Sep 22 2008
387 lecturas

Política

Cinco escenarios de la semana: Informando desde el globo terráqueo

María Eva García Simone*
 
Eurasia y acuerdos de paz, Israel con nueva conductora, valijas controvertidas y la ONU que “quiere” ampliar el selecto Consejo de Seguridad se encuentran algunos acontecimientos de los últimos siete días.

Siete días, cinco hechos que merecen de un análisis para entender mejor la actualidad internacional. De índole política, económica, militar y social estos acontecimientos son los que se acoplan a la agenda que semana a semana nos toca tratar.

1-Rusia mueve otra pieza más en el Cáucaso

La diplomacia rusa -ni lenta ni perezosa- contrajo compromisos con las regiones independistas de Osetia del Sur y Abjasia (a las cuales Moscú reconoció su independencia), derivando esto en un aumento de la tensión con Georgia y su aliado Estados Unidos. (Ver: “Jaque de Moscú a Washington”. APM. 17/08/08).

Rusia se comprometió tanto con Osetia del Sur como con Abjasia de mantener con ambas una cooperación militar, diplomática y económica y, sobre todo, a procurar defender la paz en estas tierras ante cualquier eventual ataque de Georgia.

Este escenario marca un hito en cuanto reconocimiento de las autonomías de las regiones separatistas iniciado por el presidente ruso, Dmitri Medvédev, cuando el 26 de agosto último, firmó un decreto de reconocimiento a Abjasia y Osetia del Sur. (Ver: "Un halcón detrás del ataque de Osetia". APM. 30/08/08).

Ambas regiones han sido protagonistas de incesantes conflictos étnicos durante la década de los noventa. A pesar de que Rusia ha decidido que sus tropas regresaran de Georgia, con este hecho pretende establecer fuertes alianzas en la zona para volver a resurgir su influencia en el Cáucaso (frontera natural entre Europa y Asia) y en el Mar Negro.

Rusia, a través de la historia, ha sido el protagonista de varios conflictos armados y diplomáticos por la supremacía tanto de la frontera del Cáucaso como en la apropiación de los recursos del Mar Negro. Entre ellos se pueden destacar: La Guerra de Crimea, el Tratado de París de 1856, la Guerra Turco-Rusa (1877-1878), entre otros.

En estos momentos, Rusia pretende posicionarse nuevamente en estas áreas, luego de un complejo escenario de reuniones y conversaciones tanto internas como con sectores políticos de los demás países implicados y organizaciones mundiales, entre las que se hallan la Secretaría General de Naciones Unidas para Georgia.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha demostrado su capacidad de reacción y su perspicacia respecto al conflicto en que se encuentra inmersa la región del Cáucaso y el Mar Negro. Continuando con esta maniobra, suena sorprendente pero es real, que rivales históricos como lo son la propia Rusia y el Estado de Turquía hayan conformado una alianza llamada “Pacto de Cooperación y Estabilidad en el Cáucaso”.

Parece ser que a la hora de la connivencia política, los aconteceres del pasado se disipan y sobrevuelan, sobre todo, los intereses y los beneficios a los que se puedan acceder a través de las diversas ardides diplomáticas, militares, políticas y económicas.

Turquía -como miembro de la OTAN-, principalmente, pretende mantenerse neutral ante la postura de Washington de ingresar sus influencias en la rica región del Cáucaso y el Mar Negro. Por su parte, Moscú no dudó en asociarse al país turco en post de romper con el aislamiento y conseguir apoyo político y militar, sobre todo, teniendo en cuenta el alto de grado de influencia de Turquía en la zona y el hecho de que éste país aún no ha firmado el acuerdo de Paz de la Unión Europea.

Bajo esta doctrina de conseguir aliados, Rusia consideró relevante afianzar sus relaciones con las repúblicas autónomas de Osetia del Sur y Abjasia, dos regiones reconocidas por su capacidad de lucha. Rusia pretende marcar un panorama de afianzamiento y reciprocidad interna para delimitar la injerencia occidental.

Lavrov manifestó: “Rusia, Osetia del Sur y Abjasia tomarán todas las medidas conjuntas posibles para eliminar y evitar amenazas a la paz o intentos de destruirla, y para contrarrestar actos de agresión contra ellos por parte de cualquier país o de cualquier grupo de países”. Además, afirmó que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas deberá incluir a los representantes de dicha zona para debatir sobre cuestiones de seguridad regional; de lo contrario, esto carecería de “sentido”.

2- ¿Se agranda el club selecto de la ONU?

El segundo escenario hace referencia a uno de los organismos internacionales partícipe de los sucesos relatados anteriormente: la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Cuando se trata de conflictos, la ONU siempre tiene un lugar asegurado – aunque relativamente intrascendente-, en este sentido, planea renovar su misión de observadores militares en Georgia para mediados del próximo mes como consecuencia de la actuación rusa.

No obstante, este no es el caso por el que la ONU se incorporó a los “Cinco escenarios de la semana”, sino que lo que se destaca de los últimos días, es que la Asamblea General de este ente abrió las puertas para que “la familia se amplíe”. Cinco países serán los nuevos integrantes del Consejo de Seguridad como miembros permanentes y con derecho a veto.

Se trata del cuerpo más poderoso de la ONU teniendo en cuenta la gran escala en que se desatan, día a día, hora tras hora, los conflictos – diplomáticos, armados, políticos – a lo largo y ancho del mundo.

Varios diplomáticos consideraron a este hecho como un avance "histórico", ya que aumentará la representatividad del Consejo para los tiempos futuros. Cabe remarcar que los candidatos a acceder al selecto club son: Alemania, Brasil, Japón, India y un país africano que probablemente sea Sudáfrica.

El cuerpo que cuenta con 15 naciones ha comenzado el proyecto de ampliación en 1993 pero habrá que esperar hasta el próximo año para que éste sea concretado definitivamente. Esto se debe a que para acceder a la ampliación se debía contar con un consenso, cuestión que no tuvo acatamiento por miembros claves como Italia y Alemania.

Por su parte, los diplomáticos de la ONU coincidieron en afirmar que llevar dicha discusión fuera del comité y expandirla hacia la posición de los 192 estados-miembro, permitiría llegar a un acuerdo mayoritario que amplíe definitivamente el cuerpo.

Es necesario tener en cuenta que Estados Unidos y la Unión Europea (UE) cumplen un rol sumamente primordial dentro de este organismo y que sus posturas e ideas tienen un excesivo peso que atenta sobre la igualdad de cada uno de sus miembros. A su vez, China, en los últimos tiempos, ha acrecentado su poder dentro del Comité.

3- Como bolso (en este caso, valija) sin manija

La controvertida “valija de Antonini” continúa generando polémica y siendo foco de debates diplomáticos entre Estados Unidos y Argentina. Luego de varias idas y vueltas, la justicia estadounidense decidió juzgar al “empresario” Guido Alejandro Antonini Wilson, desoyendo los pedidos del gobierno argentino de extradición y posterior juzgamiento en el país.

Este proceso debería llevarse a cabo en Argentina, país epicentro de este delito. No obstante, la justicia estadounidense ha tomado una posición de intransigencia, sin responder a los cuatro pedidos de extradición dirigidos desde el país del sur.

Muy poco fue lo que se dijo respecto de la llegada -aquel 6 de agosto del 2007- de Antonini al aeropuerto argentino con 800 mil dólares sin declaración legal. A pesar de esto, los fiscales arremeten contra el Gobierno argentino, esquivando los cuestionamientos hacia, por ejemplo, el venezolano Antonini, quién tenía en sus manos dicha suma de dinero para nada irrisoria.

La justicia estadounidense expuso principalmente que la valija no pertenecía al venezolano, sino al ex funcionario Claudio Uberti, que compartió el viaje desde Caracas con Antonini. Además, que el dinero estaba destinado a la campaña presidencial de Cristina Fernández y que el libre paso de la misma y de quienes la transportaban estaba asegurado por el ex presidente argentino Néstor Kirchner y por el presidente bolivariano, Hugo Chávez.

No obstante, el ex funcionario del Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI), Claudio Uberti, y el actual ministro de planificación, Julio De Vido, recalcaron su inocencia a través de cartas presentadas ante el juzgado en lo Penal Económico a cargo de Daniel Petrone. Este magistrado viajará a Miami para incorporar a la causa de la valija las pruebas que él posee acerca de este escandaloso caso.

A pesar de que la misma no se encuentra esclarecida, correspondería que las resoluciones del caso se diesen en el escenario argentino y no en Miami, ya que de esa manera se estaría ingresando en una pérdida de autonomía judicial.

4- La “Dama de Hierro” israelí

El próximo escenario tiene como protagonista a una mujer que se halla muy cerca de acceder al poder político israelí y promete mantener una posición dura y afianzada respecto a la relación con Irán. Se trata de la canciller, Tzipi Livni, que fue elegida como sucesora del premier Ehud Olmert.

Livni, quien cumple funciones como ministra de Asuntos Exteriores de Israel, se impuso en los últimos comicios internos del partido centralista Kadima de manera sorpresiva como la próxima reemplazante de Olmert. De esta manera, se encuentra un paso más cerca de dirigir el Gobierno judío.

Livni sería la segunda mujer en ascender al poder político israelí luego de Golda Meir. No obstante, ambas recorrieron caminos muy distantes entre sí para cumplir con sus cometidos. Una de las cuestiones que las diferencian es el corto tiempo con que Livni -nacida en 1958- llegó a la puerta de acceso al poder, tras tan solo una década de ejercicio político.

Además, la por ahora canciller israelí -antes de adentrarse en el escenario político- fue teniente del ejército, agente del Mossad (el servicio secreto israelí) y desempeñó funciones como abogada comercial. Su actitud combativa es la misma que hoy no la hace dudar en afirmar que será estricta en cuanto al accionar de Israel contra Irán en el conflictivo escenario de Medio Oriente.

El actual ministro Olmert fue quien la nombró, en el año 2006, canciller y viceprimera ministra. Sin embargo, tras los continuos cargos de corrupción que se imputan en contra de Olmert, Livni decidió distanciarse del funcionario y exigió abiertamente su renuncia al cargo de ministro.

Luego de estos episodios, esta mujer reconocida por su carisma, fue apodada por sus opositores "Tzipi navaja" y considerada una traidora. A su vez, se convirtió en una de las principales detractoras de Olmert y de las acciones de su gobierno.

Livni aparece en una sociedad israelí agotada por los actos de corrupción del régimen de Olmert y por los avatares de las continuas disputas entre los países vecinos de Medio Oriente, como Irán. A través de la conformación de un nuevo gabinete que pretende romper con las estructuras que guiaron al país hasta este momento, Livni planea una política fuertemente agresiva sobre el pueblo palestino.

Esto es lo que consideran los miembros del Movimiento de Resistencia Islámica palestino Hamás. "La llegada de Livni al poder significaría la continuación de la misma política de represión y de agresión contra el pueblo palestino ejercida por los dirigentes sionistas que la precedieron", afirmó el portavoz de Hamás, Fawzi Barhum, en un comunicado difundido en Gaza.

A pesar de que Livni como Ministra de Asuntos Exteriores comanda, desde hace meses, un acuerdo de paz con los palestinos; se prevé que la dirigente continuará con los incesantes ataques militares en la franja de Gaza, que azotan cada vez con mayor fuerza a todo el pueblo palestino, amenazado, a su vez, por la posible invasión estadounidense.

A su vez, Irán es el blanco de la política de Livni y excusada detrás del objetivo de que Israel mantenga el carácter de Estado judío y democrático, esta dirigente política -desde sus inicios- ha mantenido una postura anti-iraní muy contundente.

De esta manera, Livni, el año pasado durante la 62º Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), expresó, coincidentemente con lo expuesto por el presidente estadounidense George W. Bush, que Irán es una “fuente de inestabilidad” en la zona de Medio Oriente y pidió a la comunidad internacional que actúe contra aquella nación para evitar que se siga desarrollando el presunto programa nuclear iraní. Además, agregó “ningún estado responsable rechaza que Irán es el más importante patrocinador del terrorismo”. (Ver: “Irán, el objetivo central”. APM. 01/10/07).

5- Lula por dos

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, expresó la semana pasada su "preocupación" ante la proximidad de la IV Flota de la armada de Estados Unidos a la frontera marítima brasileña, donde fueron halladas importantes reservas de petróleo ubicadas en aguas muy profundas.

"Obviamente nosotros estamos preocupados, porque es muy cerca de la frontera marítima brasileña y creemos que no necesitamos de la IV Flota", dijo el mandatario, tras inaugurar una plataforma petrolera de la empresa Petrobras en el sur de Brasil.

Lula recordó que la reciente reactivación de la IV Flota ha sido tema de conversación con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y de negociaciones entre el canciller brasileño, Celso Amorim, y la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice.

"Ellos dicen que no es nada, que tan sólo es una cosa para investigaciones. De cualquier forma, nosotros estamos preocupados", remarcó el presidente brasileño.

Según Washington, la IV Flota navegará en el mar Caribe este mismo año y tendrá una actividad reducida, que incluye misiones humanitarias por América Central, el Caribe y América del Sur. Su reactivación, sin embargo, generó duras críticas de varios gobiernos latinoamericanos, principalmente del presidente venezolano, Hugo Chávez.

En los últimos meses, Brasil descubrió yacimientos petroleros en alta mar, en una franja de 800 kilómetros, próximos a la frontera marítima.

"Lo que necesitamos es que nuestra marina cuide de nuestras plataformas y nuestro (yacimientos) ´subsal . Somos un país tranquilo. No hablamos de guerra, hablamos de paz. No queremos conflicto, queremos desarrollo", indicó Lula.

Sin embargo, las palabras de Lula en torno a los movimientos estadounidenses en la región también se enfocaron en otro escenario: más precisamente el de Bolivia.

Cabe recordar, que hace dos semanas el Gobierno de Bolivia declaró persona no grata al embajador de Estados Unidos en el país, Philip Goldberg, tras acusarlo de respaldar a los grupos opositores autonomistas que bloquearon carreteras, ocuparon entidades gubernamentales y afectaron el suministro de gas natural a Brasil.

En ese marco, Lula afirmó que si el ex embajador de Estados Unidos en La Paz realmente tuvo injerencia en asuntos internos de Bolivia, el presidente Evo Morales actuó correctamente al expulsarlo.

El mandatario brasilero aseguró que “si es verdad que el embajador de Estados Unidos se reunía con la oposición a Evo Morales, él está correcto en expulsarlo”.

En una entrevista transmitida por el canal público TV Brasil, Lula manifestó que “el papel de un embajador no es hacer política dentro del país”.

“Tampoco es de hoy la famosa interferencia de las embajadas estadounidenses en varios momentos de la historia del continente americano. Creo que hubo un incidente diplomático. Si el embajador estaba teniendo injerencia en la política, Evo hizo lo correcto”, sentenció.

Es así como los cinco escenarios, tan lejanos y distantes pero, a la vez, cercanos, irrumpen en la actualidad del mundo, marcando la interrelación entre conflictos, poder, corrupción, guerra, paz y un sinfín de adjetivaciones que hacen a este orbe que no se detiene en su andar, brindando cada vez más cuestiones para analizar y reflexionar con el fin de entender mejor lo que sucede.

*Publicado en APM.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario