Nov 8 2008
496 lecturas

Política

Chile: primeras réplicas del sismo Navarro

Alejandro Tesa

Ciertos indicios permiten suponer –con precauciones– que las réplicas del "sismo Navarro" serán más fuertes de lo que esperaba la dirección del Partido Socialista al interior de la colectividad; en el espectro, más amplio, de la izquierda subterránea –subterránea porque no existen mecanismos jurídicos que le aseguren representatividad institucional–  el Partido Comunista manifestó su voluntad de caminar junto a las huestes del senador, y el presidente del PC no descartó la posibilidad de bajar la candidatura presidencial simbólica de la organización si hay acuerdo con el MAS u otra de las fuerzas centrífugas en la todavía débil izquierda de la Concertación.

 

Uno de los primeros dirigentes socialistas en reaccionar ante la renuncia de Alejandro Navarro a la militancia partidaria fue el ex timonel de la tienda Jorge Arrate Mac Niven, que responsabilizó a la dirección del PS por la determinación de su ahora ex camarada. Dijo Arrate:  "Seguramente para la dirección del PS es un alivio. Para mi y quienes me apoyan es lamentable. Navarro fue maltratado por la dirigencia PS".

El ex ministro y otrora embajador en Buenos Aires señaló: "Navarro seguirá siendo un socialista, más allá de que lamentablemente su nuevo movimiento no rescate esa identidad que a mi me parece valioso defender. Estoy seguro que en algún punto del camino nos vamos a reencontrar luchando por una izquierda moderna y luchadora y por aislar y derrotar a la derecha".

La determinación del senador sureño y un grupo de militantes en orden a abandonar las filas del partido de Schnacke y Allende vuelven a poner en primer plano las fuertes molestias ocasionadas sobre todo en los niveles medios del partido cuando dos hechos políticos: la designación por la dirección del PS de su actual secretario general Marcelo Schilling como diputado en reemplazo de Juan Bustos, que falleció debido a una grave enfermedad, y las presiones que se ejercieron para impedir que Sergio Aguiló presidiera la cámara baja –que por acuerdo concertacionista correspondía a un parlamentario del PS.

Las precisiones de Arrate

Es esa oportunidad Arrate dijo nque se había tratado de "una acción de sectarismo e intolerancia". No le f altó razón, un grupo significativo e influyente de diputados habían propuesto a Aguiló: Fidel Espinoza, Isabel Allende, Carlos Montes, Francisco Encina, Clemira Pacheco, Denise Pascal Allende y Marco Enríquez-Ominami. No es un misterio que Aguiló fue deshechado por la Comisiòn Política en razón de sus críticas a la dirección del partido.

El "caso Navarro" vuelve a poner sobre el tapete el aserto de Arrate: "Las direcciones de los últimos años han convertido al PS en una federación de grupos sin claro perfil político cuya principal preocupación es mantener sus posiciones de poder".

El dirigente no ahorra palabras para referirse a la situación interna: "(El PS) ha sufrido una impactante derrota municipal y nadie dice nada ni asume responsabilidades. Ha perdido un senador y nadie se hace responsable. No ha publicado en siete meses las resoluciones del último Congreso y todos callan. El Secretario General ha propuesto terminar con el PS para hacer un sólo partido de la Concertación y no se ha escuchado ninguna voz que, desde la dirección, lo ponga en su lugar y lo sancione".

La militancia no fue sorprendida por la determinación de Navarro y otras casi 200 personalidades de diverso  orden de abandonar el partido, pero entre dirigentes de base se habría despertado la necesidad de reflexionar y discutir acerca del rumbo de la colectividad. "Hemos establecido algunos contactos personales con compañeros del sur y de Iquique para intercambiar ideas" –dijo un dirigente medio de la región sur de Santiago, que negó se mantengan conversaciones con el sector arratista.

La pesca del PC

El Partido Comunista dio el viernes la primera señal oficial de apoyo a una eventual candidatura presidencial del senador Alejandro Navarro. Su presidente, Guillermo Teillier, manifestó que si las circunstancias lo determinaban, el partido estaba dispuesto a deponer su candidatura a la Presidencia de la República; esas circunstancias serán la convergencia en un programa de gobierno con el MAS.

No obstante el PC baraja también la posibilidad de que Jorge Arrate –que no ha manifestado intyebnciones de abandonar al PS– persista en levantar su candidatura. En tal caso, señaló Teillier: "Tenemos que ver la posibilidad de unirnos y tener un candidato y un programa único". Ello supone un diálogo amplio que incluye, además de al ex socialista y a Arrate, al dirigente humanista Tomás Hirsch..

Mientras, a menos de 24 horas de haber convertido su renuncia en un hecho político, el senador Navarro se enteró de que la bancada de senadores socialistas lo removió sin aviso previo de la presidencia de la comisión de Educación del Senado.

Ya no se trata de que el río arrastra piedras, sino de qué tamaño son.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario