Ago 7 2011
642 lecturas

EconomíaPolítica

China plantea un a nueva divisa de reserva para sustituir al dólar

agencias, surysur

La rebaja de calificación de Standard and Poor’s (S&P) a la deuda de Estados Unidos el viernes desató fuertes críticas a Washington por parte de China y profundizó la alarma de los inversionistas que se propagó esta semana sobre la debilidad de la economía en ambos lados del Atlántico.

China condenó las "miopes" luchas políticas de Estados Unidos por sus problemas de deuda y dijo que el mundo necesita una nueva divisa de la reserva mundial. China, el mayor tenedor de deuda estadunidense (con 1.6 billones de dólares invertidos en bonos del Tesoro estadunidense), "tiene todo el derecho de exigir que Estados Unidos aborde sus problemas estructurales de deuda y garantice la seguridad de los activos en dólares de China", dijo la agencia oficial de noticias Xinhua en un editorial, donde también criticó los "enormes gastos militares" y el "hinchado costo de los programas sociales", y afirmó que los tiempos de constante endeudamiento para ese país terminaron.

La decisión de la más influyente agencia de calificación de desbancar por primera vez en su historia a Estados Unidos del mayor nivel crediticio y la denominación como el país más solvente para invertir, profundizó el temor de los inversionistas sobre una inminente recesión en la mayor economía del mundo (cuando todavía no lograba recuperarse de la de hace dos años), situación que se ve agravada por la crisis de deuda en la eurozona, que amenaza con arrastrar a dos de sus economías más grandes: Italia y España, la tercer y cuarta, que representan 30 por ciento del producto interno bruto (PIB) del bloque monetario.

La rebaja de un nivel a la calificación crediticia de Estados Unidos de "AAA" a "AA+" ocurre además en la misma semana en la que los mercados de valores de todo el mundo tuvieron su peor caída en más de dos años, tras lo cual se esfumaron 2.5 billones de dólares de los mercados globales (cifra comparable a dos veces la economía total de México).

"Debería crearse una supervisión internacional sobre el tema de los dólares etadunidense, además de una nueva, estable y segura moneda de reservas mundiales como opción para evitar una catástrofe causada por un único país", planteó Xinhua, que suele reflejar la política del gobierno de Pekín.

Economistas chinos dijeron que la rebaja de la máxima calificación crediticia a Estados Unidos por parte de la más influyente agencia representa un gran riesgo a los mercados financieros y que esperan que Pekín acelere la diversificación de sus reservas.

El ministro de Finanzas británico, Vince Cable, respaldó el llamado de China sobre la necesidad de establecer otra moneda global de reserva, pero dijo que "no podría ser de la noche a la mañana" y que por el momento el dólar estadunidense sigue siendo clave.

En duda, estatus de superpotencia

En un artículo publicado por el diario británico Financial Times, Mohamed El Erian, jefe de la compañía de inversiones Pacific Investment Management Co (Pimco, una de las más importantes a nivel mundial, que gestiona activos por 1.2 billones de dólares, cantidad comparable al producto interno bruto de México), afirma que rebajar la calificación es "una señal ambigua y sonora de que la fuerza económica y la posición global del país se está erosionando".

La agencia explicó que el gobierno estadunidense, al concentrarse en el "error" de cifras que según él ha cometido, olvidó que había otros factores en la decisión de rebajar la nota. "El aspecto presupuestario evidentemente es un pilar importante de nuestro análisis, pero es sólo uno de los cinco pilares", añadió el presidente del comité de evaluación de S&P, John Chambers.

Los otros cuatro, dijo, son "la configuración política", la solidez de la economía y sus perspectivas de crecimiento, la posición de esta economía frente al resto del mundo, y la política monetaria.

Tras la rebaja de la calificación por parte de S&P, en su mensaje de este sábado el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó a los legisladores a dejar de lado la política luego de una feroz batalla sobre el techo de deuda, diciendo que deberían trabajar juntos para poner en orden las finanzas de Estados Unidos y centrarse en estimular la economía.

En la tarde, la Casa Blanca pidió dejar de lado las diferencias ideológicas para mejorar la situación económica del país. "Debemos mejorar, para dejar clara la voluntad de nuestra nación, la capacidad y el compromiso para trabajar juntos y enfrentar los grandes desafíos fiscales y económicos", dijo el portavoz presidencial Jay Carney en un comunicado.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario