Abr 21 2006
251 lecturas

Economía

Chile: una lección de cinismo. – LA IMPUNIDAD DE AUGUSTO PINOCHET

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En la comuna de Alhué, provincia de Melipilla, región metropolitana, a 180 kilómetros de Santiago, el lunes 17 de abril de 2006, el vetusto anciano Pinochet y su mujer, recorren libremente y con escarnio la comuna de Alhué –su plaza, visitan su iglesia, declarada monumento nacional– con una comitiva de cuatro automóviles; un jeep casi nuevo (en el que viajan él y su mujer más “guardias”), una van grandísima con “guardias”, un Mercedes Benz, como los que este personaje acostumbra usar, y una ambulancia, grande y seguramente completamente equipada.

foto
Sólo resta hacer algunos comentario o preguntas:
¿Puede este “personaje” pasearse así tan impunemente?
¿Es posible desviar tal cantidad de recursos en este tipo de personas, sabiendo todo lo que se sabe y más de lo que no se ha dicho o publicado oficialmente?

Sólo basta decir que eran más de 12 “guardias”, si es que se pueden llamar así, lo que implica en gastos de sueldos, alimentación, viáticos, vestimentas, “armamentos”, ¡porque sí andaban armados!, los vehículos que en total sus costos no eran inferiores a cien millones de pesos.

Más aún añadir que este tipo de “visitas” permiten levantar nuevamente odiosidades y rencores, tanto de un lado como de otro –no debemos olvidar lo que este “personaje” provocó entre los ciudadanos de este país–; entonces la gente común y corriente cae en contradicciones.

foto
¿Así opera la justicia en Chile?
¿Todos debemos soportar los abusos de poder todavía?
Alguien debe mantener todo esto, ¿será con la misma plata?
¿Cuál, la de todos nosotros?
O ¿La que bien sabemos para dónde fue, pero no sabemos su origen ni de donde la sacaron?

Creo y parece ser el sentir de varios –por decir lo menos– que este tipo de “visitas” no ayudan en nada a nuestro pueblo, sólo a volver a las odiosas divisiones, comparaciones y maliciosos comentarios, que desautorizan a la autoridad y poderes existentes en nuestro país.

Sé que tal vez uno debiera sólo dejara pasar esto, como alguien me comentó, pero creo que ya mucha gente calló cuando tenía que hablar. Hoy por lo menos podemos expresar nuestras opiniones, lo que hago aunque sea es sólo eso, y tal vez con la esperanza de que si alguien lee esto pueda servir de reflexión o a lo menos saber que este tipo de “personajes” aún se desplaza a su antojo y más encima con recursos de todas y todos los chilenos, y que incluso a nuestros hijos les afecta, desagrada y les incomoda, por decir lo menos.

———————————–

* jcsimpsoncar@gmail.com

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario