Feb 19 2007
243 lecturas

Economía

Chile, informe: – EL PESO Y EL COBRE

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La razón principal es la fuerte corrección del precio del cobre, que bajó de niveles de US$3,24/lb a inicios de diciembre del 2006 hasta US$2,40/lb hace pocas sesiones, una caída nada menos que de 26%. Por supuesto que compartimos y justificamos la correlación entre ambos activos durante este período (aunque no costaría refutarla argumentando que el peso se transaba a niveles de $530 cuando el cobre se encontraba en US$2,25/lb a inicios del año pasado). Pero la pregunta que nos preocupa ahora es qué va a pasar con el tipo de cambio ahora que ya bajó el precio del cobre (caída que el 99% del mercado estaba esperando).

El factor cobre

Creemos que el precio del cobre continuará siendo uno de los determinantes de la trayectoria del tipo de cambio, pero al igual que ha ocurrido anteriormente, no será el único y otros factores recobraran relevancia. Como mencionamos, el precio del cobre ya ha incurrido en una importante corrección llegando al nivel de nuestra estimación promedio para el 2007 de US$2,40/lb, por lo que creemos que los ajustes del precio del cobre durante el resto del año serán más acotados y que incluso, en el corto plazo, el precio del metal puede mostrar un “rebote” ante la fuerte caída de los últimos dos meses. Basta mencionar que las importaciones netas de cobre de China aumentaron 63,2% en enero respecto al mismo mes del 2006 (habían caído un 18,4% durante el 2006) y que las posiciones financieras netas sobre el futuro del cobre continúan con un marcado sesgo a la baja, lo que podría provocar una corrección brusca ante un cambio de los mercados.

Dejando de lado, por tanto, la preocupación de que continúe en el corto plazo la fuerte caída del precio del cobre, volvemos a mirar al resto de los fundamentos.

Acá las últimas señales son auspiciosas inclinándose a favor de nuestra proyección base para el 2007 de que la economía de Estados Unidos lograría un “aterrizaje suave” y así la economía mundial mantendría una tasa de crecimiento relativamente alta. Este escenario es positivo para las economías emergentes, incluido Chile, y sus monedas. A su vez, afirma nuestras expectativas de que el Banco Central no realizaría nuevos recortes en la tasa de política monetaria durante este año. La Fed, a su vez, seguiría una trayectoria similar, manteniendo la tasa en 5,25% durante la mayor parte del 2007 y con posibilidades de recortarla hacia fines del año. Lo anterior disminuirá los temores del mercado de que el peso chileno se vea desfavorecido por el aumento de la brecha entre ambas tasas.

foto
Concluyendo, esperamos que el peso muestre una apreciación en las próximas semanas, pudiendo llegar incluso a niveles de $520-30 (si es que el precio del cobre volviera a niveles de US$3,0).

Por supuesto que esta trayectoria no está garantizada y podría cambiar radicalmente si el cobre retoma su tendencia a la baja. Sin embargo, las señales del mercado reafirman nuestras expectativas de que tipo de cambio mostraría un promedio de $540 durante este año, con un rango de fluctuación de $20 para arriba y para abajo.

—————————

* Economista de CELFIN Capital, corredores de bolsa. Informe fechado el 14 de febrero de 2007.

www.celfin.com.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario