Ago 11 2008
265 lecturas

Sociedad

Chile: Persecución a los medios periodísticos barriales y populares

Canal 3 barrial* 

 
Que los medios de comunicación de masa están en manos de unos pocos consorcios y grupos económicos, que además concentran la propiedad de la riqueza de este país, es algo que ya se sabe. Se sabe también que esos mismos grupos se vinculan directamente a la clase política, que vela por sus intereses (e incluso en ocasiones son los mismos).
También se conoce (y de sobra) el nexo entre esos grupos y los altos mandos de las fuerzas armadas y de orden. Pero nunca hasta ahora la colaboración entre instituciones del Estado, medios de comunicación de masa y funcionarios de gobierno había sido tan patente y descarada, con el único fin de reprimir, desmovilizar y desacreditar a los movimientos sociales que hoy resisten la instalación del modelo antropófago al que nos quieren someter.
 
Los montajes periodístico-policiales y políticos se han puesto a la orden del día, impunemente mienten tergiversan la verdad, calumnian, desacreditan juzgan moralmente sin antecedentes y en base a prejuicios y el odio de clase. Los periodistas ya no se limitan a reportear noticias, ya no les interesa la imparcialidad, ahora están avocados a la construcción mediática de un imaginario social carente posicisión crítica, ética y moral de lo que sucede en nuestra sociedad. Ahora sentencian, condenan desde sus tribunas los actos de reivindicación, protesta y conciencia social, instalando regimenes disciplinarios de moral y buena conducta,  defendiendo irresponsablemente los intereses de sus amos.
 
Los canales de televisión no dudan en manipular las imágenes y en avalar los montajes. Insisten en criminalizar a los movimientos sociales, insisten en los adjetivos tales como: “delincuentes”, “antisociales”, “criminales”, “vándalos”, “extremistas”, “subversivos”, “inadaptados”, “bárbaros”, etc., para referirse a aquellos que luchan por sus derechos, por sus tierras, o contra la explotación o la miseria. La lista es larga de tales adjetivos, y hay algunos peores. ¿Dónde aprenden este vocabulario los periodistas de Chile? ¿En que escuela se forman los serviles mensajeros del poder? ¿Qué pasó con la prensa comprometida? ¿Dónde quedó la dignidad de estos títeres que ni siquiera saben hablar? ¿En qué momento se convirtieron en agentes de la policía? ¿En qué momento dejaron de ser periodistas para convertirse en sapos?
 
Sepan que en gran parte estos periodistas son los responsables de que Chile se haya convertido en lo que es, de tanto estigmatizar a los jóvenes como delincuentes produjeron por fin jóvenes delincuentes, de tanto buscar trafico de drogas hasta debajo de las piedras produjeron trafico de drogas.  También sepan, que todas estas formas de criminalización del movimiento social han sido instaladas mediáticamente para encubrir los verdaderos problemas y malestares de muestra sociedad, de una sociedad sin valores, ni conciencia social. Ahora, de tanto pretender que los que nos manifestamos contra los atropellos de un modelo aberrante son delincuentes, han logrado que se nos trate comodelincuentes. A los estudiantes, a los profesores, a los mapuches, a los sin casa, a los trabajadores, a aquellos que dicen NO a sus sucios negocios, a la depredación sin remedio, al robo descarado. ¡Ustedes los periodistas de los medios oficiales son cómplices!!!
 
Ahora persiguen (ministros, policías y medios) a los pequeños medios de comunicación popular y de contra información, que se levantan con esfuerzo, sin financiamiento, a voluntad y autogestión. No nos dejan grabar en la calle, nos amenazan, nos quitan nuestros materiales, nos imponen restricciones. Denunciamos el hostigamiento y el montaje del que ha sido víctima uno de los camarógrafos de nuestro Canal Barrial 3 del Barrio Yungay, Rodolfo Retamales, quien fue calificado por al menos tres medios de comunicación (La Tercera, Canal 11 y el portal Terra) como un “infiltrado” en la movilizaciones estudiantiles. Aquí tenemos otro adjetivo para agregar a la listaque se aprenden de memoria nuestrosperiodistas en la escuela de la mentira. Rodolfo es un compañero que ha estado registrando fielmente lo que realmente pasa en las movilizaciones del último tiempo. Ha ido a las marchas, ha documentado la potencia del movimiento estudiantil y también a registrado la brutalidad del accionar de carabineros. Parte de ese material lo pueden ver in Youtube, en el portal del Canalbarrial3. A través de esta carta ponemos en alerta a la comunidad respecto de esta otra mentira, otro montaje. Y alentamos a aquellos que cumplen con la labor de desmentir, informar y denunciar, cosa que cada vez se hace más importante y necesario en este país. Llamamos a la comunidad a proteger y colaborar activamente con estos medios de comunicación locales, populares y críticos.
 
 
* Televisión crítica.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario