Ene 1 2006
375 lecturas

Economía

CHILE: MODELO DE CONCENTRACIÓN Y EXPLOTACIÓN

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

foto
Ricardo Lagos termina su mandato consolidando el perfil agroexportador de nuestro país. En este sentido, el hecho macroeconómico más importante del año que terminó es el TLC con China, la sexta economía del planeta.

La gran relevancia de este tratado comercial es que consolida el patrón de acumulación en Chile, caracterizado por la desigualdad social, el proceso de acumulación creciente, la apropiación de rentas económicas por parte de los grupos económicos, la sobreexplotación de recursos naturales y por el compromiso radical con la globalización financiera.

El tratado con China implica el incremento del consumo que se concentra en el 20% más rico de la población, grupo responsable de casi el 50% del todo el consumo chileno. Por otra parte se acentuará la desigualdad y la acumulación, ya que la gran empresa concentra más del 96% de las exportaciones, basadas en recursos naturales, cuyos dueños son poderosos grupos económicos: Luksic en minería, Angelini en pesca y forestal y Matte en celulosa.

Si bien el desempleo se ha reducido de manera importante en los últimos meses, nuevas investigaciones dan cuenta de las reales características del mercado laboral chileno: la subcontratación y la precariedad.

fotoSegún la Dirección del Trabajo, más del 70% de las empresas no paga sueldos estables (subrayado nuestro), mientras los jóvenes y las mujeres se ubican en los tramos de salarios más bajos. El porcentaje de trabajadores con contratos indefinidos se redujo significativamente, mientras la subcontratación aumentó hasta superar el 50 por ciento del total de las empresas.

Con el futuro tampoco se vislumbran buenas noticias. En el ámbito de las inversiones, éstas seguirán concentrándose en los megaproyectos asociados a la explotación de recursos naturales, con graves consecuencias para los ecosistemas.

Para 2009, el 42% de los proyectos que se planifican estarán concentrados en los sectores minero y energético, tales como el proyecto Pascua Lama, de la empresa transnacional Barrick Gold en la III región, y el megaproyecto hidroeléctrico de la también transnacional Endesa, en la región de Aysén.

En conclusión, el escenario económico futuro no es muy promisorio, puesto que tienden a consolidarse las dos grandes características del modelo chileno: desigualdad social y explotación inmisericorde de nuestra riqueza natural.

———————————

* Director Oceana, Oficina para América del Sur y Antártica. Columna publicada en el portal de la Radio de la Universidad de Chile ( www.radio.uchile.cl/notas.asp?id=26646).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario