Oct 24 2011
416 lecturas

Política

Chile: que se consulte a la ciudadanía

“El conflicto  estudiantil ha develado el enorme problema de la representatividad política en nuestro país”. El presidente del Partido Progresista, cuestionó el intento de censura de parlamentarios de la Alianza contra el Presidente del Senado Guido Girardi. Enríquez-Ominami se refirió a la crisis de representatividad de las instituciones republicanas. ⎮MARIO AGUILERA S.*

El presidente del Partido Progresista (PRO) Marco Enríquez-Ominami señaló que la toma del Congreso por parte de los estudiantes solo demuestra el problema de representatividad de las instituciones políticas en Chile.

“Hace meses señalamos que pretender resolver el conflicto mediante el parlamento se enfrentaba a un serio problema de representatividad. Precisamente los principales actores del conflicto, los jóvenes, son los que menos representatividad tiene en nuestra democracia, donde casi un 80% de los menores a 30 años no está inscrito en los registros electorales. Por lo tanto, no se puede pretender resolver este conflicto al margen de los estudiantes, entre una elite que no es representativa de ellos”, indicó el dirigente progresista.

Si bien, el presidente del PRO cuestionó los actos de violencia vengan de donde vengan, respaldó la decisión del presidente del Senado, Guido Girardi, de no ordenar el desalojo del Congreso. “Los dirigentes políticos tiene una enorme responsabilidad, y deben actuar con criterio. El haber ordenado un desalojo violento, simplemente habría seguido una escalada de polarización del conflicto que ningún demócrata quiere.

"Hay que saber escuchar el reclamo ciudadano, y lo lamentable del conflicto es que seguimos viendo a una clase política y un gobierno que se niega a escuchar las demandas de la mayoría de los chilenos”.

Llamar a plebiscito

Por su parte, Camilo Lagos, vicepresidente de la colectividad progresista, cuestionó el intento de algunos parlamentarios de derecha de censurar al presidente del Senado:

“La apuesta del gobierno de polarizar el conflicto es extremadamente peligrosa. Primero se envía un escandaloso proyecto de ley para  castigar con cárcel a los estudiantes que se tomen sus establecimientos, después se suspenden las becas de la JUNAEB, se provoca el portazo a la mesa de negociación, se anuncia la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado, y ahora, se intenta censurar a quienes desean establecer un puente de diálogo y no de represión.

"Esta estrategia es peligrosa y muestra lo peor de la cultura dictatorial que aun persiste al interior de las fuerzas de derecha en nuestro país”, concluyó el dirigente.

Finalmente, los dirigentes progresistas reiteraron que la salida al conflicto pasa por un espacio de negociación que incluya a todos los sectores, y que si finalmente hay puntos de divergencias, se consulte a toda la ciudanía mediante un plebiscito vinculante.

* Periodista.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario