo.

foto
En ella señalan: “Aunque la detención de Pedro Cayuqueo luce en teoría legal, al equipo editorial del periódico mapuche AZkintuWE nos parece que nuevamente estamos ante un acto de hostigamiento y persecución política, producto de su trabajo como profesional de las comunicaciones y militante mapuche.

“Su arresto nada tiene de casual. Tal como se ha informado en medios de prensa, Pedro Cayuqueo se encontraba preparando un viaje a Canadá en estos días, invitado por organizaciones de comunicadores indígenas del hemisferio norte, que incluía además una extensa agenda de conferencias en diversas ciudades de Canadá. En consecuencia, con su arresto y la orden de reclusión nocturna por 41 días a la que fue notificado la mañana de hoy viernes 3 de junio, lo que se está haciendo es impedir a Pedro Cayuqueo realizar el viaje antes mencionado y obstaculizar su labor informativa.

“Como es sabido Pedro Cayuqueo es periodista y conocido opositor de las políticas indígenas del gobierno de la Concertación. Bajo su conducción el periódico AZkintuWE se ha destacado por desarrollar una crítica responsable y fundada a la gestión indigenista del gobierno actual, además de enriquecer la reflexión política mapuche actual a través de un infatigable trabajo intelectual. Del mismo modo, a través de las páginas del periódico AZkintuWE se ha desarrollado una criticado al rol parcial de los tribunales chilenos, en juicios desarrollados contra comuneros mapuche. Y en la que se han denunciado permanentemente el uso de procedimientos siniestros como la Ley Antiterrorista, la presencia de testigos encapuchados y la violación de garantías procesales como el derecho a la presunción de inocencia de los imputados (los mapuche en Chile son culpables antes ya de ser enjuiciados).

Por lo anterior creemos que hay connotaciones políticas en esta detención. Ello nos hace recurrir a ustedes demandando solidaridad, para lograr que la justicia operé rápido en este asunto, e impedir que el tiempo pase y nuestro director no pueda finalmente ejercer su legitimo derecho a su libertad de expresión y de movimiento, tanto dentro del país como en el extranjero.

“Creemos que una carta de ustedes dirigida a las autoridades políticas del país, así como al Juzgado Mixto de Traiguén, ayudaría a poner presión para que Pedro Cayuqueo pueda recuperar completamente su libertad y la justicia chilena cierre de una vez por todas un proceso judicial que se arrastra –para beneficio de los planes del gobierno– por más de cinco años en su contra.

Las direcciones son las siguientes:

– S.E. Ricardo Lagos Escobar, Presidente de la República, Palacio de La Moneda, Santiago de Chile.

Correos electrónicos: ricardolagos@lagos.cl – redlagos@icono.cl  – internet@presidencia.cl  

– Sr. Rodolfo Stavenhagen, Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los indígenas.

Correo electrónico: pespiniella@ohchr.org

– Colegio de Periodistas de Chile
Correo electrónico: colegiodeperiodistas@transtar.cl

-Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP).
Correo electrónicol: felap@laneta.apc.org  – ernestocarmona@vtr.net  – ciap@ctcinternet.cl

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario